Edición Impresa, El Hincha

La historia de tu club

Gigante del Sur: Tiro Suizo, un grande de la zona

Acredita 126 años de vida, fue fundado en septiembre de 1889 y cuenta con casi 5 mil asociados.


Cae la tarde en Rosario y el movimiento peatonal y vehicular se multiplica en una angosta callecita de zona sur. Automóviles en doble fila complican la circulación por la cortada Raffo a la altura del 5100. Profesores de distintas disciplinas y jóvenes deportistas entran y salen –algunos acompañados por sus padres- por debajo del Arco del Triunfo, esa maravilla arquitectónica que cordialmente ofrece la bienvenida a socios y visitantes a la Sociedad Tiro Suizo Rosario. El Gigante del Sur, tal como se lo denomina popularmente, acredita 126 años de vida y fue fundado la tercera semana de septiembre de 1889 por la comunidad helvética.

“En la cortada me viste crecer”, reza en uno de los paredones de la cancha de futsal. La referencia es inequívoca. Allí, en Tiro Suizo, cerca de 5 mil asociados reciben la contención social, disfrutan de las instalaciones del club y la mayoría practica alguna que otra de las 15 disciplinas (entre deportes y talleres) que ofrece la institución: fútbol, hockey, voley, básquet, judo, gimnasia deportiva, futsal, natación, taekwondo, tiro al blanco, tenis, patín, aikido, ajedrez y ritmos latinos.

Cuando finaliza el horario de clases, Tiro Suizo adquiere la fisonomía de club en movimiento. “Además de lo estrictamente deportivo, el club cumple una función social preponderante para la zona sur”, indica Claudio Polo, presidente de la institución desde hace 8 años y quien ha pasado por casi todos los cargos dirigenciales de la comisión directiva.

De hecho, la Policía Comunitaria de Santa Fe tiene su espacio desde abril de 2015 con tres dependencias en Tiro Suizo. “Le ofrecimos un lugar a partir de la buena relación institucional que tenemos con la Provincia. Cuentan con una sala de reuniones para recibir a los vecinos, oficina y un lugar para guardar los vehículos”, apuntó Polo.

También Tiro Suizo articula acciones en conjunto con la Municipalidad de Rosario, a través del desarrollo de los talleres de ajedrez y de ritmos latinos que promueve el Distrito Sur. “Además le abrimos la puerta del club a establecimientos educativos de la zona para que los alumnos vengan a realizar las clases de educación física. En nuestro natatorio, la Municipalidad realiza actividades con grupos de personas con capacidades especiales”, cuenta el presidente tirolense.

Asimismo el directivo agradece la decisión política del gobierno provincial de colaborar permanentemente con los clubes de barrio.

A través del Plan Abre, la institución de la cortada Raffo pudo inaugurar el año pasado el nuevo techo parabólico del histórico salón de usos múltiples, que junto al arco de ingreso y al polígono de tiro, son los tres bastiones originales desde que Tiro Suizo se fundó en setiembre de 1889.

“En este mismo salón en donde las chicas practican gimnasia se han hecho bailes, casamientos y fiestas de todo tipo”, agrega el tesorero Daniel García. En el salón contiguo, en donde antiguamente estaba una cancha de bochas, se realizan reuniones.

Por intermedio del mismo programa provincial de saneamiento, Tiro Suizo proyecta  nuevas obras en el espacio que une a los polígonos con ese inmenso tinglado que alberga una cancha de básquet y dos de voley. “Ahí queremos construir una carpeta de cemento para hacer más canchas y aumentar los horarios de las diferentes actividades”, asegura el presidente Polo.

Detrás del polígono principal del predio aparecen tres canchas de tenis de cemento. “Allí también tenemos programadas obras que próximamente daremos a conocer”, apuntó Daniel García.

A pesar de los múltiples incrementos en las tarifas de los servicios (ver aparte), por ahora Tiro Suizo se esfuerza y mantiene los valores razonables de la cuota societaria. El grupo familiar compuesto por hasta 5 integrantes cuesta 510 pesos por mes, mientas que el socio individual mayor paga 70 pesos y el menor 140.

Tarifazo, el impacto

El pasado martes en la sede de Tiro Suizo se realizó el 2º encuentro zonal de clubes afectados por el notable aumento de la tarifa de luz.

“Figuramos en la categoría de grandes consumidores y en el mes de febrero pagamos 14 mil pesos. Pero ya en marzo y abril llegamos a abonar más de 20 mil pesos”, confió el presidente tirolense Claudio Polo.

En la reunión se firmó y comenzó a circular el petitorio que Areda (Asociación Rosarina de Entidades Deportivas Amateurs) y las instituciones deportivas le elevarán al gobernador Miguel Lifschitz, para fundamentar el pedido de un tratamiento tarifario diferentes para los clubes, que ya solicitaron una audiencia ante las autoridades de la EPE.

Sentido de pertenencia de un barrio

Hace rato que Tiro Suizo dejó de ser sólo un club, a tal punto que le da sentido de pertenencia a un barrio. Hoy el nombre de la institución que se forjó allá por 1889 se convirtió en epicentro de una zona populosa que creció en todo aspecto, se modernizó y avanzó incluso en lo comercial.

Pero en aquel primer momento, en el septiembre de 1889 un grupo de ciudadanos miembros de la colectividad helvética del Cantón Ticino se decidió a formar una institución suiza de tiro a la que denominaron Tiro Suizo Unión Liberal Ticinense de Rosario. Emilio Canova, Alejandro Máspoli y Carlos Barrioni fueron tres de sus fundadores.

El nombre no era casualidad. El polígono para ejercicio de tiro al blanco tenía por finalidad proseguir en esta tierra con las viejas costumbres de la añorada patria europea, y fomentar la práctica. Esas primeras instalaciones estaban ubicadas en las afueras de la ciudad, sobre las barrancas del Paraná, en las inmediaciones del entonces denominado Puerto del Saladillo, y en terrenos donados por el Señor Manuel Arijón en abril de 1890.

El 3 de septiembre de 1894 se le dio su actual nombre: Sociedad Tiro Suizo Rosario y también se adquirió un terreno de 40 mil metros cuadrados en la prolongación de la calle San Martín camino al Saladillo.

El nuevo stand se construyó en la intersección de la calle Lamadrid y la cortada Raffo, y se inauguró el 19 de agosto de 1895 en ocasión del “VII Gran Tiro Federal Suizo del Río de la Plata”, certamen del que participaron 365 deportistas. En aquellos tiempos el paraje era desolado y escasos los tranvías y carruajes que llegaban hasta las afueras de la ciudad adonde estaba emplazado. Las pocas casas que se levantaban en las inmediaciones debían proveerse de agua potable en el único pozo habilitado, que al igual que la estafeta postal, se hallaba en el stand del Tiro Suizo.

La actividad madre de la entidad naturalmente es el tiro, y son numerosos los triunfos que sus representantes obtuvieron. Entre sus más destacados exponentes se pueden mencionar a Mesa, Papis, Olmos y Logiúdice.

Un momento clave en la expansión del club fue la construcción de la pileta de natación en el verano de 1971. Ese logro se constituyó en un punto de partida para su desarrollo ya que luego se agregaron fútbol, básquet, tenis, bochas, handbol, kung fu y vóley, entre tantas otras.

Se trata de un gigante imponente del Sur, que impacta desde el mismísimo ingreso con el arco del triunfo (de 8,70 metros de altura) ubicado sobre la cortada Raffo y ornamentado con los escudos argentino y suizo. En lo alto, la estatua de la Libertad de 3 metros de altura. Su restauración, el año pasado, le devolvió una fachada tradicional al barrio.

Pasaron por la cortada

Ángel Correa, Franco Di Santo, Lorenzo Faravelli, Jorge Drovandi y Horacio Ameli han sido algunos de los futbolistas que pasaron por las canchas de Tiro Suizo. “Somos un club con espíritu amateur y nos cuesta retener jugadores que en fútbol se van a jugar por plata a ligas del interior y que en básquet son tentados por clubes que cuentan con respaldo económico de sectores privados”, comenta el presidente tirolense.

En básquet, el primer equipo de Tiro Suizo viene de conseguir el ascenso de la C a la B de la Rosarina. “Nuestro proyecto pasa por consolidar las inferiores y nutrir nuestro primer equipo con jugadores surgidos en el club”.

No hay temporada de pileta en Tiro Suizo. Todo el año hay actividad en el complejo acuático del club. Las aguas del natatorio, climatizadas en meses de bajas temperaturas, se mueven al compás de las brazadas de los nadadores de nivel competitivo y de los chicos que asisten para aprender a nadar.

Tiro Suizo cuenta con un polígono de 20 líneas para arma corta de 25 metros, un polígono de tiro rápido de 12 metros, y un polígono de arma larga grueso calibre de 10 líneas de 150 metros. Allí, cerca de 400 tiradores afinan puntería.

Comentarios