Edición Impresa, Policiales

Rufino

Fiscal denuncia que juez federal ignora las investigaciones

Es Mauricio Clavero, quien realizó varias investigaciones sobre narcomenudeo y dice no tener eco en la Justicia.


El fiscal de Rufino Mauricio Clavero, que se desempeña en este cargo desde 2014, denunció ayer en distintos medios que envió 15 casos al Juzgado Federal N° 4 a cargo de Marcelo Bailaque y que el magistrado nunca se ocupó de trabajar denuncia alguna. Y además dijo que el magistrado pasó los datos de la investigación a la Policía de esa localidad.

“Decidí contar lo que pasa cansado de ser ignorado. Enviamos a Rosario cuatro denuncias en la que desnudamos 15 casos de venta de estupefacientes en la ciudad y no recibimos respuesta alguna de parte de Bailaque”, precisó Clavero en diálogo con VíaRosario. El fiscal convocó a una conferencia de prensa ayer, en la que expuso el problema.

Clavero dijo que la última denuncia que envió terminó en una situación al menos irregular. “Enviamos los datos de dos conocidos vendedores de estupefacientes de la ciudad, con pruebas y sus respectivas direcciones. Como contrapartida, lejos de notificarnos a nosotros, enviaron una fax a la comisaría de Rufino con nuestros datos y los de los denunciantes diciendo que la causa se archivaba. Manejamos una investigación con reserva y confidencialidad y todo quedó expuesto ante los datos informados a la seccional”, relató el fiscal a los medios.

Clavero asumió como fiscal en Rufino en febrero de 2014. “Yo nací en Rufino y tengo contacto fluido con la gente. Todo el tiempo recibimos a padres que denuncian venta de droga y decidimos involucrarnos. Nos decepciona que todo quede en la nada”, manifestó el fiscal. Y dijo que está amenazado de muerte por intentar desarticular una red de delincuencia y trata en el sur provincial.

“Durante una hora y media, junto al personal de la Policía de Investigaciones que trabaja con nosotros en la ciudad, hicimos un relevamiento fotográfico de un sitio donde se vendía droga. Vimos llegar a hombres, mujeres y adolescentes. Nada de eso prosperó”, expuso.

Un día pudimos contar en una hora y media, cerca de 20 compradores en uno de esos domicilios. Hasta se detuvo a una persona rodeada de seis o siete chicos y adolescentes a su alrededor. Estaba con un arma de fuego, pero como el juzgado no quiso hacer el allanamiento, al día siguiente lo hice yo, porque había un arma de fuego y eso era de mi competencia. Ingresamos al domicilio y encontramos elementos de fraccionamiento de esa sustancia”.

Clavero mostró preocupación por las sustancias que dice los jóvenes adquieren en búnkers de la ciudad. “Con asistencia de los padres, realizamos análisis de jóvenes que supuestamente habían consumido marihuana y dichos testeos salieron positivos en cocaína. A partir de allí caímos en la cuenta que en la localidad se venden los denominados nevados. Cigarrillos que mezclan marihuana y cocaína para hacerlos más adictivos. Estamos ante una situación grave que no merece ser ignorada”, planteó.

“Nos ignoran. Ni siquiera nos atienden el teléfono”, puntualizó Clavero sobre el contacto con Bailaque.

Comentarios