Mundo, Últimas

Fusión entre United y Continental crea la mayor empresa de aviación

Las aerolíneas estadounidenses United Airlines y Continental Airlines anunciaron su fusión en la que será la compañía aérea más grande del mundo.

Las aerolíneas estadounidenses United Airlines y Continental Airlines anunciaron hoy su fusión en la que será la compañía aérea más grande del mundo. 

Ambas empresas asumirán el nombre de United Continental Holdings. Las dos aerolíneas transportan anualmente a un total de 144 millones de pasajeros a 370 destinos en 59 países y son miembros de Star Alliance. 

La nueva compañía destrona como número uno a Delta AirLines. La fusión se produce debido a la caída del número de pasajeros por la crisis económica, los altos precios del combustible y la fuerte competencia. 

Las compañías se unen a través de un intercambio de acciones. Los dueños de Continental reciben por cada acción 1,05 de United. Tendrán un 45 por ciento en la nueva empresa, mientras que los accionistas de United ostentarán un 55 por ciento. 

El jefe de United, Glenn Tilton, subrayó que se trata de una fusión “entre iguales”. Agregó que la fusión “creará una clase mundial y una aerolínea realmente global, que estará mejor posicionada para triunfar en una industria de la aviación dinámica y altamente competitiva”. 

Tilton será el presidente del consejo de administración, mientras que Jeff Smisek, de Continental, estará al frente del grupo. Smisek señaló que “esta combinación une lo mejor de ambas organizaciones y culturas”.

“Juntos tenemos la fuerza financiera necesaria para realizar inversiones decisivas y para continuar mejorando nuestros productos y servicios, y para alcanzar y mantener la rentabilidad”, añadió.

Dijo asimismo que tenía intención de adquirir nuevos aviones y de modernizar los viejos. Los aviones del nuevo “holding” llevarán las insignias de ambas compañías, el logo de Continental seguido del nombre de United.

La sede será Chicago. Los costos estimados que se derivarán del proceso de fusión ascienden a unos 1.200 millones de dólares. 

La fusión fue aprobada por unanimidad por ambos consejos de administración, aunque aún debe ser ratificada por las juntas de accionistas y por los organismos reguladores. Sin embargo, la cúpula directiva no espera que haya problemas.

Tampoco cree que los sindicatos pongan objeciones, ya que la unión de ambas firmas asegura puestos de trabajo, tal y como Smisek aseguró en conferencia telefónica.

“Fusionar a ambas compañías es la mejor vía para sobrevivir en medio de una dura competencia”. Las dos aerolíneas esperan ultimar el acuerdo para finales de año.

United tiene fuerte presencia en las rutas con destino a Asia Pacífico, mientras que Continental domina los vuelos a Europa y Latinoamérica.

El nuevo grupo tiene intención de ahorrar al año entre 200 y 300 millones de dólares y, a su vez, incrementar su cifra de negocio en entre 800 y 900 millones de dólares al año.

La fusión es considerada como una reacción tardía a la adquisición de Northwest Airlines por parte de Delta hace un año y medio.

Comentarios