El Hincha

Gabriel Heinze: “Si no se daba, tal vez yo no hubiera estado más”

El Gringo fue respaldado por el equipo en la cancha y consiguió un oxígeno para enfocarse en los objetivos que quedan de acá a fin de año: entrar a la Sudamericana y avanzar a cuartos en la Copa de la Liga


“El equipo ya demostró carácter en muchas situaciones. Yo no tenía duda de que iban a dar todo. Lo que no sabía era que íbamos a tener el merecimiento, que lo buscamos. Pero les dije que para estar cerca de algo, hay que intentarlo e ir a buscarlo. Si hoy no se daba, posiblemente el que no iba a estar más acá iba a ser yo. Pero estos chicos confían y creen en eso. Me alegro por ellos y por la institución”.

Gabriel Heinze no evitó transitar por un discurso lleno de sinceridad. El Gringo confiaba en el plantel y su entrega, no dudaba del apoyo de Ignacio Astore, pero es un hombre de fútbol y no puede desconocer que los resultados mandan. Y con cinco partidos sin ganar, con el golpazo del Clásico incluido, imaginarse lo que podía suceder con una derrota ante San Lorenzo era sencillo: hinchas embravecidos con el pulgar abajo y un Astore intentando sostener el proyecto con mucha oposición.

Todo dependía del equipo. De la muestra de carácter y de fútbol que tuviera ante un San Lorenzo rocoso en defensa, muy difícil de vulnerar. Pasar era un desafío, aunque aprobar el examen significaba un respaldo al entrenador indiscutido. Y Newell’s jugó uno de los mejores partidos del ciclo, para sacarle dudas a Heinze, y reivindicarse un poco con los hinchas, que ya miraban de reojo la tabla de descenso, donde había quedado a seis puntos, aunque con 15 equipos detrás.

Qué cambió con San Lorenzo? No mucho. Los nombres fueron casi los mismos del Clásico, el esquema fue el habitual 4-3-3 y el equipo mantuvo su idea de tener mucho la pelota y atacar por los extremos.

Pero esta vez hubo efectividad, y rendimientos individuales altos. Tal vez una cosa generó la otra. Si entraba el cabezazo de Bareiro resuelto por Hoyos, la historia podría haber sido distinta. Y hoy se estaría pidiendo con más fuerza la cabeza del DT. Y si Ferreira no era certero con su remate imperfecto al gol, a lo mejor hubiese sido un 0 a 0. O no, imposible saberlo.

Lo real es que el regreso de Martino le dio más profundidad al equipo; Sordo, sin obligación defensiva, fue letal en ataque; y Ferreira pisó el área rival como pretende Heinze para ser goleador y figura. Y todos estuvieron parejos, como si fueran conscientes de que la continuidad de Heinze dependía del resultado.

Lejos de este análisis lleno de especulaciones, la realidad es que la victoria trajo alivio, oxígenó la semana y puso al equipo cerca de dos objetivos: el ingreso a la Sudamericana y la posibilidad de clasificar a cuartos de final en la Copa de la Liga.

Newell’s suma 11 puntos, a sólo una unidad de los equipos que hoy están clasificando. Y en la tabla general suma 46 puntos, a dos puntos del puesto que garantiza ingresar a la Sudamericana.

Los próximos tres partidos obligarán a sumar para seguir con chances. Ahora el rival será Tigre, que se complicó con el descenso; luego volverá al Coloso para enfrentar a Godoy Cruz, rival directo en ambos objetivos; y luego irá con Platense.

Expectativas hay. Y la presión que pesaba sobre la continuidad de Heinze bajó un poco. El dolor y la bronca de perder el Clásico no se irá fácil, aunque lograr algún objetivo puede aliviar un poco y reivindicar al Gringo con los hinchas.

Comentarios