Ciudad, Edición Impresa

Política y territorio

Fein tomó el pulso al Sudoeste

Recorrió emprendimientos y obras públicas, dialogó con vecinos, referentes comunitarios y curas. Escuchó reclamos y participó de una ronda de debate con jóvenes donde se discutió sobre diversión nocturna y consumos.


La intendenta Mónica Fein y buena parte de su gabinete dedicaron la mañana de ayer a recorrer el distrito Sudoeste donde, además de visitar obras y reconocer el estado general de ese sector, escuchó planteos de vecinos y referentes barriales. Algo parece determinante en esta etapa de las gestiones de Mónica Fein: encontró en las mesas barriales (ya son 36 en toda la ciudad) la llave para poner en marcha la polea de comunicación entre la gestión y el territorio.

Esas mesas barriales se iniciaron en 2013 de la mano del Plan Abre, programa que por un lado entra con millonaria inversión en obras, y por otro con esta herramienta que lo contacta con referentes institucionales y vecinos.

En las mesas barriales se sientan referentes del sector público (centros de Salud, de Convivencia Barrial, escuelas, jefe policial) y centros comunitarios, ONG, centros comerciales, clubes, organizaciones sociales y políticas y vecinos con compromiso, entre otros.

La intendenta contó ayer a los medios que acompañaron la ronda por el Sudoeste que la idea de su gobierno es que esas mesas barriales pasen a ser Consejos de Vecinos.

“Lo que pedimos es que se siga manteniendo la mesa barrial, que se siga manteniendo el diálogo”. La voz de Carlos Segovia, presidente de la vecinal Piamonte, sonó fuerte y clara entre la gente que se arrimó a la inauguración de la Planta de Ósmosis Inversa en barrio Tío Rolo, agobiado por años de nula presión de agua. Dejó en claro las dos caras de la moneda: esas mesas son un cable a tierra del gobierno para anclarse con la gente; y para los vecinos resulta crucial para hacer oír problemas, plantear críticas y enojos o proyectar soluciones.

¿Y antes de las mesas con quién hablaban?, se le preguntó a Segovia. “Con el Distrito, pero había dificultades…Es como en todo gobierno, cuando gana con el 70% no te dan bola. Después de lo que pasó en las últimas elecciones las cosas cambiaron y aparecieron obras esperadas por años, como esta planta de potabilización o la remodelación de Ovidio Lagos”.

Un rato antes, Fein y sus secretarios hicieron pie en Las Flores Sur. Recorrieron la bloquera municipal, que fabrica unos mil bloques diarios de cemento (la mayor demanda ahora son los muros del autódromo) pretiles, losas y columnas para equipamiento urbano, además de un sector de herrería. Hay 19 trabajadores entre municipales y dos cooperativas. De ahí sale capacitación a adolescentes y jóvenes en condiciones de vulnerabilidad del Plan Nueva Oportunidad.

En el paso por los terrenos linderos a la autopista a Buenos Aires la intendenta disfruta del arduo trabajo de más de dos años para reubicar el asentamiento sobre la traza de la colectora de Circunvalación. La franja de tierra luce limpia y despejada, y obreros municipales ultiman la parquización.

Allí esperaron la llegada de la intendenta Raúl, de un centro comunitario; sacerdotes de la iglesia Nuestra Señora de Itatí, que viven en el barrio, y la directora de la escuela primaria. Se arrimó una señora que pide a Fein por alumbrado urgente “porque quedó una boca de lobo” desde que sacaron las casillas, y le muestra en el celular la foto de una familiar herida en un robo. Una mamá se arrima con una niña de la mano y un bebé en brazos. También pide urgente por la luz. “Marina (Borgatello) se encarga”, delega la intendenta en la secretaria de Ambiente y Espacio Público.

Raúl “exige” que den “continuidad a la mesa barrial”. Estamos muy preocupados. Acá se ven cosas terribles”, repite una y otra vez en referencia al tema seguridad, bandas y violencia. Los sacerdotes a su lado concienten con la cabeza.

Uno de los curas comenta: “Vemos que somos muchos, cada uno desde su lugar intentando enfrentar problemas con lo que tiene y como puede. Por eso destacamos lo de la mesa barrial, porque permite tener contacto con todos: la gente del Polideportivo, el CCB, escuelas, iglesia, saber en qué anda cada uno”.

La intendenta reconoce que la realidad va más rápido que la capacidad de respuesta, pero dice ahí, en esa fría esquina de Las Flores Sur donde hasta hace unos meses había un picante asentamiento irregular, que la mesa barrial define prioridades y pide dotarla de más gente.

La escala siguiente es barrio Itatí, donde se ejecuta la última etapa de la urbanización del asentamiento financiada por el Promeba (BID). Donde funcionó el obrador, unas máquinas preparan el terreno para construir 40 viviendas que alojarán a familias asentadas sobre la traza de las últimas calles a abrir. Sigue el flamante paso a nivel de Pueyrredón y las vías, que permite ver la traza ferroviaria despejada de casillas a metros de los rieles, tanto para el lado de Ovidio Lagos como de Oroño, con dos calles paralelas pavimentadas a nivel definitivo. “Esto que se ve así era un asentamiento precario y muy cerrado”, exhibe el director del Servicio Público de la Vivienda Raúl Álvarez, ante la vista atenta de los secretarios Susana Nader, Laura Capilla, Pablo Ábalos, Gustavo Ziñago, Pablo Javkin y Gustavo Leone, además de los mencionados. Ya de salida, la intendenta encarga resolver una situación de ocupación de un espacio público que la exaspera.

El capítulo final ocurre en el Centro Municipal de Distrito Sudoeste. En el SUM esperan 25 jóvenes de entre 16 y 30 años. Se arma un gran círculo y en cuestión de minutos se rompe el hielo. La mayoría de los que está allí es parte de algún espacio grupal. Se plantea el tema de la diversión nocturna y consumo problemático y no problemático de alcohol y drogas. Si el paradigma prohibicionista o el de reducción de daños. Si el mensaje debe bajar de los adultos o entre los mismos jóvenes. Uno lanza una crítica mirada sobre “el despliegue mediático en torno a 5 muertes en la fiesta electrónica de Costa Salguero pero al mismo tiempo siguen muriendo muchos más chicos por consumir paco, de los que no se habla porque no vende”. La charla fluye entre vivencias concretas y opiniones. Se tiran ideas, se ejemplifican consumos sin tabúes. La intendenta escucha y cuando interviene lo hace con igual naturalidad. Tira al medio del círculo la cuestión de los límites, personales y sociales. Y la ronda se realimenta.

Lanzan feria de productos

El Patio de la Madera se convertirá en una feria de productos al estilo de las que existen en otras ciudades del mundo donde se ofrecen productos frescos, de origen local o regional, además de espacios para emprendedores, desde verduras y hortalizas hasta la producción de los Almacenes de Quesos que agrupan a pymes y promueve la provincia.

El espacio, que se aclara que no será una feria de artesanos aunque pueda haber lugar para emprendedores, estará abierto todos los días y hasta se pretende que genere algún atractivo turístico. Esos detalles los definieron el miércoles el gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Fein. Resta conocer el futuro del salón de convenciones, si volverá a ser concesionado con entrada por calle Córdoba o no.

Comentarios