El Hincha

Gimnasia perdió en casa ante Belgrano y sigue en la búsqueda de su identidad

El elenco que conduce Mariano Junco está recorriendo el proceso que va desde reunir apellidos hasta formar un equipo


Augusto Capra conduce el ataque de Gimnasia. Fotos: Juanjo Cavalcante.

El camino que hay desde reunir apellidos hasta formar un equipo puede recorrerse muy rápido o demorar un tiempo. En el deporte de conjunto, en la identidad de juego colectivo y en la construcción de grupos no hay garantías ni precisiones, por lo que el trabajo y la paciencia suelen ser consejeros necesarios en el trayecto.

Gimnasia luce en esa etapa, en el momento que requiere un punto de inflexión en su plantel para terminar de entrar en ritmo, de asumir roles y protagonismo, de identificar responsabilidades, porque se acercan los duelos por los puntos.

Lógicamente, contar con jugadores de jerarquía y talento brinda una tranquilidad, pero hay cosas que son imposibles de acelerar. Y el entendimiento más fluido de los de Junco todavía no se concreta en el potencial posible.

En la noche del viernes el amistoso preparatorio del mensana ante Belgrano de San Nicolás se cerró con triunfo visitante por 72 a 70 con buenas labores de Federico Aldama (22 tantos, imposible de contener en la pintura) y de Federico Gobetti (20), pero estuvo marcado por los vaivenes de juego del local, que esta vez no repartió tantos los minutos como en los duelos anteriores. En Gimnasia anotaron Capra 12, Borsellino 14, Yanson 13, Evangelista 10 y Chiana 12.

Belgrano lució más suelto y prolífico, y tras un primer cuarto favorable a Gimnasia 22 a 20, encontró en Aldama el dueño de la zona pintada y fue más rápido y claro para ocupar espacios y dañar a su rival. Desde allí los dirigidos por Ariel Amarillo comandaron los parciales 43 a 36 y 60 a 52 ante un local que falló mucho (pero mucho) cerca del aro y en los lanzamientos simples.

Fue en el período de cierre cuando Gimnasia cambió un poco la forma y lo hizo desde la intensidad defensiva para contagiar al ataque. Goyo Traglia fue importante para mostrar el camino de la reacción sumado al gol de Borsellino y Capra pero no alcanzó para cambiar el rumbo del juego y ganarlo. No hubiera modificado para nada los conceptos ni las necesidades, porque Gimnasia en este momento no busca un resultado sino una identidad.

Comentarios