Policiales

Violencia urbana y narcomenudeo

Fonavi de Viamonte y Guatemala: balas y amenazas

Reiterados episodios violentos, como balaceras e intentos de usurpaciones, pusieron bajo la lupa barrio Francetti, en la zona oeste. Anoche, dos personas fueron detenidas por amenazar de muerte a un vecino si no abandonaba su vivienda


Imagen de archivo.

El complejo Fonavi de Viamonte y Guatemala tuvo una inusitada cobertura mediática durante los últimos días. Los motivos: cinco personas atacadas a balazos el fin de semana pasado en un departamento, reiterados tiroteos y, este jueves, la detención de dos hombres sospechados de amenazar a un vecino para usurparle el departamento, todo –según investigadores– en el marco de un conflicto territorial por la venta de drogas que involucra a dos familias enfrentadas. El sector se conoce como barrio Francetti, y está delimitado por las calles Riobamba, Provincias Unidas, 27 de Febrero y Colectora de Circunvalación.

Pasadas las 22 de este jueves, la Policía llegó a Monte Flores al 7100: un hombre de 49 años relató que en su casa apareció un joven “con campera verde y un parche blanco” que lo amenazó de muerte, arma en mano, si no abandonaba su vivienda. El hombre completó el relato diciendo que el matón se retiró efectuando disparos al aire, en forma de intimidación y para darle peso a la advertencia.

A partir de la descripción aportada por la víctima, efectivos policiales observaron a dos sospechosos al pie de la torre 3 de Viamonte al 7100, a sólo una cuadra. Los sujetos, no bien divisaron a los uniformados, procuraron esconderse en un departamento, aunque sin éxito: fueron detenidos tras una breve resistencia, dice el parte policial.

Daniel David P., de 28 años, y Fernando Gabriel M., de 26, ambos con domicilio en el lugar, quedaron en la comisaría 32ª a la espera de las actuaciones de Fiscalía. Al primero la Policía le secuestro un arma marca Tanfoglio con 14 balas; mientras que el segundo fue demorado por entorpecer el procedimiento, señaló el Ministerio de Seguridad.

Ambos fueron imputados este viernes por la tarde, por el delito de portación ilegítima de arma de fuego.

Según fuentes policiales, el origen de la disputa serían entuertos por el control del negocio del narcomenudeo, protagonizados por dos familias enfrentadas. “En un momento solían vender para el mismo transero, pero luego la cosa se empezó a pudrir”, dijo un vocero.

Una batalla campal

La amenaza y las detenciones no fueron hechos aislados en barrio Francetti. El sábado pasado los disparos se escucharon entrada la noche en la zona de Guatemala entre Monte Flores y Viamonte y luego se produjo el incendio de una vivienda en Monte Flores al 7100, al parecer en represalia por el ataque, lo que motivó la intervención de una dotación de bomberos.

Esa noche al Policlínico San Martín ingresaron dos personas baleadas desde Viamonte al 7100. Alejandro M., de 35 años y domiciliado en el lugar, recibió un tiro que le atravesó el estómago, uno más que le dio en la ingle y un tercero en el codo; fue derivado al hospital Centenario. En tanto Félix M., de 70 años y familiar del hombre mencionado, fue trasladado a un sanatorio privado debido a un balazo en el abdomen. También fueron atendidos, en el Heca, Micaela M., de 17 años y con el mismo domicilio que los anteriores, por un tiro en la espalda, mientras que también fue baleado, en un tobillo, Ricardo R., de 37 años, quien también fue hospitalizado.

Según el relato de vecinos, al momento del ataque, que fue precedido por una gresca a golpes de puño, la familia M. se encontraba acondicionando un espacio para “poner una heladería”. El testimonio fue categórico: “Antes en ese lugar había un bunker. Se veían 20 ó 30 personas comprando merca; había autos, motos bicis que no sabías de donde venían”.

Frente a las cámaras de TV una vecina definió el enfrentamiento como “una batalla campal”. “No se podía salir era bala tras bala. Se cruzaban los tiros. Fue terrible”, describió.

Por la balacera, el fiscal de Homicidios Florentino Malaponte pidió la captura de dos sospechosos que hasta el momento se mantienen prófugos.

El miércoles, dos jóvenes debieron ser trasladados al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) tras ser baleados en las piernas en Estudiante Aguilar al 7500 a apenas unas cuadras del Fonavi, hecho que la Policía tabuló como enfrentamiento entre bandas. A uno de ellos la Policía le secuestró un revólver y fue acusado por tenencia ilegal de arma de fuego.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios