El Hincha, Rosario Central

Elecciones auriazules

Futuro incierto: las agrupaciones opositoras de Central se reunieron con la IGPJ

Los principales candidatos plantearon la necesidad de conservar el camino a las elecciones que se oficializó en la última asamblea. Sin embargo, votar el 30 de octubre no es posible


Las agrupaciones opositoras en Central se presentaron este jueves en Inspección General de Personas Jurídicas y reclamaron por un cronograma electoral que traiga precisiones sobre el futuro del club y que el mismo se encuentre a cargo de un veedor del organismo de contralor. En el petitorio el arco opositor completo exhortó por respetar el padrón de socios confeccionado el pasado 20 de julio ante la decisión de la dirigencia de iniciar un reempadronamiento, tarea que llevaría muchos meses y no fue requerido en esos términos por la resolución que dejó suspendidas las elecciones del 30 de octubre. El futuro electoral del club se conocerá en las próximas horas.

Los dirigentes de todas las agrupaciones opositoras en Central fueron recibidos por la Dra. Maria Victoria Stratta, titular de IGPJ y responsable de la resolución que suspendió la semana pasada el proceso electoral que se inició en Central y que tenía agendado el 30 de octubre para los comicios.

En la ocasión los socios plantearon la necesidad de conservar el camino a las elecciones que se oficializó en la última asamblea. Aunque el problema es jurídico: la Comisión Directiva no reúne la documentación que valida el proceso, ni siquiera tiene con firma de directivos el acta con la reunión de Comisión Directiva donde se resuelve llamar a la asamblea que tuvo lugar el pasado mes de agosto. Este es el principal punto de conflicto legal.

De igual modo, los opositores llevaron otros planteos: confeccionar cronograma electoral con todas fechas y como el proceso se debe iniciar con una reunión que deben hacer los actuales directivos del club, ante las irregularidades en la administración que llevaron a la suspensión de los comicios, se reclama por una “veeduría”, algo así como una intervención al proceso electoral para evitar la dependencia a la voluntad de los dirigentes.

Otro punto relevante es la confección del libro de socios. Los opositores exigen votar por el registro de socios que cerró el 20 de julio pasado, con las correcciones pertinentes. La dirigencia, en cambio, anunció un reempadronamiento, tarea que puede llevar muchos meses y que no fue pedida por IGPJ. Las autoridades de la provincia darán respuesta a los pedidos en las próximas horas. Votar el 30 de octubre no es posible pero para dar garantías al nuevo proceso que se debe iniciar se esperan decisiones positivas respecto a los otros puntos de los reclamos elevados.

Comentarios