Edición Impresa, Política

Giustiniani: “Va a ganar el que más transpire la camiseta”

El precandidato a gobernador del FP está “entusiasmado” y dijo que recorrerá la provincia “varias veces”.

“Estamos entusiasmados porque tenemos mucha adhesión”, aseguró ayer el senador nacional Rubén Giustiniani, precandidato a gobernador por el Frente Progresista y rival, en las primarias del 22 de mayo, del también socialista Antonio Bonfatti –el favorito de Hermes Binner– y de los radicales Mario Barletta y Luis “Changui” Cáceres. Con esa frase, y sin exhibir nuevos sondeos de intención de voto, el presidente del socialismo busca instalarse como el candidato que encabeza las encuestas, aunque Binner afirmó que hay otros sondeos que lo ubican arriba a Bonfatti.

“Lo importante es escuchar a la gente porque son las demandas de la sociedad las que nos tienen que preocupar para tratar de direccionar una acción de gobierno”, siguió Giustiniani. El precandidato comentó que en su recorrida por la provincia marcha “muy bien” y se mostró optimista respecto de las primarias, en las que deberá enfrentar al candidato del gobernador y al postulante que apoya el sector orgánico de la UCR. “Nosotros estamos muy entusiasmados porque tenemos mucha adhesión. Recogemos el afecto de la gente y hacemos propuestas”, declaró el senador socialista.

Consultado por las demandas que escucha con mayor frecuencia en sus recorridas por la provincia, Giustiniani contestó: “En las grandes ciudades como Rosario y Santa Fe, el tema de la seguridad aparece recurrentemente. También el tema del trabajo. En las localidades más chicas, la cuestión agropecuaria, la situación de los pequeños y medianos productores. Y el tema de los servicios públicos: luz y agua para todos son temas que hay que trabajar todos los días, no sólo durante la campaña”.

Semanas atrás el senador nacional difundió encuestas que lo ubican al tope de las preferencias dentro del Frente Progresista. Ahora se muestra más cauto: “Es un buen arranque, pero la campaña es larga y vamos a tener que transitar la provincia varias veces. La gente nos va a ver con propuestas, dialogando con los vecinos cara a cara y va a ganar quien más transpire la camiseta”.

Giustiniani apeló a otra metáfora deportiva: “Tener buenos números de partida es positivo. Pero una campaña electoral no es como un partido de fútbol, que si uno arranca ganando cuatro a cero después aguanta el resultado. Una campaña electoral es semana por semana. Es como un partido de tenis: hay que ganar todos los puntos y todos los sets”.

—El ministro Bonfatti dijo que las encuestas son sólo hipótesis y que lo importante es el apoyo de la gente en las recorridas por la provincia. ¿Usted qué opina?

—Nosotros recibimos una adhesión muy positiva. Vemos mucho afecto, lo notamos en la calle. La ciudadanía nos recibe con afecto, pero también con demandas. La campaña electoral sirve para eso: un contacto directo con la ciudadanía y en ese contacto personal uno transmite sus propuestas. Son dos meses y medio de campaña; hay que caminar la provincia y hablar con la gente sobre nuestro compromiso, para que luego la gente nos acompañe con su voto.

Comentarios