Edición Impresa, El Hincha

Premios IFK

Futsal: galardones para los mejores

Se entregaron los primeros “Premios IFK” para todos los destacados de la temporada de la Liga Rosarina.


El crecimiento del futsal rosarino en este último año es innegable, con un crecimiento notorio de la liga local organizada por la Asociación Rosarina de Fútbol, y la organización de eventos de la magnitud del VIII Torneo Nacional de futsal y el partido despedida de la selección argentina antes de que se consagrará campeona del Mundo en Colombia.

Es así que este joven como atractivo deporte tuvo en los últimos doce meses lo que podría ser un punto de inflexión que lo proyecte como una de las disciplinas principales en la agenda deportiva del público rosarino.

Un período de tantos logros sólo podía terminar de una forma: con una gran fiesta que celebre los éxitos y esfuerzos de sus deportistas y dirigentes. Fue así que Cuna del Futsal, el sitio por excelencia de esta disciplina en la ciudad, organizó lo que fue la primera entrega de premios exclusivos del futsal.

El evento tomó el nombre de ‘Premios IFK’, y contó con una gran cantidad de premiados, desde dirigentes y árbitros hasta jugadores y entrenadores, que recibieron un trofeo y una remera por sus éxitos. La celebración se llevó a cabo en el bar Piacere, y contó con casi medio centenar de personas que aplaudieron, llegando por momentos a ovaciones, a los distinguidos.

Carlos Benítez, coordinador de futsal de la ARF, entregó en primer lugar reconocimientos a Mariana Aguirrezabala y Magalí Pérez por su labor en el Consejo Auxiliar de Futsal; a César D’ascanio por su trabajo como coordinador arbitral, Walter Chavarri y Adrián Baigorria cómo referís destacados del año; y a Franco Magnano, de Newell’s, como dirigente destacado de los clubes.

Retomó luego la palabra Facundo Ysasa, organizador del evento, para entregar los premios a mejor entrenador (Damián Faicht, Regatas), valla menos vencida (Pablo Bussano, Regatas), goleadora del femenino (Florencia Espalter, 13 de Marzo), goleador de segunda división (Sebastián Villanueva, Remeros) y goleador de primera divisón (Martín Solzi, USAR). Luis Del Ré recibió también un juego de pecheras en representación de Echesortu, que fue premiado como equipo Fair Play.

Para el gran final, los ternados a mejor jugador pasaron al escenario para esperar el anuncio de mejor jugador de la liga rosarina de 2016. Kevin Garmizo de Unión Sionista fue el ganador de la estatuilla, imponiéndose a dos grandes jugadores como lo son Martín Solzi -también de USAR- y Tomás Tavella -de Unión Americana-. Tal fue el nivel de los tres durante este año, que llegaron a debutar en la Selección Argentina.

El último premio fue para alguien que no pudo estar al estar disputando la Serie A de Italia, pero fue quien recibió la ovación más estruendosa aún en su ausencia. Hablamos de Gerardo Battistoni, el campeón del Mundo con la selección argentina, que se quedó con el reconocimiento a jugador rosarino del año.

Comentarios