Ciudad

Historias de San Cayetano

Fe intacta: algunos piden trabajo, otros agradecen

El Ciudadano recorrió la iglesia de Buenos Aires al 2100 y se encontró con Nélida, quien contó lo que viven con su marido y familia por la falta de un empleo, y con Carlos, quien en 53 años de herrero ve "que este es el peor de todos". Mientras, otros agradecen por mantener su sustento


Nélida y su marido se quedaron sin trabajo hace dos años pero la fe siga intacta. Fotos: Juan José García

“A dos semanas de la asunción de Macri, mi marido fue despedido de la distribuidora donde trabajaba porque empezaron hacer recortes. Un tiempo después yo también perdí el trabajo y en la actualidad estamos los dos desocupados. Nosotros tenemos 51 y 52 años y eso complica más la situación a la hora de conseguir empleo”. Con lágrimas en los ojos y un dolor que afloraba en cada palabra, Nélida contó lo que vive mientras se aprestaba a empezar hacer la fila para ingresar a San Cayetano acompañada por dos chicos de entre 7 y 10 años.

“En este momento vengo a pedir trabajo por la difícil situación que estamos atravesando, cada vez veo que hay más gente en San Cayetano pidiendo por lo mismo. Yo tengo la fe intacta, por eso también vengo a agradecer por la salud que tienen mis hijos”, agregó.

Carlos hace 53 años que es herrero y fue a San Cayetano para pedir trabajo, pero también agradecer por la salud: PH: Juan José García

A escasos metros de Nélida estaba Carlos con varias espigas de trigo en su mano y a punto de ingresar a la iglesia para pedir por pan y trabajo. “Hace 53 años que soy herrero de obra y este 2018 fue el peor que recuerde en materia de trabajo, nunca estuve tanto tiempo desocupado y las pocas changas que uno hace se las gasta enseguida”, describió con una voz casi quebrada por la situación.

“Pido salud y trabajo para todos, cada vez hay más chicos en la calle y se ve que mucha gente se quedó sin trabajo”, agregó.

Carlos también contó que todos los años realiza una promesa y este martes la volvió a cumplir. “Vengo caminando desde la zona sur, hago como una peregrinación, en agradecimiento por la salud de toda la familia”, culminó.

Gabriel visitó por primera vez a San Cayetano tras encontrar dos estampitas en un mismo día

El último de la fila era Gabriel, quien por primera iba a visitar a San Cayetano para pedir pan y trabajo, pero también para cumplir con una señal de la vida ya que en un día encontró dos veces la estampita del santo. “Hace un tiempo estaba trabajando y cuando levanto una reja me encuentro con la estampita de San Cayetano; el mismo día ayudo a un amigo a hacer la mudanza y me vuelvo a encontrar otra vez al santo. Por eso decidí venir por primera vez”, expresó el joven quien también contó que perdió el trabajo hace dos meses.

María es otra de las mujeres que fue a expresar su fe en San Cayetano

Con abrigo y varias espigas en mano, a punto de cruzar la reja para ingresar a la iglesia, María es otra de las mujeres que fue a expresar su fe y un reiterado pedido de los fieles: pedir por trabajo. “Siempre vengo a San Cayetano, en esta ocasión vengo a pedir trabajo que lo perdí hace dos meses. Soy muy fiel al santo y la fe es lo que mueve todo. La crisis es general, el trabajo lo perdí por otra circunstancia pero no hay que mezclar la política”, sostuvo.

Otros fueron para agradecer

Algunos van para pedir, pero otros que tienen trabajo van para agradecer y pedir por la familia, amigos o vecinos. El pan y el trabajo es el común denominador cada 7 de agosto.

“Estoy jubilado, pero vengo a pedir trabajo para toda la familia como todos los años. También hay que pedir por la salud para todos”, contó Carlos, quien ya se retiraba del lugar tras pasar por la capilla.

Celeste era otra de las tantos que fueron a San Cayetano para agradecer por el trabajo que tienen

En la misma línea se expresó Celeste, quien estaba esperando para agradecer por tener trabajo en estos tiempos: “Se pide por la familia para que nadie se quede sin trabajo”.

Elsira hace 12 años que tiene trabajo y va a San Cayetano siempre para agradecer. “El trabajo es el problema central que tiene el país”, cerró.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios