Región

había partido del aeroclub rosario

Falleció un paracaidista en Alvear


Un hombre falleció este sábado, aproximadamente a las 15.30, tras despegar del Aero Club Rosario, ubicado en la localidad de Alvear, para lanzarse en paracaídas.

La víctima fue identificada como Arturo Julio, de 51 años y domiciliado en Rosario. Según fuentes judiciales que investigan el caso, se trata de una persona con más de 20 años de experiencia que, incluso, armó él mismo el equipo con el que se lanzó. El fiscal de Homicidios Culposos Walter Jurado está a cargo de la pesquisa, en la que se ordenó un peritaje sobre el paracaídas para intentar determinar si el mismo se abrió o experimentó alguna falla.

Algunos testigos, que sin embargo no quisieron refrendar su versión ante los investigadores,  mencionaron una aparente maniobra confusa con el pilotillo (auxiliar que abre el paracaídas principal), un enredo de cuerdas o problemas con el paracaídas de reserva.

El Aero Club Rosario, en cuyo predio cayó el paracaidista, está ubicado en el kilómetro 290 de la ruta 21, a la altura de Alvear, y es una institución histórica y de referencia como escuela de pilotos.

Otras tragedias

Las muertes en las prácticas de paracaidismo tienen dos antecedentes que tuvieron amplia repercusión pública en la provincia.
Uno ocurrió hace casi una década cuando el instructor Rogelio Montana, de 41 años, y el aprendiz Alfredo Maidagan, de 24, estaban unidos por un arnés y protagonizaron un accidente cuando les falló el paracaídas.
La tragedia ocurrió el 10 de junio de 2007 a las 16.30 en el aeroclub de la ciudad de Cañada de Gómez, ubicada a 72 kilómetros al oeste de Rosario.
Las fuentes policiales indicaron que la dupla de rosarinos se subió a una avioneta Cessna 182, y a la altura de 3.500 metros se lanzaron.
Al abrirse el paracaídas, a los 2.500 metros, comenzó a girar convirtiéndose en una especie de embudo, ambos cayeron en un campo de la estancia Del Sel y fallecieron en el acto por traumatismo de cráneo. El lugar se encontraba a 2.000 metros del aeroclub.

En Esperanza

El otro trágico accidente sucedió el 24 de agosto de 2010 en la Club Escuela de Paracaidistas Santa Fe, situada en el Aeródromo Esperanza.
Ese día, la víctima, Cristian Visconti, con domicilio en la capital provincial, practicaba saltos de rutina cuando una fuerte ráfaga de viento lo obligó a hacer un giro que lo precipitó a unos 1500 metros.
A raíz del impacto, Visconti sufrió fracturas múltiples por lo que fue trasladado de urgencia al hospital José María Cullen, donde falleció un día después debido a la gravedad de las heridas.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios