Edición Impresa, Policiales, Últimas

Falleció un convicto apuñalado en una pelea entre vecinos

Tenía 26 años y estaba internado en el hospital Eva Perón, tras haber sido herido el viernes en Empalme Graneros.


Un joven de 26 años falleció en la mañana de ayer a raíz de una puñalada en el abdomen que había recibido casi 30 horas antes en una pelea con vecinos de la zona de Empalme Graneros. Fernando Iván Anriquez había ingresado por sus propios medios al hospital Alberdi cerca de las 3.30 del viernes, pero la herida se complicó y fue derivado al Eva Perón de Granadero Baigorria, donde perdió la vida. La Policía identificó a dos sospechosos que al cierre de esta edición eran buscados.

Fuentes del caso dijeron que la pelea tuvo lugar la noche del jueves pasado en inmediaciones de pasaje Quito al 2500, sector donde vivía la víctima junto con su mamá y dos hermanos.

Al parecer, el joven se encontraba acompañado de amigos tomando algo, cuando entrecruzó palabras con dos vecinos que pasaron por el lugar y que más tarde volvieron con la intención de seguir la pelea, pero esta vez con armas blancas entre sus ropas.

“No sabemos el móvil de la pelea, pero estimamos que las diferencias venían de antes”, dijo un vocero policial.

El pesquisa agregó que los dos presuntos agresores están identificados a raíz de distintos testimonios recolectados en el barrio que los sindicaron como los homicidas.

Según los datos, el autor material del crimen es un hombre de 35 años, mientras que un muchacho de 20 que lo acompañaba también era buscado por la Policía, que al cierre de esta edición se disponía a realizar una serie de allanamientos ordenados por la jueza de Instrucción Roxana Bernandelli, que lleva adelante la causa. Ninguno de los dos tiene antecedentes penales, apuntó uno de los voceros.

El joven asesinado estaba cumpliendo una condena de tres años de prisión por un delito contra la propiedad pero ya había recuperado la libertad y se encontraba en la etapa condicional, con la concurrencia al penal los días sábados para firmar su salida transitoria, dijo una fuente policial.

La investigación está a cargo de la Brigada de Homicidios, la comisaría 20ª, con jurisdicción en la zona, y del juzgado de Instrucción de la 1ª Nominación a cargo de Roxana Bernandelli.

Dos muertos, un mismo apellido, ninguna vinculación

Un homicidio registrado a comienzos de junio en el mismo barrio tuvo como víctima a otro Anriquez, aunque como no tendrían vínculo sanguíneo hasta ahora no hay relación alguna entre ambos casos.

La muerte anterior ocurrió cerca de la medianoche del pasado 8 de junio, cuando Juan José Anriquez, de 33 años, salió de su casa, ubicada en inmediaciones de José Ingenieros al 2600, para “ir a comprar cigarrillos”, según contó en su momento la madre de la víctima. Pero apenas se asomó a la vereda recibió seis tiros y se murió en los brazos de su madre, quien reclamó justicia y apuntó a dos muchachos de la zona como los autores del hecho.

Dos días antes la muerte le había rondado. Pero esa vez pudo zafar. Es que el miércoles 6, cuando salió de su casa a buscar unas velas ya que la zona se había quedado sin luz, fue atacado a tiros por dos muchachos en moto. Tres plomos le hirieron el brazo, por lo que fue atendido en el hospital Alberdi. Cuarenta y ocho horas más tarde fue asesinado.

Comentarios