El Hincha, Rosario Central

Copa Sudamericana

Gamba, el mejor de Central: desde su sacrificio, abrió el camino de la goleada

Desde su despliegue y sacrificio, abrió el camino del triunfo. En el primero, lo hizo todo él: presionó, recuperó, encaró y la clavó en el ángulo. Tuvo el segundo en un mano a mano, pero se la fue la pelota larga. Y exigió en el tercero, que llegó en contra


Foto Juan José García

Jorge Broun (6,5): En su primera intervención, no se entendió con Ávila y casi llega el gol de los chilenos. Cuando lo probaron, en el complemento, respondió con solvencia.

Damián Martínez (7,5): Volvió a ser más productivo en ataque que en defensa. Autor intelectual del tercer gol, tras envenenado centro suyo. Y dueño del cuarto, empujando un centro rasante de Zabala. Algún error defensivo que quedó olvidado por todo lo bueno en ataque.

Facundo Almada (6,5): Correcta tarea defensiva. Firme de arriba y rápido para los cierres. Cortó un mano a mano en el segundo tiempo que podría haber terminado en gol.

Gastón Ávila (7): Sin demasiados problemas para la marca. Inteligente para elegir el momento de romper líneas. Y bastante preciso en los pelotazos largos que lanzó, que fueron variante de ataque contra la presión rival.

Lautaro Blanco (6,5): Cumplió en lo defensivo. Además, hizo buen tándem con Ferreyra para trepar por el carril izquierdo. Pero le faltó serenidad en la terminación.

Diego Zabala (8): Sigue recuperando nivel. Preocupado siempre por asegurar la pelota y mostrando sacrificio para tratar de recuperar. En el primer tiempo ganó mucho por su banda, y coronó su muy buena tarea con asistencia exacta para que Martínez convierta el cuarto.

Emmanuel Ojeda (7,5): Otro muy buen “partido silencioso”. Seguro en la distribución, atento en los relevos, bien ubicado para la presión y siempre a mano para colaborar con Vecchio.

Emiliano Vecchio (7,5): Esta vez no fue tan influyente en el juego. Aunque discontinuo, cuando el equipo buscó construir desde el medio, el 10 mostró su jerarquía. Implacable para anotar de penal, en un momento clave.

Luciano Ferreyra (6): Insinuó más de lo que concretó. Pero desniveló varias veces por la izquierda a sus marcadores. Se entendió con Blanco para gestar superioridad por su sector.

Lucas Gamba (8,5): Desde su despliegue y sacrificio, abrió el camino del triunfo. En el primero, lo hizo todo él: presionó, recuperó, encaró y la clavó en el ángulo. Tuvo el segundo en un mano a mano, pero se la fue la pelota larga. Y exigió en el tercero, que llegó en contra.

Marco Ruben (7): Obliga siempre. En la primera parte, dos buenos remates suyos fueron desviados al córner por el arquero chileno. Y de no haber sido por el apuro del árbitro para cobrar penal, hubiera convertido el gol que tanto se le niega por Sudamericana.

Fernando Torrent: Poca participación. Con el equipo en ventaja, se preocupó más por marcar.

Alan Marinelli: Le tocó ingresar con el rival jugado en ataque y los aprovechó a medias. Desperdició una situación mano a mano.

Martínez Dupuy: La primera que tocó, la mandó adentro. Se tomó revancha de la roja que había recibido en Chile.

Infantino: Entró poco en juego.

Lo Celso: Reemplazó a Vecchio cerca del final del encuentro. Se ganó la amarilla por una falta fuerte.

Comentarios