El Hincha

Básquet

Faranna, un rosarino campeón en Italia

El interno que surgió en Estudiantil se consagró con Lamezia Terme en el ascenso del viejo continente.


Leandro Faranna logró el título y el ascenso en Italia.

La temporada de los rosarinos en el exterior fue inmejorable, con éxitos y buenas campañas para la mayoría de los jugadores y entrenadores que ofician de embajadores de la ciudad, pero en especial en el ascenso europeo, tierra siempre fértil para los éxitos, que en esta campaña regaló títulos para Alejandro Bortolussi en la Leb Plata de España, para Matías Príncipe en la C Silver de Italia (región Friuli) y para Leandro Faranna en la misma categoría (Calabria), aunque con el plus de haber conseguido hace apenas unos días también un ascenso extra a la B.

“En el ascenso de Italia existe la B, la serie C Gold, la C Silver y la Promoción. En mi caso me tocó jugar la C Silver, que es más o menos un campeonato provincial y que según la zona otorga diferente premio. Para nuestra región lo que daba era la chance de jugar un triangular por una plaza en la B, y cumplimos en pasar la etapa sin problemas, con mucha diferencia ante la mayoría de los equipos, y con una serie de playoffs. Nosotros terminamos con tiempo y esperamos tres semanas para disputar ese triangular en cancha neutral a todo o nada”, explica el Lungo pivot rosarino, con extensa experiencia en Argentina pero también en el ascenso europeo.

“Es una situación rara porque llegamos a jugar la definición contra equipos que a priori eran más fuertes que nosotros y por allí no veníamos con ese ritmo de competencia. Lo bueno fue que como nuestra zona era accesible, pude cuidarme de algunas lesiones y elegí parar en algunos partidos para llegar bien a las finales de nuestra zona contra Vis de Reggio Calabria, que ganamos 3 a 0 también con algo de suerte en el tercer juego porque el interno lituano de 2,08 metros del rival se rompió los meniscos y no pudo estar”, agregó el ex Estudiantil, Sportsmen, Alumni, Sanjustino, Sportivo Las Parejas y Atlético San Jorge.

Ya en tiempo del triangular, la cita fue en el PalaFiom de Tarento, y allí los rivales fueron San Nicola Basket Cedri (ganador de Campania) y Sutor Montegranaro (ganador de Marche). En apenas un par de días se definiría toda la temporada, por injusto que pueda parecer para estos tres elencos.

“Montegranaro fue el primer adversario, que venía de perder el duelo de apertura. Arrancamos mal y estábamos abajo por 16 en la primera parte, pero ya en el tercer cuarto lo remontamos, contuvimos mejor al americano de ellos y lo dimos vuelta”, repasa el rosarino, autor de una planilla con 16 puntos y 12 rebotes.

Llegaba el domingo, pero que lo cuente Leo: “Era un mano a mano contra Cedri, una final por el ascenso y ellos eran los candidatos por jerarquía y contaban con Linton Johnson, que jugó en la NBA (n. de la r. Chicago, San Antonio campeón en 2005, Nueva Jersey, Oklahoma, Nueva Orleans, Phoenix, Toronto, Charlotte) y en la primera de Italia y España, así que metían miedo”.

“Estábamos un poco relajados porque íbamos de punto, pero le sacamos buena diferencia en el inicio y la mantuvimos. Pudimos aguantar la reacción y fue prácticamente una hazaña para nosotros y nuestro público y una gran decepción para ellos”, resume Faranna, quien terminó con 11 rebotes y 5 tantos en la victoria ajustadísima por 57 a 56 que le dio el ascenso a Lamezia.

Tras el festejo, ahora llega el tiempo de meditar qué hacer en el futuro para Faranna, quien jugó en Gioiese, Licata, Erice, Paceco y Santeramo en el ascenso italiano, pero se ve, como muchos, perjudicado por la regla que no permite a los comunitarios jugar en la B de ese país.

“A fin de mes vuelvo a Rosario y allí lo pensaré tranquilo. Tuve una buena temporada y seguramente habrá ofertas. Veo bien la posibilidad de retornar a Italia, pero lo voy a analizar”, cerró el rosarino, que regresa con título y ascenso.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.