Edición Impresa, El Hincha

Se viene la Copa América

Futsal: Giustozzi planea lo que viene

El técnico de Argentina ya se puso a diagramar la próxima Copa América en donde defenderá el título.


El año del futsal ha sido extraordinario. Argentina logró el Mundial en Colombia por primera vez y hace una semana consiguió el Sudamericano Sub 20. Y el verdadero hacedor de estos logros fue el técnico del seleccionado nacional, Diego Giustozzi.

El entrenador argentino sostuvo que la próxima Copa América, a jugarse en abril de 2017 en Brasil, “será un desafío aún mayor para Argentina”, después del prestigio conseguido con el título mundial festejado este año en Colombia.

“Prepararemos el equipo sabiendo que ahora cada partido será un desafío mayor porque los rivales pretenderán ganarle al doble campeón. Argentina deberá estar a la altura de lo que realmente demostramos que puede estar”, señaló el entrenador, de 38 años.

“Deberemos contar con la confianza con la que fuimos al Mundial de Colombia y formar un plantel que roce con lo perfecto”, expresó Giustozzi en relación a la competencia sudamericana que tendrá a Argentina como defensor del título.

“El Mundial lo ganamos porque se formó un equipo casi perfecto, que anduvo muy bien en los momentos determinantes y mantuvo una regularidad muy importante, lo que se deberá repetir en la Copa América”, comentó el que fuera jugador de Atlético Lugano, River y de clubes de las ligas top de futsal como Italia y España.

“Nunca tuvimos miedo de poner la vara alta, lo que ahora nos obliga a más, pero también sabemos que podemos disputar como el mejor todas las competencias, lo que es importante para el deporte”, admitió Giustozzi.

“De aquí en más trataremos de trabajar para mejorar continuamente para mantener a la Argentina en la elite, lo que estaría bueno para ser un ejemplo para los demás”, refirió quien hasta los nueve años, en el club El Plata, de Martínez, se perfilaba como jugador de tenis hasta que tuvo un clic que lo volcó hacia la pasión del futsal.

“Esta disciplina, en nuestro país, necesita de estos logros alcanzados en menos de dos años para poder competir con el resto del mundo, donde en la mayoría de las ligas es un deporte súper profesional y súper distinguido”, afirmó.

“Incluso, en esa ligas, los chicos lo practican queriendo ser grandes profesionales de futsal, cuando acá todavía nosotros tenemos la sombra del fútbol, por eso los éxitos nos pueden dar un envión importante que deberíamos saber aprovechar”, refirió Giustozzi.

“Estos dos deportes tienen el mismo espíritu y se pueden adaptar conceptos tácticos como Pep Guardiola lo hizo con Barcelona, pero las dimensiones del campo de juego son la gran diferencia y el dinamismo es distinto, porque en el fútbol de sala se requiere más velocidad mental, la lectura de juego y mucha más movilidad”, diferenció.

“Un jugador de futsal no puede triunfar en la elite del fútbol tradicional y un jugador de fútbol no puede triunfar en la elite del futsal”, según la consideración del DT campeón del mundo.

“Por eso los títulos son útiles para mostrarle al país que el futsal es una forma de vida, además de abrirle los ojos a varios chicos sobre que los sueños se pueden cumplir y que podrían tener dos maneras de ser profesionales, tanto en el fútbol 11 como en el futsal”, prosiguió Giustozzi.

“El mejor ejemplo son los jóvenes del plantel del seleccionado que juegan en Europa, que entrenan con mucha intensidad y pueden vivir de lo que les gusta”, graficó el hacedor del conjunto albiceleste.

“Se ha logrado mayor impulso a través de las competencias organizadas por la AFA, Conmebol y FIFA porque el futsal es atrapante, es atractivo, se evoluciona continuamente”, destacó.

“Es un deporte joven con sólo 25 años de historia, hay que pensar que el fútbol tiene más de 100 años, igual que el básquet y el vóley, la verdad que en FIFA cada vez es más importante. Espero que la AFA colabore aún más para que el futsal argentino crezca de acuerdo a lo que está generando. Es un lindo desafío”, concluyó.

Comentarios