Política

Recorte a las mangueras

Gobierno nacional se queda con dinero de bomberos

Denunciaron que el Ministerio de Seguridad que comanda Patricia Bullrich adeuda unos 147 millones de pesos de 2017. Durante este año, la recaudación del fondo especial para los cuarteles de todo el país fue de 1.600 millones de pesos y sólo se distribuyeron 1.245 millones


Vocación y satisfacción de ayudar al otro. Estas son las razones que el presidente de la Federación Santafesina de Asociaciones de Bomberos Voluntarios, Enrique Martín, señaló a la hora de explicar los motivos que llevan a estos héroes sin capa a dedicar horas de su vida y estar al pie del cañón ante cualquier emergencia, sin recibir remuneración. Pero parece que desde el gobierno nacional no lo reconocen y desde el año pasado el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich viene quedándose con el dinero que le corresponde a los más de 1.000 cuarteles que hay en todo el país, 148 de ellos en distintas ciudades y pueblos de Santa Fe.

Los Bomberos Voluntarios se financian con la ley 25.054. El Estado recauda un 0,5% de todas las pólizas de seguro que venden las compañías y se encarga de distribuir y controlar ese dinero entre todos los cuarteles del país. El ajuste comenzó el año pasado, cuando quedaron unos 147 millones de pesos sin transferir. Este año se repartieron unos 1.245 millones de pesos, cuando lo recaudado fue de 1.600 millones.

Según explicó Martín en diálogo con El Ciudadano, cada cuartel debería estar cobrando 1.700.000 pesos anuales y sólo recibe 1.060.000. Además de lo adeudado por 2017, hay que sumar la disparada del dólar. “Todas las herramientas que necesitamos son importadas, por lo que la suba del dólar es una complicación que se suma a los recortes”, expresó el titular de los bomberos santafesinos, que ratificó el “estado de alerta” en todo el territorio nacional.

“El dinero que nos están sacando es de un fondo específico para los Bomberos Voluntarios, no es plata del Tesoro Nacional. La ley es clara y esos fondos no se pueden usar para otra cosa”, señaló Martín.

Un bombero debe estar preparado las 24 horas del día. En casos especiales, como ocurrió durante la tragedia de Salta y Oroño en 2013, los efectivos pasan días enteros trabajando y de estos dolorosos momentos surgen los héroes.

No cobran sueldo. El Estado santafesino brinda la cobertura de Iapos a los bomberos que no cuentan con una obra social y paga el seguro de los efectivos y las unidades móviles. Sólo los bomberos con más de 25 años de servicio y 50 años de edad cobran cerca de 9.000 pesos mensuales como reconocimiento a su trayectoria.

“Sirenazo” espontáneo

 

Martín ratificó el estado de alerta de los Bomberos Voluntarios de todo el país y no descartó una protesta en los próximos días. El domingo pasado, de manera aislada y mediante una convocatoria que ganó impulso en las redes sociales, algunos cuarteles hicieron sonar sus sirenas al mediodía como señal de protesta contra el ajuste.

Desde la Federación Santafesina decidieron no adherir, ya que, según Martín, “no es algo que estaba consensuado en el consejo nacional, sino una inquietud que se viralizó en las redes sociales”.

“Fueron protestas totalmente válidas pero nosotros no bajamos ningún lineamiento. Cada cuartel que hizo sonar las sirenas lo hizo por su cuenta. No descarto que en el corto plazo pueda haber una protesta nacional pero por ahora sólo estamos hablando con diputados y senadores para que hagan llegar nuestro reclamo al Congreso”, explicó el referente de los bomberos de Santa Fe.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios