Edición Impresa, Espectáculos

La misma esencia

Fluido vuelve al new metal

Lolo Luciani, líder de Fluido, habló del Volumen 1 de la trilogía que se titula “Umbral”, un disco que vuelve al rock duro del principio.


“Umbral es sinónimo de límite, cruzamos nuestro límite, rompimos el umbral”, lanza Fluido, al mencionar la salida de su flamante disco, ése con el que regresaron a un sonido más crudo, al new metal con el que dieron sus primeros pasos hace ya 16 años. Umbral verá la luz en tres volúmenes, el primero saldrá este viernes, poco antes de su presentación oficial que comenzará a las 22 en el Teatro Vorterix Rosario (Salta 3519).

Fluido es una banda de rock nacida en la ciudad de Rosario en 2000. En 2002 grabaron su primer demo homónimo y en 2005 editan un EP de tres canciones titulado Estímulo, el cual les permitió grabar su primer disco Complemento en 2006. Este material fue editado por el sello independiente Tramo Records y estuvo grabado, mezclado y producido por Carlos Altolaguirre en estudios Blue Room (Rosario) con la colaboración de Javier Robledo.

El año pasado y el corriente fueron, para la formación que lidera Lolo Luciani, de festejos y aniversarios. Los 15 años de la banda y los 10 de su disco Complementos propiciaron un reacercamiento a las primeras composiciones. “Entonces volvimos un poco a las raíces de ese Fluido más metal”, explicó Luciani a El Ciudadano, dando cuenta del sonido de Umbral, que suena a un rock más duro que sus últimos materiales, sobre todo, comparado con Desde el aire. “El último disco fue compuesto desde la guitarra y la voz, desde los pianos, tenía canciones más largas, con intros y solos. En ese momento queríamos demostrar que no éramos sólo una banda new metal, que podíamos hacer un trabajo armónico, musical y de letras un poco más refinado a lo que veníamos haciendo. Lo hicimos y fue muy importante”. En ese momento, Fluido afrontaba un cambio de formación, más precisamente un cambio en la batería. Ahora, “con un baterista ya más afianzado, salieron canciones más de banda, más fuertes y más concretas”, puntualizó Luciani.

“Cuando sacás un disco largo elegís uno o dos cortes de difusión para que tengan repercusión, más visibilidad que el resto de los temas que terminan perdiéndose un poco”, aseguró el músico haciendo referencia al lanzamiento del nuevo material en volúmenes. “Al ir editando en partes, todos los temas tienen protagonismo y generás cierta expectativa en ver qué es lo que sigue”, confesó.

“La intención de este primer volumen tiene que ver con la impresión que queríamos dar” –agregó–. “Antes, entre disco y disco, buscábamos una canción que sirviese como puente porque cada disco tiene su impronta. Entonces, cuando elegíamos el corte tratábamos que sea lo más parecido al disco anterior para que no se genere un salto. En este caso fue todo lo contrario, elegimos lanzar el disco con uno de los temas mas fuertes, un cachetazo”.

Si bien donde hace hincapié  este disco y el sentido del título tiene que ver con su sonoridad, Umbral presenta un hilo conductor en su lírica que busca reflejar las formas de vida actuales criticando la ambición y el individualismo y poniendo el foco en la importancia de las cosas simples. “Vivimos de una manera muy materialista. Terminás de comprar un auto y querés una cuatro por cuatro. Es una rueda que nunca para. Por eso buscamos resaltar las cosas simples.”, concluyó Luciani.

Comentarios