Ciudad

Nueva apuesta del Ejecutivo

Fein presentó nuevos colectivos y habló de balaceras y remises truchos

Son de la empresa mendocina El Cacique, parte del nuevo esquema del transporte público. En el acto la intendenta no evitó mencionar el retiro de circulación de los llamados remises truchos y la posible vinculación de esa medida con el ataque mafioso al Concejo


Los recorridos y horarios de cada una de estas prestaciones no se verán modificados.

La intendenta Mónica Fein presentó en la mañana de este viernes 60 colectivos de la empresa mendocina El Cacique, una de las que –junto a la histórica Rosario Bus–, integra la parte privada del demorado nuevo esquema de transporte público de pasajeros. Otro costado de la controvertida movilidad en la ciudad se coló en el acto: los remises truchos y su retiro de circulación, que algunas versiones colocan como causa de los últimos ataques a balazos contra edificios institucionales.

Fein presentó 60 de las 140 unidades de colectivos que operará El Cacique. Es una de las empresas que prestará el servicio en el nuevo sistema de transporte urbano, que estaba previsto originalmente poner en marcha durante los primeros meses de este año y se fue postergando al calor de las tempestades económicas, con la quita de subsidios nacionales al sector como dato central. El anuncio de los nuevos prestadores fue en septiembre de 2017. Allí se conoció que seguirá la eterna Rosario Bus, del fallecido empresario Agustín Bermúdez. Y que se incorporaba una firma mendocina que hace 61 años puso sus primeros coches –camiones adaptados– en el departamento Maipú. A partir de allí, escalaron en el negocio en la ciudad de Santa Fe.

La Municipalidad convocó a la prensa a la presentación de los coches y los hechos de violencia recientes tuvieron eco en el acto. Fein respondió a las preguntas sobre la sospechada relación entre los balazos al frente del Concejo Municipal y a la sede del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y la erradicación de remises truchos. “Este año fue récord en sacar los remises no habilitados de Rosario”, dijo Fein y siguió: “Las áreas de control junto al Ministerio de Seguridad trabajan todos los días para sacar a las mafias de la ciudad”.

El problema de los autos de alquiler ilegal estuvo vinculado varias veces con las bandas criminales de la ciudad. El Concejo aprobó, en su última sesión del año, una ordenanza para multar con hasta 20 mil pesos a los choferes que manejan remises ilegales, más la retención del carnet por 180 días.

Fein se lamentó de alguna utilización político partidaria de los reiterados hechos de violencia en la ciudad, más aún a las puertas de un año electoral que se prevé de alta intensidad. “Estas cuestiones sólo perjudican a la ciudad y le hacen el juego con los violentos”, desmarcó la intendenta. “El mensaje que tenemos que dar, sin importar el partido político, es trabajar todos juntos. La violencia la debemos enfrentar todos los poderes del Estado en forma conjunta”, agregó en medio de los nuevos coches mendocinos pintados con el ya clásico celeste.

La movilidad de Rosario no sólo está atravesada por esos condimentos. Fuera de posibles pero no probadas irrupciones mafiosas en los remises, a la par de las “cooperativas” de taxistas que se apropian de paradas y acumulan denuncias por aprietes de colegas, el funcionamiento del sistema de colectivos carga con lo suyo. Lo marcan desde la oposición. El concejal Eduardo Toniolli hace tiempo marca las falencias con su Observatorio Social del Transporte.

El edil del Movimiento Evita destaca, en el informe de agosto pasado, la inferior calidad de las prestaciones por parte de la empresa Rosario Bus, que seguirá con el nuevo esquema junto a los mendocinos que presentaron sus unidades. La firma, incluso, resignó líneas –141, 153– que consideraba poco rentables y terminaron gestionados por la parte pública, que en adelante se concentrará en la Semtur tras absorber La Mixta. Toniolli cuestiona la permanente baja de las frecuencias –en especial las nocturnas– como forma de compensar costos ante presuntos retrasos tarifarios.

Con la recesión que amenaza quedarse otro año, y las dificultades que atraviesa el servicio como datos, Fein igual apostó este viernes: “2019 es el año de transformación del sistema de transporte, nos llevará algunos meses de ajuste, pero estamos en camino”, dijo. Aprovechó para marcar la impronta de su gestión: “No hay ciudad en el país que llame a una licitación pública, para renovar de manera completa su sistema de transporte”, destacó. “Rosario va a tener el mejor sistema de transporte del país, estoy segura porque lo planificamos junto a vecinos y vecinas en los barrios”, prometió por último.

Días de plomo: crónica de una jornada agitada tras la balacera al Concejo

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios