Policiales

Conmoción en zona norte

Fue de visita y la asesinaron de un disparo en la cabeza

La víctima de 20 años estaba en el interior de una humilde vivienda que pertenece a un familiar cuando desconocidos atacaron a tiros el frente, en Washington al 2100. Una de las balas ingresó a la casa e hizo blanco en la chica, quien participaba de la asociación Manos Solidarias Rosario


Una joven de 20 años fue asesinada de un disparo en la cabeza en los primeros minutos de este sábado cuando desconocidos atacaron a tiros el frente de la casa de un familiar, en Washington y las vías de barrio Parque Casas. Los investigadores hallaron diez vainas servidas calibre 9 milímetros. La víctima participaba del Movimiento Manos Solidarias Rosario (MSR) que se encarga de abastecer de viandas, ropa y contener a personas en situación de calle. En las redes sociales, la página del MSR presentó sus condolencias a la familia y desde el Eempa 1312 también se mostraron conmovidos por la noticia. Una semana atrás, una mujer de 38 años terminó baleada en las piernas tras discutir con otra vecina en Washington y Cavia mientras que en el Fonavi, que está en la misma zona, una familia fue atacada por  desconocidos que le arrojaron una molotov y dispararon dos veces contra su departamento.

El viernes por la noche Nair Riquelme, de 20 años, fue a visitar a unos familiares en una casa de pasillo ubicada en Washington al 2100, de la zona norte. Eran los primeros minutos de este sábado cuando desconocidos entraron al pasillo, caminaron unos 30 metros y cuando llegaron al frente de esta casa abrieron fuego. Nair estaba sola, ya que uno de sus familiares había salido a hacer unas compras.

Los atacantes dispararon al menos diez veces. Nair no logró refugiarse y una de las balas la alcanzó a la altura de la cabeza. El allegado, de quien no brindaron sus datos, estaba a unos metros cuando escuchó los tiros, ya que justo regresaba de hacer los mandados. Las detonaciones venían del pasillo donde estaba su vivienda por lo que corrió lo más rápido que pudo, al llegar se encontró con Nair desvanecida y con una herida en la cabeza. Llamó al 911 y el personal del Sies confirmó que la joven había fallecido.

El caso quedó a cargo del fiscal Ademar Bianchini, quien ordenó la intervención del personal del Gabinete de Criminalística y de la División de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI).

Los investigadores incautaron diez vainas servidas calibre 9 milímetros y también luego de algunas declaraciones descubrieron que minutos antes del asesinato varios hombres descendieron de dos autos, se metieron al pasillo y dispararon contra el frente de la casa. Algunas fuentes señalaron que los homicidas habían sido dos.

Una joven solidaria

La muchacha era una de las integrantes de Manos Solidarias Rosario (MSR) el movimiento que asiste con comida, ropa y contención a personas en situación de calle. Desde su página enviaron un mensaje: “Desde todos los que hacemos MsR queremos dar nuestro más sentido pésame a familiares y amigos de nuestra compañera Nair Riquelme, acompañándolos en este triste momento. Que en paz descanses querida Nai!”.

Además, desde la página Eempa 1312 Bandera Santafesina expresaron: “Hoy nos invade un profundo dolor. La noticia de la partida de Nair Riquelme nos dejó consternados. La recordaremos como una excelente alumna y siempre dispuesta a tender una mano a quien lo necesite. Q.E.P.D”.

Estas dos publicaciones dieron lugar a una gran cantidad de mensajes de conocidos, allegados, amigos y familiares de la joven, quienes repetían que no se explicaban qué era lo que había pasado.

En las redes, sus amigas y amigos recordaron que Nair había publicado varias veces contra la violencia de género. En uno de esos posteos recordaba el femicidio de Lucía Pérez.

Ataques previos en el barrio

Si bien los investigadores indicaron que aún se realizaban medidas para determinar el móvil del ataque a la vivienda donde Nair estaba de visita. El jueves de la semana pasada, esa zona fue escenario de dos ataques armados. El primero ocurrió cerca de la una, cuando una familia que vivía en los monoblocks del Fonavi de Casiano Casas y Ghiraldo fue víctima de un atentado en su departamento del primer piso. Los testigos indicaron que desconocidos, también en dos autos, dispararon al menos dos veces y arrojaron una molotov contra la vivienda de la joven pareja. La familia tuvo que romper los vidrios para escapar. En tanto, el otro ocurrió cerca de las 18 cuando una mujer, Débora F., de 38 años, terminó baleada de dos tiros en las piernas tras discutir con una vecina en Washington y Cavia, a unos metros de donde asesinaron a Nair.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios