País, Política

La puja con los hidrocarburos

Geese: “Las bionergías tienen el potencial del desarrollo social y la desconcentración económica”

La ex secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese, consideró que con “la actualización de precios y la prórroga de la ley 26.093 se va por buen camino luego de estar las pymes del sector cinco meses paradas y sin respuestas que llevó a un estado de desesperación a las empresas productoras"


La ex secretaria de Energía de Santa Fe, cofundadora de la Liga Bioenergética de Provincias y una de las principales referentes del sector de los biocombustibles, Verónica Geese, se refirió a las necesidades del desarrollo futuro de la industria, su rol en la lucha contra el cambio climático, la puja con los hidrocarburos y las condiciones para un sector más eficiente y competitivo.

Geese señaló que “las bioenergías pueden cumplir un rol energético destacado en la matriz nacional y, a la vez, representar la oportunidad del desarrollo regional, social y de desconcentración de la actividad económica, con un menor impacto del medio ambiente”.

La ex secretaria de Energía provincial considera que con “la actualización de precios y la prórroga de la ley 26.093 se va por buen camino luego de estar cinco meses paradas y sin respuestas las pymes del sector que llevó a un estado de desesperación de la industria”.

“A partir de la prórroga de la ley, las próximas semanas se va a confirmar estas buenas expectativas de empezar otro diálogo con el gobierno y tener otro espacio en la agencia política y energética”, confirmó la ex funcionaria.

Para Geese es “fundamental cumplir con lo programado y sobre todo el control de los cortes. Lo importante es que el Estado tenga la suficiente fuerza para hacerla cumplir, no sólo por decisión política sino también por la estructura en la secretaría de Energía que hoy no existe dedicada a biocombustibles”. Y consideró que “el sector de los biocombustibles debería ocupar el mismo lugar que las petroleras”.

Al referirse a la ley que promocionó la producción de biocombustibles durante 15 años, Geese la consideró como “muy buena y pionera en su momento porque ya se hablaba de temas ambientales y de salud pública, de la contaminación que previene utilizar biocombustibles. Además, en esa ley se diagramó un esquema para favorecer a las generadoras pymes, que era algo inédito para una ley, y permitió nacer a 30 empresas que hoy aportan al corte nacional”.

Geese consideró como uno de los temas esenciales que “la energía como un bien estratégico y ligado al derecho humano y el desarrollo social tiene que estar en manos de mucha más gente, y ese es el potencial de las energías renovables y no en manos de pocas empresas monstruosas que manejen un recurso estratégico. Y esto tiene que ver con las bioenergías, en las que hay una generación distribuida, descentralizada y desconcentrada de la actividad económica, algo que no agrada a las grandes empresas”.

Con respecto a los subsidios, Gesse remarcó que “el sector de biocombustibles no tiene subsidios explícitos, sino que se lo toma así por un precio fijado y una cantidad de producción asegurada, así como estar exento al impuesto a los combustibles. Para adelante tenemos que ir migrando hacia un nuevo esquema, como el RenovaBio de Brasil, pero el sector todavía no es lo suficientemente fuerte para salir a competir abiertamente. Pero hacia ahí hay que ir fluyendo y la ley tiene que prever un esquema de diez años porque el problema es la inestabilidad, ante las inversiones necesarias, para que la industria sea cada vez más eficiente”.

La experta en bioenergías aseguró que “los biocombustibles, así como el resto de las energías limpias, tendrán un rol central en facilitar el ingreso de la producción argentina a los mercados internacionales que están implementando barreras paraarancelarias en base a la huella de carbono de las distintas cadenas productivas”.

 

La política y el cambio climático

“El vínculo entre la política comercial y el cambio climático adquirió en los últimos años una nueva dimensión en aquellos países industrializados que sostienen que, frente a los nuevos compromisos de reducción de los gases de efecto invernadero (GEI), incrementarán medidas para mantener la competitividad de sus industrias nacionales respecto de las importaciones”, sostuvo la ex funcionaria.

Además, aseguró: “Hoy, lo inmediato que se puede aplicar en la Argentina para bajar emisiones y sin invertir un sólo peso es la mayor utilización de biocombustibles aumentando los cortes de bioetanol y biodiesel, lo cual se pude hacer en el 99% de la flota de vehículos, descarbonizando al país”.

“El 22% del gasoil que se consume en la Argentina lo consume el sector rural, desde el que planta frutillas hasta las grandes compañías que producen soja o leche. Todo ese gasoil se podría reemplazar y de cada uno de esas producciones bajaría su huella de carbono que es lo que en ahora en adelante, la Argentina debe tener mucho más en cuenta”, agregó.

Para Geese, esa facilitación de las exportaciones nacionales “no sólo deben ser pensadas de las que están orientadas los mercados de Europa que ya hace años lo está pidiendo en sus importaciones, sino también a China, que empieza a meterse en este tema y a utilizar como barreras paraarancelarias el impacto ambiental”.

Comentarios