Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

Quince veranos en la ruta

Farolitos cierra el año con un concierto junto al río

Los rosarinos se presentarán este sábado, a partir de las 20, en el Galpón de la Música.


Farolitos cerró 2015 con un megaconcierto ante miles de personas en el Estadio Central Córdoba e inició un prolífico 2016 con gran empuje, consolidando lo que proyectó y que, ahora, a días de concluir un nuevo año, sigue siendo noticia. Es que este sábado, desde las 20, en el Galpón de la Música (Estévez Boero 980), los rosarinos celebrarán quince años de carrera rockeando junto al Paraná. Pero también, dos días más tarde, el lunes, recibirá una distinción a cargo del Concejo Municipal por su trayectoria y el compromiso cultural y social.

La banda liderada por Marcos Migoni (voz) y que completan Martín Jáuregui (guitarra), Leonardo Vega (guitarra y coros), Eduardo Dezorzi (bajo y coros), Ariel Ciccaleni (batería) y Lisandro Hedin (percusión) festejará quince años de carrera repasando su último disco, Fin zona urbana, que vio la luz en 2015 pero también haciendo un repaso por toda su discografía.

Las entradas anticipadas están a la venta en Amadeus Rock (Córdoba 1369, Local 9), La Daga Rock (San Martín 876, Subsuelo) y Club El Luchador (Lima 1350).

Fin zona urbana contiene géneros que Farolitos nunca había abordado, como es el caso de la murga, el candombe y el chamamé. “Tiene que ver con un recorrido que hizo la banda. Son géneros que escuchábamos desde chiquitos. En Rosario, por ejemplo, hay muchas radios de chamamé, y en lo personal fui a pescar toda mi vida y el chamamé sonaba en todos los ranchos al lado del río. La murga candombe tiene que ver con un tema que le hicimos al Club Central Córdoba; a los hinchas se les dice charrúas, que viene de la banda oriental y el ritmo que los identifica es la murga candombe; la fusión con los negros, la indiada y el criollaje de Uruguay nos devolvió ese ritmo. Rompimos totalmente con las ataduras, con las ortodoxias del rock. Pensar que una banda de rock tiene que tocar rock y nada más me parece hasta nefasto. Está bueno que los músicos sigan respetando el género que los juntó, pero también está bueno permitirse una apertura”, explicó Marcos Migoni días antes de aquella presentación del disco que, tras el show, opinó: “La gente respondió muy bien”.

Fin zona urbana es un cartel que indica la salida de una ciudad. Y es esa la razón por la que Farolitos eligió la frase como título de su disco. “Sentimos que necesitamos mostrar nuestro rock a todos los pibes, sobre todo en el interior del país, el Gran Buenos Aires. Poder salir un poco, pero siempre para volver”, supo confesar Migoni.

Fin zona urbana es el tercer disco de la agrupación. El material fue grabado en 2015 en los estudios Romaphonic y cuenta con la participación de Matías Belmonte, Sergio Peressutti, Ezequiel Choza Salanitro y Pablo Pino, entre otros.

Distinción

El lunes, Farolitos será “banda de rock distinguida”. Es que el Concejo Municipal, en una ceremonia que comenzará a las 17, les entregará ese título que ya ostentan, entre otros, bandas como Cielo Razzo. La iniciativa, a cargo de la concejala Celeste Lepratti del Frente Social y Popular, se sustenta en la “trayectoria” y el “compromiso” cultural y social que posee la banda. “Visto la trayectoria desarrollada por Farolitos como expresión emergente del rock local y en defensa de ese género musical; como también en representación de la canción que dice, la canción que urge, la canción necesaria; reivindicando la canción popular y promulgando la recuperación de diversos escenarios con un valioso aporte al semillero local”, se declarará músicos distinguidos a los integrantes de la banda en un acto público que se llevará a cabo en el recinto de sesiones del Palacio Vasallo (Córdoba 501).

Comentarios