Ciudad

Plenit se hizo cargo de la cobertura

Finalmente, la prepaga autorizó la compra de la vacuna para Ainhoa

La beba nació prematura hace 45 días. Sus débiles pulmones necesitan de la medicación Synagis para fortalecerse, que ya está a disposición para retirar en una farmacia céntrica.


Ainhoa vive en una especie de cuarentena. Apenas puede mantener contacto corporal con su madre. Ni su padre, tíos o abuelos pueden alzarla por su delicado estado de salud. La bebita nació hace un mes y medio. Tiene 45 días y pesa dos kilos y medio. Depende de una vacuna para crecer y evitar cualquier infección respiratoria. Y luego de la exposición pública que tomó el caso a través de El Ciudadano, tras los reclamos de la familia para que Plenit se haga cargo de la cobertura del medicamento, finalmente desde la obra social de medicina prepaga le anunciaron a este medio que ya autorizaron la orden para que los padres de la beba puedan retirar las dosis en una farmacia céntrica.

Antonela Romero, la madre de Ainhoa, se comunicará este jueves a primera hora con la prepaga para recibir la confirmación de que ya se encuentra disponible el medicamento. La beba nació prematura, con 32 semanas de gestación, luego de un embarazo que fue calificado de alto riesgo. Durante 35 días estuvo internada en la sala de neonatología del Sanatorio Británico. Y a partir de las dificultades en el sistema respiratorio, el pediatra recomendó aplicarle Synagis. Una vacuna esencial para el desarrollo pulmonar de los bebés prematuros. “Por una simple congestión la pueden volver a internar. Tiene los pulmones muy débiles”, confió la mamá de la criatura.

Mientras espera la aplicación de la vacuna, Ainhoa no puede tener contacto con nadie más que con su madre. “La nena está internada en mi casa. Vive toda tapada”, explicó la mujer. Desde su casa en zona sur, ella manda fotos a familiares y amigas para que la conozcan.

La autorización de la compra de la vacuna llegó este miércoles a la gerencia de Plenit. Antes, la familia decidió presentar una carta documento ante la empresa, que en un principio iba a cubrirle dos de las tres dosis de la inoculación, según manifestaron desde la familia de Ainhoa.

Antonela es madre primeriza, tiene 27 años y la semana pasada mandó una carta documento para que la escuchen. “No me atendió ni el auditor ni la jefa. Sólo me atendió la secretaria, que recibe todos los reclamos”, contó y aclaró que la vacuna llamada Synagis –cuyo fármaco es palivizumab– cuesta entre 25 y 30 mil pesos.

La mamá de Ainhoa trabaja en un call center y tiene tres meses de licencia por maternidad. “No tengo medios para sacar un préstamo. Si lo tuviera, ni hubiese hecho el reclamo”, concluyó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios