El Hincha Mundial

Brasil 2014

Faltó tan poquito


Si Gonzalo Higuaín no hubiera fallado esa oportunidad inmejorable en el arranque del partido o tal vez Rodrigo Palacio esa otra que tuvo en el primer tiempo suplementario. Ni hablar del clarísimo penal de Neuer sobre el Pipita que el árbitro italiano Nicola Rizzoli ignoró olímpicamente, tantos reproches, ningún consuelo.

La selección argentina al mando de Alejandro Sabella cayó en la finalísima ante Alemania, que se impuso por la mínima gracias a ese gol de Mario Gotze cuando parecía que la historia se iba a los penales, instancia en la que la Albiceleste llegaba agrandada tras eliminar nada menos que a Holanda en la instancia anterior.

Sin brillar nunca y con lo que podían aportar Messi y Di María en ofensiva, al equipo de Pachorra le bastó para meterse en el partido decisivo luego de superar sin sobrarle nada una fase de grupos bastante accesible con Bosnia y Herzegovina, Irán y Nigeria.

En octavos necesitó suplementario para despachar a Suiza y en cuartos le alcanzó con un tempranero gol de Higuaín. Higuaín, el hombre que tuvo la apertura del marcador en sus pies luego de un grosero error de Neuer, y que en lugar de mandarla a guardar de frente al arquero, la tiró increíblemente afuera, sentenciado la suerte de una Argentina que aguantó hasta donde pudo la clara supremacía germana, que también llegaban afilados tras triturar 7-1 al anfitrión Brasil.

Se escapó por poco el título, ese que no se daba desde 1986, cuando Diego Armando Maradona brilló en tierras aztecas. Hace cuatro años en el vecino país lo que faltó fue un poco de suerte ¡y mejor puntería en los pies del Pipita!

El entrenador campeón: Joachim Low


A pesar de que nunca dirigió en la Bundesliga, fue sorpresivamente designado en 2004 para ser el ayudante de Jurgen Klinsmann, a quien sucedería tras el Mundial 2006. Tercero en 2010, la Federación le renovó la confianza para Brasil y la apuesta dio sus frutos.

La figura: Thomas Muller (Alemania)


El polifuncional jugador surgido en el Bayern de Munich fue el alma de un equipo que arrasó en casi todas sus presentaciones. Como volante o bien como atacante, Muller estaba en toda la cancha y terminó el certamen como goleador del campeón con cinco tantos.

El goleador: James Rodríguez (Colombia)


El ex Banfield tuvo una destacada actuación en Brasil y se despachó con seis tantos en misma cantidad de partidos. Uno de los dos goles que le marcó a Uruguay en el triunfo cafetero por los octavos fue elegido el mejor de todo el torneo.

La perla negra: Luiz Scolari (Brasil)


El hombre que había conducido a Brasil a la gloria en 2002 tuvo la difícil misión de armar un equipo que no jugó las Eliminatorias por ser anfitrión. Y todo venía muy bien hasta el histórico 1-7 con Alemania.

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios