Policiales

Viudo negro en la mira

Fue con un desconocido a comprar un auto, tomaron un café y se despertó en el hospital sin la plata

Un hombre de 50 años denunció que un sujeto que había conocido días atrás en el casino le ofreció mediar en la compra de un coche a 600 mil. Como la operación no se llevó a cabo, fueron a un bar a desayunar. Cuando recobró el conocimiento, le faltaba el dinero. Horas después detuvieron al sospechoso


Imagen ilustrativa. Fuente PxHere

Un hombre despertó este lunes en un hospital luego de haber ingerido un somnífero que, según denunció, le dio una persona que había conocido días atrás, a quien había confiado su deseo de comprar un auto con 600 mil pesos en efectivo. Ese dinero desapareció en circunstancias extrañas, por lo que decidió informar el hecho a la Policía. Horas después de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) comunicaron la detención del sospechoso, un hombre de 57 años domiciliado en Arroyito Oeste.

Leopoldo M. despertó intoxicado en el Hospital Alberdi sin entender nada. Lo único que recordaba, dijo, era que el jueves pasado conoció a un tal Omar en el Casino City Center, a quien le confió su deseo de comprar un auto.

El hombre llamado Omar le manifestó que conocía a un joyero que tenía en venta un coche que podría ser de su interés. Por eso, este lunes por la mañana, Omar lo pasó a buscar por su casa, cercana al Fonavi de Rouillón y bulevar Seguí.

Juntos –según la denuncia– fueron hasta un domicilio ubicado sobre avenida Alberdi con intenciones de efectuar la compra del automóvil. Por razones que se desconocen, la transacción se frustró.

Lo cierto que es, según el denunciante, Omar lo invitó a tomar un café a un bar cuya dirección no pudo recordar. Lo siguiente en la extraña secuencia es que Leopoldo despertó en el Hospital Alberdi. No tenía documentación, ni mucho menos los 600 mil pesos.

En un principio fue el yerno de la víctima quien alertó al 911, ya que habían pasado cuatro horas del momento en que su suegro había salido de la vivienda y no tenía noticias.  Este joven se entrevistó con efectivos de la Policía Motorizada en Zeballos y España, ya que esa era la dirección donde supuestamente se iba a llevar a cabo la compra del automóvil.

Allí no había nadie. Pero un detalle le agregó más confusión al rompecabezas a reconstruir: el joven dijo que el GPS del teléfono de su suegro marcaba que se hallaba en una cerrajería de la zona, dedicada al rubro automotor. En el local le manifestaron desconocer totalmente la situación. Horas después, se enteró que su suegro se encontraba internado en el Hospital Alberdi.

La denuncia fue radicada en la comisaría 9ª de barrio Arroyito e informada a la Fiscalía de Flagrancia en turno y derivada al fiscal de Homicidios Gastón Ávila.

Con base en entrevistas y diligencias reservadas, la División Homicidios de la AIC identificó al sospechoso. Omar José G., de 57 años, fue detenido en inmediaciones de su casa de Génova al 2200, a donde la AIC lo vio circulando en un Volkswagen Suran mientras los pesquisas hacían el allanamiento.

Según voceros de esta fuerza, la requisa al automóvil dejó al sospechoso muy mal parado, ya que hallaron la billetera con documentación a nombre de Leopoldo M., poco más de 300 mil pesos y dos pastillas del ansiolítico Tranquinal Alprazolam de 2 gramos. Por lo pronto, quedó detenido a la espera de la audiencia imputativa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Comentarios