Gremiales

Una de cal y una de arena

General Motors: frena producción, pero fabrica más modelos

General Motors, la automotriz más importante de la provincia que cuenta con unos 1.500 empleados parará su producción. Desde el gremio negaron despidos y anticiparon que se fabricarán dos nuevos modelos de autos.


En un contexto económico y social en el país que golpea fuerte a la producción de industrias, pymes y pequeños comercios, la noticia de que General Motors, la automotriz más importante de la provincia que cuenta con unos 1.500 empleados parará su producción por cinco días, generó toda suerte de incertidumbre. Desde el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) explicaron que “no habrá despidos ni suspensiones, se cobrará el 80 por ciento del sueldo bruto proporcional en  los días que no haya producción”, sostuvieron desde el gremio. Y agregaron que “dos modelos nuevos de autos que van a salir entre este año y el que viene”. Las malas giran en torno a que se volverá a frenar el ciclo productivo hasta que se estabilice el funcionamiento entre 2018 y 2019.

Este martes, referentes de Smata y representantes de la empresa se reunieron en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación, de Rioja y Sarmiento, para formalizar el cierre temporario que irá del 27 de abril próximo hasta el 4 de mayo, y asegurar el cobro de los empleados.

Walter Cabrera, secretario gremial, brindó algunos detalles mientras esperaba en la antesala del recinto en donde se desarrollaba la reunión y dijo que la planta, ubicada en Alvear, vio alterada en su producción por “la fluctuación del mercado”.

Días atrás, el secretario general de Smata, Marcelo Barros, había explicado también la situación: mermó el armado en la planta “por la baja en las ventas del nuevo Chevrolet Cruze en Brasil”, país que compra casi el 80 por ciento de la producción del vehículo, y también porque “la firma cambió de proveedor de repuestos”.

Cabrera insistió con llevar tranquilidad a los trabajadores y a sus familias, y destacó que en argentina el nuevo Cruze “se está vendiendo bien”. Con respecto al 80 por ciento del sueldo bruto que percibirán los empleados por los días que la planta esté paralizada, el gremialista consideró que en números reales representa casi el ciento por ciento del salario neto, por lo cual no repercutirá en sus ingresos.

En cuanto a la suspensión de actividades del 2018, desde el gremio indicaron que “es probable que se repita la situación pero que el sueldo de los trabajadores estará asegurado”.

En caso de que la industria automotriz active la producción de los dos nuevos modelos de automóviles, Barros dijo: “Estimamos que a mediados de 2019 desde la firma van a empezar a tomar más gente para abastecer la demanda productiva”.

General Motors según Smata produce 15 autos por hora, doce menos de los que producía en 2017. Insistieron sobre la importancia de llevar tranquilidad a los trabajadores. “El trabajo está asegurado ya que tenemos un acuerdo con la empresa de que hasta 2020 no habrá despidos ni suspensiones”, dijo Cabrera.

Barros sostuvo este lunes que “la empresa no tiene abierto ningún registro de retiro voluntario” y que a fines de 2019 empezarán a salir “nuevos autos de General Motors”,  aunque está definido aún si se trata de automóviles o camionetas.

General Motors cuenta con alrededor de 1.500 trabajadores, unos 200 son de las localidades de Alvear, Villa Constitución, Arroyo Seco y San Nicolás (provincia de Buenos Aires); una cifra similar provienen de San Lorenzo y Fray Luis Beltrán, entre otras ciudades de la zona y, en su mayoría, de Rosario. Todos son empleados calificados.

Cabe recordar que a mediados de 2017 la compañía invirtió cerca de 500 millones de dólares para la fabricación de uno o dos nuevos modelos de automóviles. El mismo presidente de la firma, Carlos Zarlenga, dijo en aquella ocasión que la puesta en marcha del proyecto permitiría generar nuevas fuentes laborales en 2020.

Comunicado

A través de un comunicado la compañía informó que “con el objetivo de adecuar el volumen de producción a recientes fluctuaciones de mercado, la planta suspenderá actividades del viernes 27 de abril al viernes 4 de mayo, retornando a la actividad normal el lunes 7 de mayo”.

Si te gustó esta nota, compartila