Edición Impresa, Policiales

juicio abreviado

Firmó 18 años por crimen de chofer

Daniel era chofer de la línea de colectivos 153. Lo mataron en zona oeste para sacarle la moto en el verano de 2015. Iba a tomar su turno. Un papel con un nombre llegó a manos de la policía. Según el acta policial un vecino acercó el dato y desapareció. El nombre era conocido y fue detenido durante un allanamiento.


Daniel era chofer de la línea de colectivos 153. Lo mataron en zona oeste para sacarle la moto en el verano de 2015. Iba a tomar su turno. Un papel con un nombre llegó a manos de la policía. Según el acta policial un vecino acercó el dato y desapareció. El nombre era conocido y fue detenido durante un allanamiento. Hoy, el acusado tiene 22 años y  firmó un acuerdo abreviado por homicidio en ocasión de robo y otros dos asaltos que quedaron en tentativa. Durante la investigación estuvo internado en un hospital psiquiátrico; ahora aceptó una pena de 18 años de cárcel. El acuerdo fue homologado por la jueza María Isabel Más Varela.

Daniel Alejandro Bracacini tenía 36 años y una sonrisa franca. Era colectivero. En las primeras horas de la mañana del 4 de enero de 2015 se subió a su moto Suzuki de 125 centímetros cúbicas azul y emprendió el viaje a su trabajo. Al llegar a Circunvalación y 27 de Febrero se cruzó con un joven que le arrebató la moto y le pegó un tiro en la frente. Daniel quedó tendido en la calle, agonizante. Lo llevaron al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez. Su cuadro era crítico. Falleció cerca del mediodía del día siguiente.

Un familiar contó en su momento que Daniel era padre de tres chicos y hacía cuatro años que trabajaba para Rosario Bus, al mando de un colectivo de la línea 153. El día que lo hirieron de muerte era el cumpleaños de uno de sus pequeños, relató este pariente. Siempre de buen humor, haciendo chistes y con una sonrisa en los labios lo recordaron sus compañeros tras el crimen.

Lucas Alejandro Méndez fue detenido algunas horas después. Un papel con su nombre lo delató y la Policía lo ubico en una casa de la zona. También secuestraron una moto, aunque no era la de la víctima. Méndez fue acusado por el fiscal Ademar Bianchini y quedó en prisión preventiva por 51 días. Luego la medida se prorrogó. Durante la preventiva terminó internado en el Hospital Agudo Ávila.

La medida se tomó en febrero de 2017. El juez Alejandro Negroni dispuso la medida por un mes mientras se producía un informe de la Junta Médica de Salud Mental. A esta altura estaba en tratativas un acuerdo abreviado que fue suspendido por el tema médico.

Ayer su defensor José Guirado y el fiscal Bianchini presentaron ante el tribunal un procedimiento abreviado. En el acuerdo Méndez reconoció su responsabilidad en el crimen. También la portación de un arma y otros dos hechos de tentativa de robo. Aceptó cumplir por estos delitos 18 años de cárcel. Las partes pidieron que esa sanción se unificara con una pena anterior de un año y tres meses de prisión condicional dictada por el Juzgado de Menores 4ª. Aunque este fallo no movió la aguja en cuanto a los años de prisión a cumplir.

La jueza María Isabel Mas Varela admitió el acuerdo y lo homologó luego de entender que hay razonabilidad en el convenio y libre voluntad de Méndez para consentir el procedimiento.

Si te gustó esta nota, compartila