Edición Impresa, País, Región

Enfrentamiento

Funcionarios como leche hervida por crisis en Sancor

Tras las críticas del ministro Contigiani, el titular de la cartera de Agroindustria de la Nación, Ricardo Bruyaile, pidió “ayudar en silencio” y deslizó que el Frente Progresista se hubiese sentido “más cómodo con el kirchnerismo”.


Se acentúa el enfrentamiento político entre la provincia y la Nación por la situación de Sancor. Ayer el ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, sostuvo que un sector del gobierno de Mauricio Macri desatiende los problemas financieros de la cooperativa láctea porque “quiere que Sancor se venda”. Molesto por esas declaraciones, el titular de la cartera de Agroindustria de la Nación, Ricardo Bruyaile, sostuvo: “No tenemos ningún interés en que Sancor deje de ser cooperativa para transformarse en sociedad anónima”.

Como había hecho el jueves el subsecretario de Lechería de la provincia, Pedro Morini, ayer Contigiani reclamó apoyo al gobierno de Macri para la cooperativa Sancor, que tiene que cobrar 158 millones de dólares por las 40 mil toneladas de leche en polvo enviadas a principios de año a Venezuela.

El ministro Contigiani señaló: “Sancor necesita un apoyo político del gobierno nacional. La nueva dirigencia de la cooperativa, con Gustavo Ferrero a la cabeza, está dispuesta a implementar un plan de restructuración para mejorar la competitividad, la eficiencia y para lograr una mejor inserción en los mercados. Sancor no necesita plata; necesita apoyo político”.

Con sede en Sunchales, Sancor es la mayor empresa láctea de la provincia y, según Contigiani, por los volúmenes de producción requiere tanto del mercado interno como del externo. “Como es una estructura muy grande, necesita y depende mucho del mercado externo”, especificó el titular de la cartera productiva.

La cooperativa –que cerró un acuerdo de salvataje con Venezuela en 2006– está implementado un plan de reestructuración para bajar los costos operativos, mejorar la eficiencia y financiar sus deudas. Para concretar esas reformas, el gobierno provincial entiende que es necesario el apoyo de la Nación. “Nosotros no entendemos por qué el presidente (Macri) no atiende a Sancor, cuando es capaz de atender a una persona que vende tortas fritas o de ir a General Motors”, ejemplificó Contigiani. “La cooperativa necesita apoyos”.

Sobre la deuda que mantiene Venezuela con Sancor, Contigiani explicó: “Según nuestra información, el problema no es de pago sino burocrático. Distintas situaciones enrarecieron la relación. Sancor está preparando un container e ingresaría un pago desde Venezuela”.

Pero además, el ministro santafesino fue más allá y deslizó: “Tenemos versiones que afirman que un sector del gobierno nacional no quiere apoyar a Sancor para que se termine vendiendo o privatizando”.

 

Contraataque de la Nación

 

De inmediato, el ministro Buryaile salió al cruce de Contigiani: “No queremos que Sancor deje de ser una cooperativa. Me molesta mucho lo que dijo Contigiani. Yo estuve reunido varias veces con el presidente de Sancor, tenemos las puertas abiertas y hablamos con la verdad. Para nosotros es muy importante que Sancor solucione sus problemas. Y no tenemos ningún interés en que deje de ser cooperativa para transformarse en sociedad anónima”.

Bruyaile hizo su propia lectura política sobre el tema: “Tengo la sensación de que quieren instalar la idea de que todo lo malo que sucede en la provincia de Santa Fe es por culpa del gobierno nacional y no del gobierno que está en el poder desde hace nueve años”, en referencia al Frente Progresista. Y le sugirió al ministro Contigiani: “Hay que intentar ayudar en silencio”.

En un contrapunto que va subiendo de volumen, Bruyaile agregó: “El presidente Macri entiende que las cooperativas son una herramienta extraordinaria. Quizás el gobierno de Santa Fe se sienta más cómodo con el kirchnerismo. Nosotros somos distintos: recibimos a todos los gobiernos, no importa la línea política. Pensamos que las cooperativas, las sociedades anónimas o las SRL son importantes; no tenemos sesgos ideológicos”.

Henn pide que la Nación pase de las promesas a los hechos

“Lo de Sancor no es económico, es político”, evaluó el diputado provincial y ex vicegobernador Jorge Henn. Y criticó al ministro Ricardo Buryaile por negar “los esfuerzos que viene haciendo la provincia, no sólo en el marco de la emergencia hídrica, sino en la búsqueda de una salida definitiva de Sancor de las dificultades que atraviesa”.

“La Nación hace semanas que viene prometiendo ayudas, reuniéndose con todos, pero está más que claro que no terminan dando una respuesta específica”, continuó Henn. “Es valorable que los funcionarios hablen con todos, pero si de esas reuniones no salen ayudas concretas, no dejan de ser palabras y promesas”. La referencia es a la asistencia económica prometida por Macri en el marco de la emergencia hídrica que no llegó a Santa Fe. Pero Henn también se hizo eco de la situación de Sancor y respondió las chicanas de Buryaile: “En lugar de asumir los reclamos, prefiere descalificar al gobierno acusándolo de kirchnerista y olvidando que Santa Fe fue una de las provincias más discriminadas por el kirchnerismo”.

Comentarios