Ciudad, Edición Impresa

Un andamio para la Justicia

Fuero laboral marchó con apoyo sindical por más juzgados

En inédita convergencia, todos los sectores que componen el fuero laboral protagonizaron una “histórica”marcha a Tribunales contra el colapso del sistema: 10 juzgados tienen 10 mil causas cada uno y hay un magistrado por cada 123.000 personas.


Las escalinatas de tribunales por calle Balcarce fueron escenario de un acto histórico. La Asociación de Abogados Laboralistas de Rosario convocó a una manifestación “en defensa de la Justicia y el derecho del trabajo” que fue apoyada por todos los actores del sistema laboral. El gremio Judicial y magistrados de primera y segunda instancia del fuero apoyaron el reclamo ante el colapso que sufre el sector. Unidos ante el desalentador panorama que se vive en el ámbito laboral leyeron un documento donde desde una posición común plantearon la problemática. En voz de la vocal de la Cámara Laboral Roxana Mambelli, se escuchó el derrotero del fuero y hasta llegar a la crítica situación en la que se encuentra actualmente. Tras ello, tomaron la palabra el secretario general de Sindicato de Trabajadores Judiciales, Juan Nucci, y el presidente de la Asociación de Abogados Laboralistas, Jorge Elizondo: todos exigieron una respuesta desde el poder político.

Con un multitudinario acto donde se podía ver a abogados, magistrados y representantes gremiales mancomunados donde no faltaron banderas y –bombos– el fuero laboral plateó la cruda realidad que le toca atravesar. En un comunicado conjunto emitido por la Asociación de Abogados Laboralistas, los magistrados y el gremio de empleados judiciales expresaron públicamente la situación límite que vive el sector.

La contabilidad es ejemplar: hay 10 juzgados laborales en Rosario, lo que implica la presencia de un magistrado cada 123 mil habitantes, detallaron. Con ese universo, actualmente hay 10 mil expedientes en trámite en cada juzgado, por lo que el fuero se encuentra absolutamente desbordado.

“Entendimos que es tiempo de unirnos en la acción con todos los sectores interesados en que podamos dar respuestas efectivas a los trabajadores que acuden al Poder Judicial para lograr la percepción de sus créditos, que son un crédito alimentario”, remarcaron. Y relataron cómo el grueso grupo de personas que vivió el colapso que comenzó a sacudir el fuero hace varios años reclamó por la creación de nuevos juzgados ya desde 2010, pero seis años después aún no se recibieron soluciones

Todos los oradores apuntaron a la falta de respuestas por parte del poder político a un déficit creciente. Afirmaron que la exteriorización del padecimiento que vive el fuero “ha fracasado” y que lo que más preocupa es “el riesgo latente de que se termine vulnerando el derecho de acceso a la Justicia del trabajador, que es un preferente de la tutela constitucional”.

“Hace falta una Justicia laboral que pueda garantizar celeridad y eficacia”, detallaron y remarcaron la perentoria necesidad de dar soluciones “reales y sustentables” a la profunda crisis por la que atraviesa la Justicia labora. “De lo contrario serán los trabajadores las mayores victimas del actual colapso”, concluyeron.

Oradores

Entre los oradores del acto estuvieron Juan Nucci, del gremio de los trabajadores judiciales, y Jorge Elizondo de la Asociación de Abogados Laboralistas. Nucci distinguió la presencia de los magistrados: “Sabemos cuánto de compromiso y valentía tiene la presencia y participación de los magistrados en este acto”, reconoció. Agradeció la presencia de otros gremios que no pertenecen al ámbito judicial –acompañaron bancarios, docentes de Amsafé y Sadop, ceramistas, gráficos, recolectores y el Sindicato de Prensa, entre otros– y lanzó un fuerte cuestionamiento a lo que llamó “una batalla cultural para modificar las relaciones de trabajo en la República Argentina”.

Nucci destacó además al trabajador judicial del fuero laboral al que calificó como “una víctima de este colapso”, ya que la extensión laboral se transformó en una modificación del horario de los trabajadores. Y no dejó de lado a los practicantes y pasantes: “El practicante es un esclavo y el pasante es la figura moderna más parecida al aprendiz medieval. No lo podemos consentir, pero si no estuvieran ellos, el sistema funcionaría menos todavía”, lamentó.

“La solución no es demagógica, es partida presupuestaria”, definió.

Por su parte, Elizondo reafirmó el “acto de unidad” que se cristalizó en la protesta, al que definió como “un hecho histórico” en el marco de la puja por “una Justicia laboral breve, expeditiva y tendiente a la oralidad”.

Destacó la existencia de factores y causas económicas y sociales que terminan en desempleo “y por ende en los Tribunales”. Y afirmó, en ese derrotero, que el Ministerio de Trabajo, tanto provincial como nacional, “no están jugando el rol que deben”.

El letrado también censuró un proyecto de ley que incluye un servicio de mediación previa, sosteniendo que para el trabajador “es recorrer un pasillo más para ver si el empleador se digna a conciliar”. No tuvo dudas: “Será una traba más”.

Tras el acto el presidente de la Cámara Laboral, Eduardo Pastorino, resumió como “muy dificil” la situación por la que atraviesan los magistrados y funcionarios del fuero. “En 2010, cuando la Cámara Laboral se integró como está actualmente, emitimos un comunicado y el Ministerio de Justicia nos llamó. Se consensuaron 4 juzgados nuevos para Rosario y 2 para Santa Fe, pero nada de eso se materializó. Ya pasaron 6 años, aumentaron los conflictos y el contexto social es otro. El fuero funciona a full y no puede dar respuesta adecuada”, describió.

También advirtió que, según le “consta”, la Corte Suprema de Justicia Provincial “ha instado al Ministerio de Justicia para la creación de 8 juzgados”, pero “no han tenido respuesta” todavía.

“Hoy leo con beneplácito que el ministro de Justicia, Ricardo Silberstein, informa que va a mandar el proyecto de creación de tres juzgados. En buena hora, eso lo que va a hacer es aliviar la situación, es un paliativo. Nosotros pensamos que acá tiene que haber un marco de acuerdo entre todos los operarios del derecho: Colegio de Abogados, abogados laboralistas, magistrados y funcionarios, y la Corte. Es más: la Legislatura podría participar para buscar un cambio de sistema que nos dé una solución definitiva que nos permita trabajar con tranquilidad y dar una respuesta a los trabajadores que sea ágil e inmediata”, concluyó.

Comentarios