El Hincha, Newell's Old Boys

Panorama rojinegro

Gamboa reflejó en palabras la baja eficacia de Newell’s: “Los partidos se definen en las áreas”

Aún no convirtió fuera del Coloso, donde al menos siempre anota, pero como interpreta Gamboa, hay jugadores que necesitan tener más convicción a la hora de buscar el gol


“Los partidos se definen en las áreas. Tuvimos 7 situaciones extras al gol que no supimos aprovechar o apareció su arquero. Tenemos que hacer todo lo necesario para estar cada fin de semana a la altura y ganar el partido”. Las palabras post partido de Fernando Gamboa podrían sonar a excusa, aunque están lejos de serlo. Sin tener tiempo para re-pasar el partido, sólo con la impresión de lo sucedido, el DT intentó remarcar un aspecto decisivo a la hora de perder ante Atlético Tucumán: la eficacia en el arco rival.

No todos los partidos se explican desde las llegadas al área rival, o mejor dicho, a los remates o chances de gol. Pero el famoso “ping pong” muchas veces es un reflejo de lo sucedido en el campo de juego. Y contra el Decano, Newell’s fue claramente superior en este aspecto (14 remates contra 8), al igual que en la posesión (68 a 32).

En el fútbol hay una regla inmodificable, decisiva, y ahí es donde Newell’s perdió. Gana el que anota más goles, simple y sencillo. Y ahí es donde Gamboa expone su enojo. “Lo que tenemos que hacer es sencillo, ser más hombres y empezar a convertir las situaciones que tenemos en cada partido”; disparó.

Como ejemplo, de los 14 remates al arco que tuvo Newell’s, 7 fueron a los tres palos, y uno solo fue gol de Nacho Scocco, mientras que los otros seis fueron atajados por Luchetti, y otra cantidad similar se fueron desviados.

Podría decirse que el arquero rival fue figura, y la realidad es que mal no estuvo. Pero de las seis atajadas, el mayor mérito fue estar bien parado. Los jugadores de Newell’s tuvieron chances claras de anotar, pero parecieron apuntarle siempre al lugar del arquero o fallar el arco, salvo en el golazo de Nacho.

Por ahí pasa el enojo de Gamboa, por esas chances como la de Castro en el primer tiempo, que con todo el arco a disposición le dio abajo y al medio, donde Luchetti volcó para al menos cubrir lo más que pudiera.

La estadística avala a Gamboa. En estos primeros 9 partidos, la Lepra remató 92 veces, a un promedio de 10 disparos por partido. Su eficacia acertando al arco fue del 45%, nada mal, pero sólo convirtió 10 goles (1,11 por cotejo) lo que lleva su porcentaje de efectividad a apenas un 10%.

Obviamente cada partido es distinto. De local Newell’s ataca más, y en consecuencia remata más al arco (12,2 tiros por partido). Con Estudiantes fue de gran eficacia, ya que tuvo 9 disparos, de los cuales cuatro fueron al arco y todos terminaron en la red. Con Talleres, que también festejó por cuadriplicado, hubo más remates (14) y al arco fueron 9, tres goles y un travesaño. Y con los tucumanos, con la misma cantidad de remates (14), sólo anotó un gol.

Otro punto a tener en cuenta es quiénes rematan al arco. Y ahí también Gamboa debe sacar conclusiones para buscar correcciones.

Los que más remataron en estas primeras nueve fechas son Ignacio Scocco y Cristian Lema, con 13 disparos. Obviamente las condiciones son distintas. Nacho tiene 3 goles de seis remates al arco; Lema, que genera de cabeza, apenas pudo conectar 4 veces entre los tres palos y en 9 oportunidades su tiro se fue desviado (aún no festejó).

Otro que remata mucho es Nico Castro, con 11 tiros. Tiene tres goles y bastante eficacia a acertarle al arco (9 remates), aunque hizo lucir bastante a los arqueros rivales.

Sorprende en el cuarto lugar Compagnucci (7), mientras que delanteros como Giani (6), Garro (6), Cristaldo (5) y Sordo (5) no tienen tantos remates al arco. Sabbag, con pocos minutos, suma 3 tiros. Y ni hablar de Comba, que en tres partidos aún no suma uno.

Lo cierto es que hay una sensación/realidad que Newell’s bajó su producción ofensiva –en especial de visitante- y también es menos eficaz. Aún no convirtió fuera del Coloso, donde al menos siempre anota, pero como interpreta Gamboa, hay jugadores que necesitan tener más convicción a la hora de buscar el gol. Porque más allá de correcciones tácticas en defensa y mediocampo; de la búsqueda de ser protagonista; o del carácter que pueda tener el equipo, si no hace goles, no podrá ganar.

Comentarios