Policiales

La ley del plomo

Fonavi de Lola Mora e Hipócrates: denuncian ataques armados

El Fonavi que lleva una decena de homicidios en 15 meses acumuló anteanoche balaceras contra tres viviendas; mataron un gato.


Foto: Juan José García.

El barrio donde el martes pasado un joven fue asesinado a tiros en el marco de la disputa por territorio en zona sur sumó anteanoche nuevos ataques sobre viviendas en diferentes sectores del Fonavi ubicado en Lola Mora e Hipócrates, donde desde octubre pasado se produjeron diez crímenes. Las puertas de dos departamentos de los núcleos 4 y 18 resultaron baleadas por tiradores que, en el último caso, mataron a la mascota del dueño de casa y dejaron una nota exigiéndole que abandone el barrio con el fin de usurparle la propiedad. Hubo una tercera agresión en el núcleo 2.

Según un vecino del barrio, alrededor de las 22 se escucharon tres disparos que fueron a dar contra una vivienda del núcleo 4, donde vive una mujer, a la que uno de los sectores en pugna en la zona comprendida por este Fonavi y los barrios Grandoli, Municipal y Tablada pretenden, de acuerdo con esta versión, desalojar. También hubo un ataque similar en el núcleo 2, según dijo una fuente barrial, aunque no hubo confirmación oficial.

La tercera balacera sucedió en el departamento 2 del núcleo 18. Según dijo a Canal 5 quien vive en ese lugar, un joven que se identificó como Jorge, otro muchacho se acercó caminando a su vivienda e increpó a un grupo de amigos que festejaba un cumpleaños, para luego dejar tiros de advertencia en la puerta y también desde el sector trasero de la casa. Uno de los impactos le quitó la vida a su mascota, un gato que dormía sobre un lavarropas.

Según contó la víctima, le dejaron una nota que decía: “Váyanse porque la puede ligar uno”, esquela que le entregó a la Policía, que actúa a las órdenes de la fiscal María de los Ángeles Granato. El móvil de los ataques, según las diversas fuentes, es la usurpación de propiedades para reconvertirlas en bocas de expendio para el narcomenudeo.

La presencia constante de personal de Gendarmería en la zona del Fonavi de Lola Mora e Hipócrates no impidió que dos sicarios ejecutaran este martes a Jonatan Jesse, de 28 años. Su muerte se suma a los 36 homicidios que en los últimos dos años tiñeron de sangre la zona sur, es la principal hipótesis de los investigadores, un puñado de los cuales se cometieron en ese barrio, acosado por la violencia junto con los linderos Grandoli (por el Fonavi del Parque del Mercado), Municipal y Tablada.

El martes por la noche, en el núcleo 13 del Fonavi fue asesinado de dos tiros en la cabeza Jonatan Jesse, un joven que era rotisero de oficial y al que conocían como Yony, frente a su novia. “El loco tenía una deuda con Alan Funes”, dijo un allegado a la víctima, aunque aclaró que había pagado. “Igual decidieron ajustarlo; eso le habían avisado”, aseveró. La referencia es al integrante del clan Funes imputado este jueves por una decena de delitos, entre ellos un homicidio, junto con su pareja, Jorgelina “Chipi” Selerpe.

Si te gustó esta nota, compartila