Edición Impresa, El Hincha

Top Race en Rosario

Girolami y Altuna, los ganadores en el Fangio

Uno a la mañana y otro al mediodía cantaron victoria en el autódromo de Rosario.


El día acompañó, el público también y el espectáculo mucho más. Fue un domingo a pura adrenalina, con dos carreras y con luz verde. Y con Rosario como protagonista. Franco Girolami y Mariano Altuna se quedaron con las alegrías del Top Race V6, divisional que visitó por quinto año consecutivo el Juan Manuel Fangio.

Un gran plato fuerte

Toques y más toques. Fricción. Incidentes. Cambios de líder. ¡De todo! Como si fuese la última carrera de sus vidas. Así salieron a disputar la segunda competencia de este domingo del Top Race V6 los 23 protagonistas que largaron la final. Y recién cuando se bajó la bandera a cuadros se conoció el ganador, ya que antes hubo 34 vueltas de pura emoción y enorme acción en el Juan Manuel Fangio. Festejó Mariano Altuna, que se vio beneficiado por una sanción a Diego Azar, quien venía liderando en soledad.

En las primeras 15 vueltas los punteros se alternaron el primer lugar, aunque una vez que la prueba se normalizó, Diego Azar demostró que tenía un auto demoledor, pues sacó una diferencia enorme. Pero cuando se encaminaba a la victoria, los comisarios deportivos lo sancionaron por un toque tempranero contra Luis José Di Palma y así debió hacer un ‘pase y siga’ por boxes, cediéndole el lugar de privilegio al Monito Altuna, quien aprovechó la ocasión y pisó el acelerador a fondo hasta el banderazo. Segundo arribó el experimentado Fabián Flaqué y tercero el joven Lucas Guerra.

Fue tan dura la carrera que una docena autos completaron las 34 vueltas y los tres integrantes del podio largaron del puesto 10 hacia atrás. Así, los más privilegiados fueron los espectadores, que disfrutaron de un gran espectáculo en el autódromo rosarino.

Un veloz desayuno

Fue uno de los grandes protagonistas del fin de semana. Desde el viernes, cuando hubo pista libre, marcó el mejor tiempo. El sábado volvió a demostrar contundencia en los ensayos y luego en la clasificación también voló, pese a los kilos que cargaba su Mitsubishi, para lograr el “1”; pero una maniobra peligrosa le impidió adueñarse de la pole. Ayer largó desde el segundo lugar de la grilla y desde el semáforo verde mostró que iba a pelear por la victoria. Y en un puñado de vueltas se apoderó de la punta, algo que jamás perdió hasta ver la bandera a cuadros. ¿El protagonista de esta historia? Franco Girolami. Sí, el joven de Isla Verde se quedó con el triunfo en la primera carrera del Top Race V6 en el autódromo de Rosario de manera contundente.

Feroz. Así fueron las primeras vueltas en el Juan Manuel Fangio. Los pilotos más competitivos de la divisional mostraron las garras desde el primer giro y así se pudo ver a Agustín Canapino en pole pero a Franco Girolami y Christian Ledesma acechando. Mientras que Néstor Girolami, desde el cuarto lugar, también mostraba que quería pelear. Se habían corrido apenas cinco kilómetros y todo cambió. El menor de los Girolami entró mejor armado al curvón que da a avenida Jorge Newbery, emparejó el andar de Canapino y en plena recta lo pasó por arriba. Así fueron transcurriendo las vueltas con pocos cambios atrás. Pero cuando se extinguía la final Canapino perdió varios lugares (¿estrategia para largar mejor la segunda final?) y así Ledesma heredó el puesto de escolta, pasando Bebu Girolami al tercer escalón del podio. La carrera terminó con una polémica, porque en la entrada a la recta, en la zona del curvón, cuando faltaban metros para el final, Ricardo Risatti fue tocado por Luis José Di Palma y no pudo llegar.

Rosario tuvo dos ganadores y vivió un fin de semana a puro automovilismo. Y del bueno. Que pronto se repita…

Comentarios