Política

Lesa humanidad

Familiares de Desaparecidos repudian libertad de represores

Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas Rosario repudiaron que casi un centenar de represores de la última dictadura integren un listado de presos en condiciones de abandonar las cárceles federales bajo los beneficios de la libertad condicional o la prisión domiciliaria.


El Tigre Acosta, al recibir una de sus condenas en 2017.

Casi un centenar de represores de la última dictadura cívico militar integran un listado de presos en condiciones de abandonar las cárceles federales bajo los beneficios de la libertad condicional o la prisión domiciliaria. El listado de 96 reclusos, en el que figuran genocidas tristemente célebres como Jorge “el Tigre” Acosta y el ex capellán castrense Christian von Wernich, fue elaborado por el Sistema Penitenciario Federal y enviado al Sistema de Coordinación y Seguimiento de Control Judicial de Unidades Carcelarias.

Entre esos presos sugeridos están El Tigre Acosta, jefe del Grupo de tareas 3.3.2 de la Escuela de Mecánica de la Armada (Esma), el mayor centro clandestino de detención de la última dictadura, y condenado a prisión perpetua. Los también represores de la Esma Carlos Capdevilla, Antonio Pernías y Adolfo Donda (tío y apropiador de la diputada nacional Victoria Donda), el ex agente de inteligencia Raúl Guglielminetti y el ex fiscal Gustavo Modesto Demarchi, también condenados a prisión perpetua. El listado continúa con Julio “el Turco Julián” Simón, ex agente de la Policía Federal y el primer represor condenado tras la nulidad en 2003 de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, y Cristian Federico von Wernich, ex capellán de la policía de la Provincia de Buenos Aires.

Organismos de derechos humanos advirtieron por ésta situación y expresaron su repudio a la liberación de los genocidas.

El siguiente es el comunicado de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas Rosario:

Por el derecho a defender nuestro derechos

En 1991, sacábamos desde FAMILIARES DE DESAPARECIDOS Y DETENIDOS POR RAZONES POLITICAS para todo nuestro país un fuerte repudio y una advertencia a los dichos de quien era presidente (Menem) y la peligrosidad de los hechos que se avecinaban. Los dichos eran relacionados con el olvido y la reconciliación para con los asesinos y desaparecedores de la dictadura militar que pregonaban desde el gobierno y la derecha.

Quedaba claro para toda la sociedad que el poder era uno solo y que era manejado por el poder político. Recurrimos a la movilización y al apoyo popular, a los poderes del estado para lograr la anulación de las leyes de impunidad. Exigíamos verdad y justicia y juicios a los asesinos de lesa humanidad, junto a los organismos hermanos.

Así aprendimos, junto a nuestros abogados que no puede existir ningún indulto ni disposición legal aplicable a conductas criminales que subsisten hasta el presente. Luego en este largo camino logramos con un gobierno democrático, que tomo la lucha por los DDHH como razón de estado, que en el Congreso fueran anuladas estas vergonzosas leyes y que la Corte Suprema de Justicia falle sobre su inconstitucionalidad y así el camino a la justicia del sistema quedo abierta, y dieron comienzo los juicios a los represores en las provincias.

Sin embargo el poder judicial y la composición de los jueces atentaron muchas veces contra el logro de justicia, no sólo para los familiares de nuestros Desaparecidos y encarcelados políticos sino para toda la sociedad y el mundo.

De haber sido un ejemplo para todos los países del mundo en materia de defensa de la necesidad intrínseca de memoria, verdad y justicia, nuevamente y a expensas del gobierno de turno (Macri) caracterizando una vez más su política autoritaria y por fuera de los valores indispensables para una sociedad, instruye a los jueces federales para que los genocidas, asesinos de lesa humanidad, puedan disfrutar cómodamente en sus casas de prisiones inventadas, porque para un asesino de estas características que sumieron de terror a los argentinos y a compañeros latinoamericanos su lugar, es la cárcel.

Con esta actitud demuestran las autoridades judiciales y políticas un profundo desprecio por la vida misma, porque una sociedad se construye con valores, derechos y obligaciones.

Queda cada vez mas evidenciado el proyecto de país que está llevando adelante este gobierno, con una justicia que avala su accionar poniendo en peligro permanente las bases de nuestro estado de derecho y nuestra democracia. No nos llama la atención porque a esto vinieron y dispuestos a cumplirlo hasta las últimas consecuencias No les interesa para nada las garantías democráticas del pueblo

Desde FAMILIARES DE DESAPARECIDOS Y DETENIDOS POR RAZONES POLITICAS ROSARIO, llamamos a las organizaciones políticas a mantenernos en alerta y movilización y exigimos al gobierno de la provincia y de la ciudad como nuestros representantes máximos político a expresarse en este aberrante y peligroso hecho de los genocidas en libertad en nuestra ciudad y nuestra provincia.

NO OLVIDAMOS. NO PERDONAMOS. NO NOS RECONCILIAMOS

Si te gustó esta nota, compartila