Policiales

Allanamientos federales

Game over para tragamonedas clandestinos en Rosario

Hubo cinco allanamientos entre el martes y la madrugada del miércoles que son continuidad de otros realizados en septiembre pasados. Las máquinas se improvisaban sobre computadoras de mesa y ocho personas fueron demoradas.


Una investigación sobre juego clandestino de la Unidad Fiscal de Delitos Complejos derivó entre este martes y la madrugada del miércoles en el desmantelamiento de cinco salas de juego ilegales en Rosario. Todos los locales tenían instaladas máquinas tragamonedas improvisadas con computadoras de escritorio. Hubo ocho demorados en los procedimientos, que son continuidad de los 17 realizados el 10 de septiembre pasado por la misma causa.

Voceros de la justicia provincial indicaron que los cinco operativos se hicieron en: Riobamba al 7100, Rivarola al 6800, Pavlov al 1600, Magallanes al 200 y Moreno al 1500.

Las máquinas tragamonedas eran en realidad programas instalados en PC con monitores obsoletos tipo CRT

A su vez, como resultado de los procedimientos que llevó adelante el personal de la Policía Federal Delegación Rosario secuestraron: 51 monitores, 53 CPA,  seis celulares, una máquina tragamonedas, 15 mil pesos en billetes de baja denominación, 13 computadores completas, carteles con inscripciones y documentación de interés para la causa. Todos estos materiales fueron enviados a peritar, describieron las fuentes de la Fiscalía.

Por esta pesquisa denominada Game Over, ocho personas fueron demoradas y luego recuperaron la libertad debido a que el fin de los operativos era recolectar información de interés para la causa, describieron los voceros.

Las “máquinas tragamonedas” eran en realidad programas instalados en PC con monitores obsoletos tipo CRT y un dispositivo que permitía retirar el premio en caso de ganar, describieron los pesquisas.

Estos dispositivos tenía carteles de aviso para el jugador: “si se olvidaba de llevarse el dinero, la casa no se hacía responsable” y también estaba colgado como recordatorio que el fiado no estaba entre los servicios prestados.

El material y los demorados quedaron a cargo de fiscal Delitos Económicos y Complejos, Natalia Benvenuto.

Por su parte, desde la cartera de seguridad de la Nación señalaron que los cinco procedimientos se extendieron hasta la madrugada de este miércoles y agregaron que tienen relación a los otros 17 realizados por la misma fuerza federal el 10 de septiembre pasado. Ambos fueron bautizados Game Over. El resultado de los primeros fue el secuestro de más de un centenar de computadoras, 2.500.000 de pesos en efectivo, dólares, armas de fuego y más de una decena de vehículos de alta gama.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios