Ciudad, Edición Impresa

apertura de sesiones

Fein enviará al Concejo un nuevo proyecto de endeudamiento

Son fondos que irán a la obra pública, y a la par busca un adelanto de la coparticipación para cancelar deudas.


La intendenta Mónica Fein anunció que enviará al Concejo un nuevo proyecto de endeudamiento, en el cual se desestimará la reestructuración de pasivos como uno de los destinos del financimiento, redirigiendo esos fondos a la obra pública. Lo hizo en el marco del discurso de inicio de las sesiones ordinarias del Palacio Vasallo, donde repasó los principales ejes del plan de gobierno para el año en curso.

En declaraciones posteriores a la prensa, adelantó que el nuevo texto será girado a los ediles la semana próxima. “Queremos volcar más recursos a las obras oportunamente propuestas”, dijo Fein, quien además adelantó que solicitará al Concejo una autorización para firmar un convenio con el Gobierno de Santa Fe que permita hacerse de fondos (provenientes de un adelanto extra de coparticipación) que permitan cancelar los compromisos financieros con los proveedores y concluir la actual gestión con las finanzas totalmente saneadas.

“Rosario está de pie para desterrar la violencia de sus calles”, fue otra de las oraciones más sobresalientes en el discurso de Fein ante los concejales, que se extendió por 90 minutos y en el cual ocupó un amplio espacio el eje seguridad y convivencia. Dentro de este tramo se destacó también la frase referida a resaltar la aparición de los fiscales “en esos lugares donde la Justicia no llega en ningún otro lugar del país, como las cuevas financieras y las empresas que lavan el dinero del narcotráfico”, la cual fue aplaudida por gran parte del público presente, incluso por ediles de la oposición.

La intendenta fue muy contundente también con otras temáticas vinculadas a la violencia urbana, “que siguen siendo la preocupación central”. Afirmó que más allá de una baja en los índices estadísticos “no hay nada para festejar”, solicitó una depuración total de las fuerzas de seguridad y pidió respuestas ágiles “para las familias que reclaman justicia”.

Luego de asegurar que Rosario “va a ganarle la pulseada a la violencia”, Fein se explayó sobre el eje social de su plan de gobierno, al que calificó como el remedio necesario para curar la enfermedad. “Quiero finalizar mi mandato al frente de la ciudad sin que haya un solo joven menor de 21 años sin estudio o sin trabajo que no haya sido alcanzado por nuestras políticas sociales”, aseveró, para luego opinar que “no vamos a resolver la violencia bajando la edad de imputabilidad”.

Acto seguido enumeró los logros de diferentes programas sociales, como Abre Familia, Vuelvo a Estudiar y Nueva Oportunidad. En particular respecto a este último destacó que durante el año pasado “le ganamos al delito 2.500 jóvenes”, mientras que para 2017 el objetivo es llegar a 3.500.

En referencia a la Salud Pública, indicó sentirse orgullosa, como sus predecesores en la intendencia, de tener “la mejor Salud Pública de América Latina, donde más de 350.000 rosarinos tienen acceso a una atención integral”.

Y mencionó la maternidad del Hospital Roque Sáenz Peña, que contará con nuevos quirófanos, sala de cirugía y neonatología, que la convertirán en una “maternidad modelo en el paradigma del parto respetado”.

También pidió que la sociedad garantice y respete todos los derechos de las mujeres. “Basta de mujeres víctimas de femicidios, ni una menos en Rosario. Necesitamos una sociedad comprometida en este tema y una Justicia al servicio de la víctima. Comprometo a mi gobierno a sostener y fortalecer las políticas en materia de género”, dijo.

Metas ambiciosas

“Me propuse finalizar mi mandato, cumpliendo metas ambiciosas: un mejor transporte público; 100% de iluminación led; disminución sostenida de residuos enterrados; agua potable en todos los barrios; una ciudad con el 100% de la red de cloacas; que todos los jóvenes en situación de vulnerabilidad sean alcanzados por las políticas sociales; la disminución sostenida de los índices de violencia; y fundamentalmente que no haya un solo barrio de la ciudad donde no hayan llegado obras que transformen la realidad”, sostuvo Mónica Fein.

Obras públicas

En materia de obras, enumeró a los barrios Itatí; La Cerámica; Moreno; Deliot; Chaparro, Fuerte Apache; Industrial; La Cariñosa; La Palmera; Villa Banana; Vía Honda; Flammarión y Tablada. Y los Fonavi de los barrios Latinoamérica, Rucci y Supercemento, junto a los ubicados en Grandoli y Guttiérrez y bulevar Seguí, Rouillón, donde se ejecutan gran cantidad de trabajos.

Además mencionó la ejecución de trabajos en los ingresos y avenidas que conectan los barrios: segunda etapa de Rivarola; nueva avenida 27 de Febrero; nueva avenida San Martín; remodelación de avenida Junín; y avenida Francia.

En relación a las cloacas, ratificó su compromiso de “entregar el mando al próximo intendente de Rosario con el 100% de la ciudad cubierta por la red de cloacas”. También mencionó la puesta en marcha de los aliviadores 3, 27, 28 y Conducto Vera Mujica, además de desagües pluviales en 4 barrios del Sudoeste. Además, sostuvo que se licitará el Emisario 32.

El avance de las obras es sinónimo de “integración urbana, puestos de trabajo y calidad de vida para nuestros vecinos. Estamos ejecutado un Plan de Obras sin precedentes y les aseguro que sin ningún centavo en la casa de ningún funcionario público”, remarcó.

“Alguno podrá detenerse a discriminar si los fondos provienen de Nación, Provincia o Municipio. Quiero decirles, que los recursos no salen ni del bolsillo del presidente Macri, ni del gobernador Lifschitz ni de la intendenta Fein. Salen del bolsillo de todos los rosarinos, del trabajo de esta ciudad, y por eso vamos a seguir exigiendo que nuestros aportes a las arcas provinciales y nacionales vuelvan a Rosario”, destacó.

La previsible ola de réplicas empezó a través Twitter

El discurso de apertura de sesiones ordinarias de la intendenta Mónica Fein no tuvo buen recibimiento entre los distintos bloques de la oposición, cuyos miembros salieron a cuestionar sus ejes principales incluso antes de que la jefa del Palacio de los Leones terminara de hablar.

¿Discurso o relato ficción?, se preguntaba ya y como no podía esperarse de otro modo el concejal Jorge Boasso a través de Twitter, cuando no había transcurrido el primer tercio del discurso de la mandataria. Desde su banca dispararía también sobre punto importante del discurso, achacando a la intendenta que, o bien no había hecho nada sobre algunos temas o bien los había anunciado en discursos anteriores. “Habla de la labor admirable del Concejo. ¿Por qué entonces no ejecuta los proyectos consensuados y aprobados hace años?, cargó el edil radical. No fue el único que utilizó la red del pajarito para referirse en tiempo real a la apertura recordando “los más de 1.200 muertos en cuatro años” en la ciudad. “Coincido con la intendenta, no hay nada que festejar en materia de seguridad” tuiteó Diego Giuliano, quien pidió la prórroga por seis meses en la emergencia en seguridad. Tras el discurso, el edil justicialista cuestionó además la movilidad: “La Municipalidad no mide el impacto de las intervenciones que se realizan. Con corralitos, desvíos y calles que quedan cada vez más chicas, se vuelve muy difícil transitar”, marcó.

En tanto, Norma López también jaqueó por Twitter, cuestionando que los anuncios de la intendenta “están en sus discursos todos los años: seguridad, 100% cloacas, 1.000 cuadras de pavimento, fiscalías en distritos”.

“Esperaba que la mandataria realizara propuestas concretas en defensa de los puestos de trabajo y la producción como así también del desarrollo del Servicio Local de Niñez”, se quejó tras el discurso el concejala del Frente para la Victoria. Por su parte el concejal Juan Monteverde no se refirió a la apertura: “Los discursos no dicen nada, lo que queremos ver es la práctica concreta”, marcó el edil de Ciudad Futura, y se preguntó “si el socialismo este año está decidido a romper el pacto de gobernabilidad que tiene con el PRO en el Concejo”

A su turno, también el PRO expresó su disconformidad: “La ciudad que describió la intendenta no tiene nada que ver con el lugar donde vivimos los rosarinos, mientras haya un Estado ausente Rosario seguirá siendo una ciudad desigual”, marcó el edil Alejandro Roselló, titular del bloque. “Rosario sigue siendo una ciudad sin equidad, y eso se nota cuando uno recorre los barrios. Los problemas postergados no se resuelven con buenas intenciones, sino con gestión y fijando prioridades ”.

Comentarios