Edición Impresa, Política

Frenan fallo contra Telecom

La Cámara en lo Penal Económico anuló la decisión de la Secretaría de Comercio Interior que obligaba a la empresa a “desinvertir” en sus filiales argentinas porque no dio oportunidad a la firma de defenderse.

La decisión judicial constituye un revés para el polémico Guillermo Moreno.
La decisión judicial constituye un revés para el polémico Guillermo Moreno.

La Cámara en lo Penal Económico anuló ayer una decisión de la Secretaría de Comercio Interior, a cargo de Guillermo Moreno, que obligaba a Telecom Italia a desinvertir en su filial argentina por considerar que existe una situación monopólica. El tribunal rechazó esa resolución e instó al gobierno nacional a integrar el Tribunal de Defensa de la Competencia para que actúe en el caso. En este sentido, el fallo no cuestiona que la empresa fuera catalogada como monopólica sino que objeta el procedimiento llevado adelante por la secretaría a cargo de Moreno por considerarlo sancionatorio.

La decisión judicial representó un duro revés para la orden del gobierno a Telecom Italia de desinvertir en su filial de la Argentina, lo cual había merecido el rechazo de algunos legisladores italianos. Mientras que la semana pasada el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, había advertido a Telecom con estatizarla, en el marco de un cuestionamiento cada vez mayor.

Una serie de fallos judiciales adversos despertó en las últimas semanas duras críticas del gobierno hacia el Poder Judicial, e incluso la descalificación de la presidenta Cristina Fernández, quien habló de “Justicia delivery”, para sugerir que muchos jueces sacaban resoluciones a pedido de la oposición o contrarias al Ejecutivo. En este caso, los camaristas consideraron que “la imposición de una carga gravosa como la establecida a título de condición por el secretario de Comercio Interior, al ordenar desinvertir la totalidad de la participación accionaria en una empresa constituida en nuestro país, tiene un claro sentido sancionatorio”. La Cámara, en un fallo de 67 páginas, advirtió que ello “no puede disponerse por ninguna autoridad sin previamente escuchar y permitir el ejercicio del derecho de defensa por parte de quien resulta sancionado”.

La medida, según interpretaron en el mercado de las telecomunicaciones, seguirá vigente hasta tanto se respete el derecho de las empresas involucradas a ser oídas en el marco de un proceso controvertido, y además aparta a Moreno de seguir interviniendo en la cuestión.

La Secretaría de Comercio Interior se había pronunciado con relación a las transacciones celebradas en el 2007. En ese entonces, a través de una compra quedaron unificadas Telecom Italia y Telefónica de España y ambas con el manejo de las dos principales empresas de telecomunicación privadas en Argentina. Como Telecom Italia tiene mayoría accionaria y toma las decisiones, también lleva las riendas de las empresas en Argentina. Esto derivaba en una situación de monopolio en el sector de las telecomunicaciones.

La secretaría a cargo de Moreno denunciaba “el efecto restrictivo o distorsionador de la competencia por la concentración económica que se produciría al tener influencia decisiva en una de las empresas prestadoras del servicio de telecomunicaciones porque detentan la mayor parte del mercado de este servicio en nuestro país”.

Ante esto, el fallo replicó: “Las empresas extranjeras a las que se obliga a la desinversión no fueron escuchadas ni tampoco advertidas, de manera que pudieran expresar, ya fueran sus descargos o sus explicaciones o argumentos a lo que se encontraba en tratamiento” y queda claro que no se pronuncia sobre la situación de monopolio sino sobre los procedimientos que llevaron a la resolución de la Secretaría de Comercio Interior.

Comentarios