El Hincha

Sorpresa en la Catedral

Federer cambió de indumentaria: pasó a la japonesa por 300 millones de dólares

El mundo de los negocios deportivos se sacudió cuando el suizo Roger Federer se mostró en Wimbledon, por primera vez, con indumentaria de la marca japonesa Uniqlo, dejando a la estadounidense Nike, que había sido su sponsor desde 1994.


 

Roger Federer es el mejor jugador de la historia del tenis. Esta afirmación es muy difícil de refutar, en especial a la hora de contabilizar títulos y récords. Pero la presentación del suizo en Wimbledon, donde buscará su noveno título en el césped londinense, por ahora no es noticia por lo deportivo, donde avanzó tres rondas sin despeinarse. El helvético sorprendió al entrar a jugar con su nueva indumentaria, la marca japonesa Uniqlo, dejando atrás una relación comercial con la estadounidense Nike que llevaba casi 25 años.

La noticia del cambio de marca de indumentaria generó un gran impacto, a punto tal que las acciones de Nike cayeron ese día un 3 por ciento (ver aparte). No fue fácil para el mundo del tenis ver a Roger con otra indumentaria, pero los 300 millones de dólares que le pagará Uniqlo por 10 años es una cifra que no necesita explicaciones.

Y si faltaba algo más para revolucionar a la Catedral del tenis, donde los tenistas y las marcas de indumentaria respetan el color blanco tradicional tanto en remeras como en pantalones, Federer apareció en los entrenamientos con una remera con las imágenes de Elmo, Bert and Ernie, personajes de la serie Plaza Sésamo, lo que provocó conmoción en All England.

A Federer se le permite todo en Wimbledon, a punto tal que la cuenta oficial de twitter del torneo publicó una captura de Federer con su nueva ropa y bromeó al asegurar que con la compañía de estos personajes en su remera todo es posible para el suizo.

Lo concreto es que Federer desde que tiene acuerdo con Uniqlo comenzó con las modificaciones en su indumentaria y esta resultó sorprendente. En esta oportunidad, usó una remera que forma parte de la campaña lanzada por la marca japonesa que se llama: “Kaws x Sesame Street” y que es de edición limitada. Incluso, en el portal de venta de Uniqlo, la remera se puede adquirir por solo 14,90 dólares.

Federer habló de su nuevo acuerdo con Uniqlo tras las primeras jornadas en Wimbledon y contó cuánta ropa le habían dado para este Grand Slam. Su explicación también generó asombro. “Los de Uniqlo quizá me hayan dado unos 15 pantalones cortos. Camisetas solo me han dado 15 y se han quedado ellos con otras 10 o 15 más. De calcetines, lo mismo y el mismo número de cintas para la cabeza y muñequeras. En el pasado, era un poco excesivo. Siempre lo dije, no necesito 20 pantalones cortos. Con seis o siete está bien”, bromeó.

Además de Federer, Uniqlo viste al japonés Kei Nishikori y supo ser durante cinco años sponsor del serbio Novak Djokovic , quien en 2017 puso fin a ese vínculo para firmar con Lacoste.

En 2018, Federer fue el séptimo entre los deportistas con mayores ingresos a nivel global, con un estimado de 77,2 millones de dólares. De acuerdo con estimaciones de Forbes, facturó 12,2 millones en premios por su desempeño dentro de las canchas, y embolsó 65 millones por sus auspiciantes.

Sin embargo, Nike y Federer siguen conectados. En su primer partido en Wimbledon, y dado que Uniqlo no fabrica calzado deportivo, el suizo jugó con zapatillas de la empresa estadounidense y un diseño personalizado.

“No tengo un contrato por el calzado”, explicó Federer, y reconoció que explorará alternativas en el corto plazo. “Por el momento, seguiré usando zapatillas Nike. Ellos mostraron interés en hacer un acuerdo y los lazos no están rotos. Pero todo está abierto”, agregó el suizo.

A su vez, la firma de la pipa es titular de “RF”, la marca personal del suizo, en un modelo que Nike replicó con otros deportistas como Michael Jordan o Rafael Nadal. Este último punto, sin embargo, podría abrir la puerta a un conflicto, por la titularidad de sus derechos y la explotación comercial de su licencia.

“El logo de RF está en manos de Nike en este momento, pero volverá a mí. Espero que sea más temprano que tarde y que Nike ayude en ese proceso. Es algo muy importante para mí y mis fans. Son mis iniciales. Son mías. No será de Nike para siempre”, disparó Federer, que se divorció de Nike, aunque aún tiene que definir la división de bienes.

 

Bajaron las acciones de la pipa un 3%

El mundo de los negocios deportivos se sacudió cuando el suizo Roger Federer se mostró en Wimbledon, por primera vez, con indumentaria de la marca japonesa Uniqlo, dejando a la estadounidense Nike, que había sido su sponsor desde 1994.

Y la decisión de uno de los deportistas más influyentes del mundo se vio reflejada inmediatamente en los mercados. Una vez conocida la imagen del suizo con su nueva ropa, un efecto negativo inundó las acciones de Nike, que perdieron más del 3 por ciento en un día. Luego de alcanzar un pico de 79,13 dólares por acción, la cotización de los papeles bajaron a casi 77 en una sola jornada.

El vínculo entre Federer y la empresa deportiva fundada en Oregon, EE.UU, concluyó el 1° de marzo de este año. Desde entonces las especulaciones sobre el cambio de proveedor se esparcieron en el mundo del tenis, pero recién se supo del cambio de auspiciante al presentarse en el primer partido en Wimbledon.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios