Espectáculos

Imperdible

Festival de Artes Escénicas de Rosario-FAER 2023: un paso adelante para una vidriera necesaria

Desde este miércoles y hasta el domingo 1º de octubre se llevará a cabo en diferentes espacios de la ciudad la tercera edición de un encuentro que ofrecerá una grilla de destacadas propuestas locales, espectáculos invitados nacionales e internacionales, un mercado y espacios de formación y debate


Con la clara convicción de que la escena rosarina necesitaba de una vidriera propia y diversa que se muestre como parte de una grilla donde también aparezcan espectáculos destacados en carácter de invitados tanto nacionales como internacionales, además de encuentros a modo de mercado de arte, espacios de desmontajes de obras y algunas valiosas actividades de formación y creación de nuevos públicos, del miércoles 27 de septiembre al domingo 1º de octubre se llevará a cabo en la ciudad la tercera edición del Festival de Artes Escénicas de Rosario-FAER 2023.

 

Surgido en medio de la pandemia como una necesidad de articular propuestas de la escena local de proyección nacional, abriendo el juego desde su debut en 2021 a materiales poco visibilizados en otras instancias de encuentros, festivales o fiestas del teatro, el FAER, que poco a poco empieza a encontrar su identidad, ofrecerá este año siete propuestas locales, dos de ellas con entrada gratuita; además de otras tres invitadas, dos de ellas internacionales, y un estreno local para la jornada de cierre del domingo 1°.

La apertura del encuentro, el miércoles 27 a las 18, tendrá lugar en el Museo de la Memoria (Córdoba 2019, esquina Moreno) con una intervención performática realizada en conjunto por compañeras del Archivo Travesti Trans de Rosario y colegas chilenos de Teatro Puerto, y estará dedicada a pensar y abrazar la diversidad en sus múltiples sentidos, en un espacio referencia para la memoria y en particular en el marco del 40° aniversario del regreso de la democracia en la Argentina.

Tras la inauguración, y a lo largo de cinco días, se programaron obras especialmente curadas por el equipo de FAER que se podrán ver en el multiespacio provincial Lavardén (Mendoza y Sarmiento), Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC, Paseo de las Artes y el río), Galpón 15 (Franja del Río), Centro Cultural Parque de España (CCPE, Sarmiento y el río), Museo de la Ciudad Wladimir Mikielievich (Oroño 2361) y teatro de la Asociación Empleados de Comercio (Corrientes 450).

“Todavía no, lo importante de acordarse”.

La grilla del FAER de este  año cuenta con obras locales que fueron seleccionadas en el marco de la convocatoria oficial y a la que se presentaron alrededor de sesenta propuestas. La cartelera de obras seleccionadas incluye El ángel de la valija, con la actuación de Severo Callaci y dirección de Sergio Mercurio; Todavía no, lo importante de acordarse, con la actuación de Laura Copello y dirección de Felipe Haidar; Escenas del próximo capítulo, una obra de teatro físico interpretada por Daniel Soto Calistro; Proyecto REC, propuesta dirigida por Jésica Biancotto, y Maricón, con la interpretación y dirección de León Ruiz.

“Maricón”.

Además, habrá otras dos obras seleccionadas por FAER para ser presentadas con entrada libre y gratuita. Se trata del infantil Cuatro gotas locas, con las actuaciones de Elisabet Cunsolo, Carla Gordillo, Julia Livolti y Corel Martínez Tuset, y la performance Baño de rosas, una propuesta de estética Queer producida por Casa Kaos que ofrecerá una serie de funciones en medio de la grilla de espectáculos.

La gran novedad en esta tercera edición es la presencia de dos obras internacionales especialmente invitadas por el FAER. Se trata de Bruta, una performance chilena que pone en cuestión los discursos hegemónicos sobre lo estético, a cargo del director y artista Marco Ignacio Orellana con el trabajo en escena de Habib de la Jara, y La Sapo, en su versión uruguaya pero del mismo director de la versión original, el talentoso creador cordobés Ignacio Tamagno, con las actuaciones de Emilia Díaz y Sofía Rivero, que explora los vínculos familiares entre una abuela y su nieta donde los secretos se vuelven presencias.

“La Sapo”.

Además, entre las invitadas por el festival aparecen las nacionales Limítrofe, la pastora del sol de Buenos Aires (en gestión con un proyecto chileno y actores de esa nacionalidad), bajo la dirección de Florencia Bendersky, obra del autor chileno Bosco Cayo, inspirada en una historia real: la de una joven Aymará, Gabriela Blas, que en 2007 fue acusada arbitrariamente de asesinar a su pequeño hijo, que había desaparecido cuando ella buscaba a dos de las 150 llamas que estaba pastoreando en el altiplano chileno. La pastora sufrió cárcel y maltrato convirtiendo su proceso judicial en el más largo de la historia de Chile sólo por ser Aymará, mujer y pobre. También será de la partida Un día de poder, un estreno local que tiene como gran protagonista a la destacada actriz rosarina Andrea Fiorino, quien además fue nombrada el año pasado madrina de este encuentro.

Durante las cinco jornadas del festival habrá también actividades específicas para el sector que produce artes escénicas y para el público en general.

“Limítrofe, la pastora del sol”.

Allí aparecen espacios de formación y desmontaje de obras, estos últimos coordinados por el periodista Miguel Passarini (El Ciudadano, Radio Nacional Rosario), en articulación con los estudiantes de las escuelas de teatro y danza de la ciudad y el proyecto de extensión de la cátedra de Redacción de la UNR a cargo del Dr. Orlando Verna. Los desmontajes de obras, abiertos al público y con entrada gratuita, tendrán lugar el jueves 28 a las 16, en el Auditorio de Radio Nacional Rosario (Córdoba 1331); el sábado 30 a las 17 en el CCPE, el domingo 1° de octubre a las 17 en el Museo de la Ciudad y lunes 2, desde las 18, nuevamente en el Auditorio de Radio Nacional.

También se destaca una instancia de mercado denominada Puente 2023. Se trata de un espacio de encuentro e intercambio entre artistas escénicos locales, programadores nacionales e internacionales y funcionarios de cultura de la región, con la finalidad de habilitar circuitos de circulación para las  artes escénicas que se gestan en la ciudad. El espacio aportará dos instancias de vinculación. Por un lado un Mercado/Feria donde las compañías seleccionadas expondrán sus proyectos a programadores invitados con una duración de 10 minutos cada una, y por otro un Showcase, donde  las compañías invitadas exhibirán sus proyectos a programadores durante 15 minutos cada una a partir del concepto de un montaje mínimo para cada ocasión.

Gestión público-privada

“Este festival surgió del deseo y del trabajo; contamos con el acompañamiento de la Secretaría de Cultura de Rosario y del Ministerio de Cultura de Santa Fe, junto con el Instituto Nacional del Teatro (INT), Cooperación Española y Centro Cultural Parque de España, además de la gestión de una serie de diferentes fondos que nos permiten concretarlo. Es un festival hecho con muchísimo esfuerzo, pero estamos muy orgullosos porque año tras año va creciendo y en esta edición, a pesar de la coyuntura y de la crisis económica que estamos atravesando, vamos a tener por primera vez espectáculos internacionales, además de talleres internacionales con docentes que vienen de Chile y Uruguay vinculados a esas propuestas. De este modo FAER se convierte también en una gran oportunidad más allá de ver los espectáculos, de cruzar conocimientos”, contó Mayra Sánchez quien junto con David Gastelú, ambos actores, directores, docentes y gestores culturales aparecen al frente del equipo de FAER que completan Leandro Doti, Malena Podesta, Dana Maiorano, Héctor Román y Melisa Martyniuk.

“Bruta”.

“Este festival es una idea que nace en la pandemia y se concreta en la post pandemia. Siempre contamos con Mayra que nos conocimos militando en la Multisectorial de los Trabajadores de la Cultura, obviamente peleándonos con el Estado; en ese momento pidiendo  trabajo y comida, porque en pandemia la gente de la cultura pasó hambre y con Artistas en Red repartíamos bolsones para compañeros y compañeras que estaban atravesando una situación muy complicada. Es decir: el trabajo y la militancia están en este proyecto desde antes de poder concretarlo. Y estar hoy anunciando la tercera edición es un gran logro, porque de esas grupalidades  surgió un proyecto en el que debatimos, nos peleamos, pero sobre todo consensuamos, algo que hoy es muy valioso y complejo de abordar”, contó a su tiempo Gastelú

“Siendo éste el tercer año de un proyecto que logramos sostener en esta ciudad –destacó Gstelú–, en el medio de las elecciones y con este panorama que se nos viene, a pesar de todo eso, estamos muy contentos de haber llegado hasta acá sumando un nuevo peldaño al FAER que es la pata internacional. En este tiempo fuimos invitados a otros festivales de Latinoamérica para dar a conocer el trabajo que veníamos haciendo acá, al tiempo que esos recorridos nos permitieron conocer grupos de trabajo, proyectos de gestión, formas diferentes de abordaje. Conocer a otros compañeros programadores, productores, gestores culturales y aprender mucho también en esas instancias nos sirvió para traer esa experiencia a Rosario que no tenía un festival de estas características, porque además  el objetivo principal es estimular y fortalecer lo que ya tenemos, para que nuestras producciones tengan las herramientas necesarias y empiecen a salir de Rosario generando otros circuitos de trabajo por fuera de lo local”.

“Es pura militancia: a nosotros nos entusiasma y queremos contagiar al resto esta idea que es un poca ambiciosa, para que tengamos un festival internacional  que queremos que crezca y ofrezca muchas posibilidades de crecer para todos y todas”, sumó Gastelú.

Un momento extraordinario

FAER es una invitación a disfrutar de un momento extraordinario en el que artistas y espectadores nos congregamos para compartir, disfrutar y reflexionar acerca de nuestro trabajo. En estos tiempos de tanta apatía es un momento para encontrarnos con otros, como pasó el año pasado con las funciones pero también con los cruces posteriores en los distintos espacios que se fueron dando. Por eso decimos que es una instancia de encuentro entre artistas y espectadores y es un espacio de fortalecimiento para la cultura local y las artes escénicas que proyecta a Rosario de manera internacional como un polo cultural valioso. Tenemos algo en común con David: pensamos que lo nuestro es un trabajo y que también es trabajo el de todas las y los artistas de nuestra ciudad, y eso es algo que reivindicamos  y militamos a partir de FAER, que haya más trabajo y de mejor calidad para todes”, sumó finalmente Mayra Sánchez

Para agendar

Todas las actividades del FAER se podrán seguir y consultar a diario en https://www.instagram.com/faer_festival/. Las entradas anticipadas, a precios accesibles, ya se pueden adquirir de manera online a través del sitio web http://antesala.com.ar. Las entradas generales costarán 1500 pesos, y las personas jubiladas o estudiantes abonarán sólo mil pesos.

Comentarios

10