Coronavirus, Mundo

Casualidad o descubrimiento

Francia: inician investigación sobre los efectos preventivos de la nicotina frente al coronavirus

Científicos que encabezan el estudio detectaron que un bajo porcentaje de las personas contagiadas es fumador, por lo que decidieron investigar si la nicotina podría tener efectos para contrarrestar el virus. Sólo el 5% de 480 pacientes con coronavirus de un hospital son consumidores de tabaco


Científicos franceses iniciaron este miércoles una investigación sobre los posibles efectos preventivos de la nicotina en el coronavirus, tras constatar en un hospital parisino que la mayoría de los afectados eran no fumadores. Pese a tratarse de una enfermedad que compromete, principalmente, al sistema respiratorio, los especialistas que encabezan la investigación detectaron que un bajo porcentaje de las personas contagiadas era fumador, por lo que los científicos decidieron investigar si la nicotina podría tener efectos preventivos sobre el virus.

“Encontramos que solo hay un 5% de fumadores, lo que es muy bajo”, indició este miércoles a la radio France Inter, Zahir Amoura, uno de los responsables del estudio.

El Ministerio de Salud está interesado en el estudio que realizará el equipo de medicina interna del hospital de la Pitié Salpétrière de París, según informó la agencia de noticias EFE.

La investigación surgió luego de detectar que, en ese mismo hospital, de 480 pacientes con coronavirus testeados, la proporción de fumadores contagiados era muy baja.

“Tenemos un 80% menos de fumadores en los pacientes con Covid-19 que en la población general del mismo sexo y edad”, agregó Amoura, citado por la agencia EFE.

Changeux, neurobiólogo especialista en receptores nicotínicos e integrante del equipo de investigación, planteó entonces la posibilidad de que la nicotina pueda frenar el avance del virus al evitar que penetre en las células.

Para verificar la hipótesis, próximamente en ensayo clínico, distribuirá parches de nicotina con dosis diferentes a personal sanitario de manera preventiva, a pacientes hospitalizados para ver si los síntomas disminuyen, y a pacientes en terapia intensiva para ver si la inflamación se reduce.

Al respecto, el ministro de Salud, Olivier Véran, señaló este miércoles en el Senado que se trata de un estudio “interesante”, pero pidió precaución, y pidió a los ciudadanos que no se automediquen ni consuman nicotina.

Por su parte, el director general de Sanidad, Jérôme Salomon, indicó este miércoles en conferencia de prensa que 29.741 personas siguen hospitalizadas, pero que el saldo entre las admisiones y las altas se mantiene negativo, al igual que el balance en las unidades de terapia intensiva.

No obstante, alertó que la circulación del virus sigue siendo elevada e insistió en que la epidemia es “masiva y severa”. en un país que sumó 544 muertes más y superó las 21.000.

Francia llegó a los 21.340 fallecimientos desde el 1º de marzo, con un promedio que ronda los 500 diarios esta semana.

Comentarios