Ciudad

Entre Nación y Municipio

Firmaron convenio para la urbanización de Villa Banana

A través del acuerdo de asistencia financiera se profundizará la intervención en materia de hábitat, infraestructura y desarrollo social que provincia y municipio planificaron para el sector.


 La intendenta Mónica Fein firmó en la tarde del miércoles un convenio marco de adhesión para la ejecución del programa Proyecto Integral de Hábitat y Vivienda.
El acuerdo entre la Municipalidad de Rosario y el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación se formalizó en la Casa Rosada entre la jefa municipal y la secretaria de Hábitat nacional, Marina Klemensiewicz.
El municipio destinará este financiamiento a la intervención integral proyectada por equipos técnicos locales para Villa Banana, y beneficiará a 1.300 familias del asentamiento más poblado de la ciudad.
“Es un avance importante que logramos después de insistir durante mucho tiempo. Esperamos poder concretar esta transformación lo antes posible porque significa cambiarle la vida a miles de vecinos de esa zona”, destacó Fein.
“Junto al gobierno provincial venimos interviniendo fuertemente en este sector, abriendo calles y llevándo servicios a más gente. Pero necesitábamos los recursos que la ciudad se merece para poder hacer una transformación total del barrio”, continuó la mandataria.
Fein aclaró que la inversión total del proyecto es de más de 350 millones de pesos, de los cuales la Nación, a través de un crédito del Banco Mundial, aportará unos 220 millones de pesos y el resto estará a cargo del municipio y la provincia.

Obras en Villa Banana

A través del Plan Abre, el gobierno de la provincia de Santa Fe y la Municipalidad de Rosario iniciaron acciones en un sector de Villa Banana de cara a la mejora integral de barrio. En esta primera etapa la propuesta consiste en la apertura de las calles Rueda entre Pascual Rosas y Lima, y Pascual Rosas desde Rueda hasta 27 de Febrero beneficiando a 400 familias de esa zona.
Además se instalarán redes de infraestructura que llevarán a estas familias agua potable, cloacas, red eléctrica y alumbrado público, cordón cuneta, pavimento definitivo y veredas. Para llevar adelante estas acciones, la provincia invertirá 38 millones de pesos.
En los próximos días, el equipo del Servicio Público de la Vivienda y el Hábitat iniciará una ronda de encuentros con los vecinos beneficiados en esta primera etapa para trabajar  juntos sobre las primeras tareas que mejorarán el barrio.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios