Policiales

probaba un audi a 130 kim/h

Fallo polémico: 5 años al mecánico que atropelló y mató a un cadete

Al día siguiente al siniestro, se llevó a cabo la audiencia imputativa a Smith en la que el juez Juan Andrés Dónolla aceptó la figura solicitada por la fiscal Piazza iglesias de “homicidio simple con dolo eventual”.


“Es una mierda”. “La Justicia es una mierda”. Gritos de dolor e impotencia se escucharon este miércoles en la sala de audiencias del primer piso de los Tribunales provinciales de Rosario cuando los jueces condenaron a 5 años de prisión y 10 de inhabilitación para conducir a Juan Carlos Schmitt, el mecánico que atropelló y mató al cadete Damián Orgaz mientras probaba un Audi a 130 kilómetros por hora en la zona oeste de la ciudad.

La bronca y el desconsuelo de los familiares de la víctima fatal, de 26 años, que se desplazaba en moto a metros de su casa cumpliendo con su trabajo de cadete de un bar, marcaron el juicio desarrollado este miércoles en los pasillos de los Tribunales provinciales. Los magistrados que emitieron el fallo son Rodolfo Zvala, Gustavo Pérez de Urrechu y Raquel Cosgaya.

Los fiscales Florentino Malaponte y Valeria Piazza Iglesias habían solicitado el delito de homicidio culposo con dolo eventual, pero el tribunal consideró sólo el homicidio culposo y aplicó la pena máxima prevista para esa figura del artículo 84 del Código Penal: cinco años de prisión efectiva.

La noche fatal

El día el 31 de marzo de 2016, cerca de las 20.30, Schmitt probaba un Audi TT en Río Negro y Campbell, en la zona oeste de la ciudad. Iba a 130 kilómetros por hora y embistió a una moto Yamaha YBR que conducía Orgaz.

El joven motociclista, de 26 años, fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca), donde murió como consecuencia de las heridas sufridas.

Al día siguiente, se llevó a cabo la audiencia imputativa a Schmitt en la que el juez Juan Andrés Donolla aceptó la figura solicitada por la fiscal Piazza iglesias de “homicidio simple con dolo eventual”.

Donnola le fijó a Schmitt la prisión preventiva por 30 días y se le adjudicó el delito de Se trata de una figura legal inusual para siniestros de tránsito, pero el juez Dónnola, entendió que el conductor, a bordo de un Audi TT, no desconocía el peligro y los riesgos en las que circulaba por dicha zona. Sin embargo, la historia de este miércoles fue otra.

 

Si te gustó esta nota, compartila