Edición Impresa, País

Descontrol

Fiesta electrónica resultó fatal

Seis jóvenes murieron en el centro Costa Salguero de la Capital Federal durante multitudinario encuentro y otros cinco se encontraban internados en estado grave. Los primeros análisis mostraron consumo de drogas “de diseño”.


Seis jóvenes murieron entre la madrugada y la mañana de ayer y otros cinco terminaron internados en diferentes hospitales, consecuencia del consumo de drogas dentro de una fiesta electrónica llamada Time Warp, que se realizó en el centro Costa Salguero de la Capital Federal.

Dos de las víctimas fatales, de 21 y 25 años, fueron encontradas sin vida en el lugar, que contaba con el servicio de emergencia privado a cargo de las firmas Semec SA y Sec Socorrismo con 2 ambulancias, 5 médicos, 10 socorristas y un puesto sanitario dentro del predio.

Sin embargo, ante la gravedad de la situación, se convocó al Same, que arribó con ocho ambulancias. Al llegar se encontraron con que más jóvenes presentaban la misma sintomatología: compromisos cardiorrespiratorios e hipertermia con temperaturas de 42 grados.

Un tercer joven, de 22 años, murió mientras era trasladado al Hospital Fernández; y otro perdió la vida en la terapia intensiva de ese centro de salud. Un quinto falleció mientras era atendido en el Hospital Rivadavia.

Uno de los tres pacientes que llegaron con vida al Fernández fue dado de alta cerca del mediodía de ayer. Los restantes son dos hombres y una mujer de entre 21 y 25 años. Además, un joven de 17 años fue trasladado al Hospital Rivadavia y otro de 24 derivado al Hospital Argerich.

Según información proporcionada por el titular del Same, Alberto Crescenti, el joven internado en el Rivadavia evoluciona favorablemente, pero uno de los internados en el Fernández –la única chica entre los pacientes en estado crítico– presenta un cuadro “muy delicado”.

Todos ellos “están muy graves, con asistencia respiratoria mecánica”, informó Crescenti, quien destacó el trabajo de los equipos de urgencia de los hospitales y agregó que “se está trabajando para salvarles la vida”.

Los primeros análisis muestran consumo de drogas de diseño similares al éxtasis y algunos internados presentan quemaduras internas, producto de los altísimos estados febriles. Según trascendió, la droga utilizada se llama “Súperman” (ver aparte).

Además de los internados en estado de gravedad, varios jóvenes más se han presentado en las guardias hospitalarias con estados de intoxicación variados y varias familias cuyos hijos no habían vuelto a casa ni se habían comunicado luego de la fiesta recorrían desde temprano los hospitales en busca de información.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía Criminal de Instrucción Número 24 a cargo de Sandro Abraldes, quien preventivamente ordenó la clausura de Costa Salguero.

El funcionario judicial estuvo en el predio y ordenó el traslado de los dos cuerpos que estaban allí a la Morgue Judicial para la realización de la autopsia.

Fuentes de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) porteña detallaron a Télam que la empresa Dell Producciones SA tenía todos los permisos para la realización de la fiesta electrónica Time Warp, de origen alemán, que recorre varios países y que llegó este año por tercera vez a la Argentina.

El organismo autorizó los pabellones 2, 3, 5 y parcialmente el 4 del complejo Costa Salguero y la productora encargada del evento respondió a un reporte solicitado a las 3 de la mañana, donde informaron que hasta ese momento había 10.900 tickets de ingreso sobre un total de 13.000 que tenían autorizados.

El lugar contaba además con el servicio de prevención de incendios a cargo de los Bomberos Voluntarios de La Boca con una Unidad Urbana Mediana, personal de dotación y ocho bomberos destinados al evento.

La segunda parte de la fiesta, prevista para anoche, fue suspendida y el complejo fue clausurado.

La empresa de seguridad privada que realizaba el control es Siseg SRL, que se encuentra homologada por la Dirección General de Seguridad Privada, detalló la AGC.

Los procedimientos ordenados por la Fiscalía los lleva adelante Prefectura Naval Argentina, con jurisdicción sobre Costa Salguero.

Superhéroe mortal

Según las últimas informaciones, los jóvenes que se intoxicaron en el centro Costa Salguero consumieron una droga llamada “Superman”.

Desde hace un tiempo, los especialistas habían advertido sobre la llegada de esta droga. Se presenta en pastillas con forma triangular y en el centro se lee la letra “S” característica del famoso superhéroe.

Según contó Agustín, un joven que asistió a la fiesta, al portal minutouno.com, dentro del complejo circulaba un mensaje boca a boca y en teléfonos celulares: “Están vendiendo una pastilla roja que es berreta, no la tomen”.

Esta droga fue encontrada por la Policía bonaerense en un micro que interceptó anteanoche en La Plata y que se dirigía a la Time Warp. Dos personas fueron detenidas.

Entre 182 pastillas, 55 tenían el logo de Superman. Además, se incautaron varias dosis de LSD, marihuana, cocaína y popper.

Un festival con prestigio internacional

La fiesta Time Warp –significa Túnel del Tiempo– es un festival de música electrónica que nació en Alemania en 1994 y que se realizaba este fin de semana en su tercera edición en Buenos Aires.

Desde hace 22 años, la celebración tiene su epicentro en la localidad alemana de Mannheim, pero debido a su éxito comenzaron a hacerse también en Nueva York –Estados Unidos–, la ciudad holandesa de Utrecht y, desde hace tres años, también en Buenos Aires, entre otros puntos del planeta.

Argentina fue elegida en 2014, para celebrar los 20 años del nacimiento del festival, como el punto para su debut en el continente sudamericano y desde entonces siempre tuvo el mismo escenario: el centro Costa Salguero.

Para esta edición el valor de la entrada fue de 945 pesos en su abono para los dos días e incluía la actuación de DJs destacados en el ambiente como el alemán Sven Väth y el chileno Ricardo Villalobos.

En su presentación, la Time Warp destacaba que “atrae a un público leal con una potente propuesta de tecnología y música” y se presentaba como un evento “donde el hombre, la máquina y los sonidos crean una atmósfera especial, un lugar donde el espacio y el tiempo se funden”.

Uno de los productores de la edición local es Martín Gontad, el mismo que organiza la fiesta electrónica Creamfields desde el año 2001.

Nacido en Buenos Aires, este empresario produjo su primer show electrónico en el país en 1991, y desde entonces se convirtió en un referente local e internacional en los festivales de música electrónica.

Los organizadores de Time Warp expresaron ayer su “más sentido pésame a las familias y amigos de las personas que fallecieron” en ese evento. A través de un comunicado publicado en la web oficial, desde Time Wrap indicaron que “tomará un tiempo determinar la causa de esta tragedia”.

Comentarios