El Hincha, Newell's Old Boys

Vuelta al Coloso

Gamboa: “Es muy grande la emoción, estoy exageradamente feliz”

Pasaron 13 años. Mucho tiempo para la vida de un entrenador, mucho más si se trata del club de sus amores, el que lleva en la sangre. Fernando Gamboa tuvo su primera experiencia como DT en 2008, fue en su Newell’s y con buenos indicios, con una campaña donde el equipo terminó tercero


Pasaron 13 años. Mucho tiempo para la vida de un entrenador, mucho más si se trata del club de sus amores, el que lleva en la sangre. Fernando Gamboa tuvo su primera experiencia como DT en 2008, fue en su Newell’s y con buenos indicios, con una campaña donde el equipo terminó tercero y con muy buenos pasajes de fútbol, y además ganó el Clásico.

Hubo algunos amagues para volver, pero nunca se concretó. Su nombre apareció muchas veces en lista de candidatos, pero siempre se optó por otros entrenadores con mejor currículum. Pero la oportunidad le llegó, por eso este martes, pidió salir por el túnel y cruzar la cancha antes de la conferencia de prensa. Para recordar aquellos hermosos tiempos, los de jugador donde consiguió tres títulos con Marcelo Bielsa en el banco, y los de entrenador, que tuvo una espera larga para tener una nueva chance.

“Es difícil de expresar en palabras la felicidad que tengo. Todo el mundo del fútbol y especialmente de Rosario, saben que esta es mi casa, el amor de mi vida futbolística. Desbordo de felicidad y alegría. La emoción es muy grande. Estoy exageradamente feliz”, señaló con la voz entrecortada.

Ya agregó: “Antes de salir a esta conferencia, hablaba con Cristian D’Amico y le pedí salir al césped a ver la cancha. Se me vinieron un montón de recuerdos, como jugador y como hincha. Cuando veo la tribuna de mi querido Diego Armando, se me vienen muchos recuerdos, yo me crié en la pensión ahí abajo, me hice como jugador”.

“Estuve siempre dispuesto y preparado para volver. Luego hay distintas comisiones y mánagers que deciden. Sabía que en cualquier momento volvería, y sucedió. Estoy muy agradecido a Lucas Bernardi, a los dirigentes y a toda la gente”, afirmó.

Gamboa contó las sensaciones tras el primer entrenamiento del lunes, que tuvo una charla de una hora con el grupo antes de trabajar. “El entrenamiento de ayer se hizo largo. Primero hablé con el grupo en general casi una hora y luego con los más experimentados. Quería saber con qué me encontraba, que necesitaban ellos. Ahora es trabajar. En todo este tiempo no me perdí un segundo de la vida del club. Estaba al tanto de todo. Me encontré con un grupo de chicos con los que hablamos mucho y traté de dejar las cosas claras. Que los chicos sepan lo que es esta camiseta”, destacó.

En cuanto a lo que debe cambiar tras un semestre lleno de fracasos, el Negro evitó hablar de los entrenadores anteriores. “No hay ninguna posibilidad de que opine de los ciclos de Burgos y Kudelka. Los conozco poco, y aún si lo hiciera, no me tomaría el atrevimiento de hacerlo cuando lo vi por televisión. La idea que tenemos es hablar mucho con todo el plantel y trasladarle nuestra forma de pensar. Que sientan lo que nosotros sentíamos al estar acá. Ser protagonistas, saber que es Newell’s y hacerlo cada día más grande”, confió.

En ese sentido, Gamboa apuesta a apelar al sentido de pertenencia, a recuperar la mística de los equipos con sangre rojinegra como en la época de Yudica, Bielsa o Martino. “Todos los jugadores que tenemos tienen mucho sentido de pertenencia. Les pediremos sacrificio para estar en el lugar más alto que podamos estar. Mi idea es la de un equipo agresivo con una tenencia de pelota que no sea cansina. En el momento de recuperación, tenemos que ser aún más agresivos. Hay que ser un equipo corto, tanto en el ataque como en la defensa”, expresó.

En cuanto a aquel equipo de 2008, el DT recordó su buen andar y se animó a vaticinar que podría ir por más. “Cuando vine en 2008, tuvimos una experiencia corta pero fructífera. Salimos terceros y anduvimos muy bien, con una idea de juego que identifica al club. En todo este tiempo considero que he aprendido mucho. Tal vez ahora nos vaya aún mejor”, sentenció.

“La idea principal es poder usar un 4-3-3, con los laterales a la altura de la mitad de la cancha, un 5 que recupere y juegue y dos extremos que lleguen al fondo. Esa es la idea, luego hay que ver si puede implementarse con el plantel que tengo. No soy cabeza dura, si el plantel está para jugar de otra manera, lo haremos. Lo importante es que el jugador esté cómodo, no improvisarlo en posiciones donde no rinda”, comentó.

Y dejó un mensaje sobre su idea de juego. “La idea es volver a sentir lo que nosotros sentíamos cuando jugábamos acá. Hay que hacerlo desde el compromiso, desde el trabajo y desde el corazón. Hay que jugar como me enseñó Bielsa, ser agresivo, jugar con una tenencia no cansina. Atacar, respetar una historia”, concluyó.

 

Fernando Gamboa inició su segundo ciclo como entrenador de Newell’s

Comentarios