Edición Impresa, Sociedad

Formadores de nuevas ideas

El Programa de Animadores Juveniles reúne a un centenar de jóvenes, a partir de los 13 años, que se capacitan en barrios para llevar adelante distintas actividades recreativas y campañas de salud.

Los chicos se divierten y aprenden de todo un poco… también en verano.
Los chicos se divierten y aprenden de todo un poco… también en verano.

Luciana Sosa

El Programa municipal de Animadores Juveniles trabaja con jóvenes desde los 13 años a quienes se capacita para que puedan conducir grupos de chicos de entre 6 y 12 años, y llevar adelante actividades recreativas, campañas referidas a la salud o el medio ambiente, o bien iniciativas para conocer y poner en práctica el derecho que cada uno tiene como ciudadano. En síntesis, son jóvenes curiosos, inquietos, que no eluden responsabilidades. Por el contrario, piden que se les abran espacios para compartir con sus pares (menores que ellos), distintos temas de interés social. Se trata de una actividad compleja que reúne a más de 300 profesores-coordinadores que se reúnen en los 13 polideportivos municipales.

Según indicaron desde la Dirección de Deportes de la Municipalidad, durante todo el año se realizan dos encuentros semanales entre coordinadores y animadores voluntarios con el fin de capacitarse en el trato con los chicos de los barrios y en la construcción de ciudadanía.

Precisamente, la construcción de ciudadanía consiste en la presentación de un proyecto de parte de los mismos voluntarios con el fin de buscar nuevas temáticas a tratar en su propio barrio. “De esta manera los chicos van conociendo sus derechos y obligaciones como ciudadanos y son partícipes de un espacio propio”, señaló Marcelo Guillermero, uno de los coordinadores del programa.

Estos proyectos tienen que tener un común denominador de interés para los chicos de la zona en la que se trabajará y los profesores-coordinadores son los encargados de viabilizar este tipo de intervenciones.

“Muchas de las propuestas han tenido que ver con funciones de cine en las escuelas o en los centros barriales con una temática de fondo o bien jornadas recreativas u otras con temáticas específicas de derechos sexuales, de educación vial. También se ha trabajado en geriátricos, jardines de infantes y centros de salud”, detalló Guillermero.

Además, agregó: “Ellos diseñan, planifican y llevan adelante las ideas que presentan. En esos encuentros también se trabaja mucho lo relacionado por el liderazgo y el trabajo en equipo, porque hay que tener en cuenta el grado de vulnerabilidad de los lugares donde trabajamos”.

Por estos días, las actividades tienen un giro propio de la época estival: los coordinadores y los animadores voluntarios acompañan a niños y adolescentes en las distintas piletas de la ciudad, dentro de las características de las colonias de verano.

Allí los chicos entran con una entrada de costo mínimo, de 9 a 13. Además de juegos y clases de natación, los niños reciben, según el lugar, una ensalada de frutas luego de tanto esfuerzo en la pileta, como es el caso de los que le sacan la lengua al calor zambulléndose en el agua de la zona de Cepeda y Gutiérrez.

“En las colonias, los animadores son también asistentes de los coordinadores, nos ayudan a trabajar con los chicos”, señaló el profesional.

Por su parte, la subdirectora de la cartera de Deportes, María Elena Pini, señaló que muchos de los animadores se dedican luego de sus estudios a profesiones afines como educación física, guardavidas o docencia en general. “Muchos de ellos fueron solicitados por casas de fiestas infantiles o peloteros, por el trabajo que vienen realizando con los niños y preadolescentes y la mayoría de los integrantes de este programa, de los coordinadores mismos o en mi caso personal, hemos sido animadores voluntarios y nos atrapó tanto la experiencia que seguimos perfeccionándonos en este ámbito”, expresó.

Asimismo, Guillermero indicó que los animadores voluntarios conocen a los chicos del barrio y eso “facilita mucho nuestros trabajo”. Además, señaló que se trabaja con distintas áreas municipales como el de la Mujer, la Dirección de Inclusión y el Plan de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres, o bien la Dirección de Tránsito, y la Secretaría de Salud, para así ampliar el campo de trabajo y de conocimientos con el que los chicos pueden aprender y trabajar.

Comentarios