Edición Impresa, Policiales

Violencia

Falleció en el Clemente Álvarez uno de los baleados en Año Nuevo

Un hombre que había sido gravemente herido en la puerta de la casa de un familiar, donde recibió varios impactos de bala, falleció ayer en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, en tanto que su primo, que estaba junto a él y también recibió dos plomazos en las primeras horas del Año Nuevo, continúa internado, pero su vida no corre peligro.


Un hombre que había sido gravemente herido en la puerta de la casa de un familiar, donde recibió varios impactos de bala, falleció ayer en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, en tanto que su primo, que estaba junto a él y también recibió dos plomazos en las primeras horas del Año Nuevo, continúa internado, pero su vida no corre peligro.

El hecho tuvo lugar en barrio Ludueña y ambos fueron hospitalizados. La peor parte se la llevó Juan Jesús Godoy, quien fue trasladado de urgencia Heca y, tras agonizar dos días, falleció ayer como consecuencias de las heridas recibidas, de las que no se repuso. El otro herido en las mismas circunstancias, su primo, se recupera en el mismo centro de salud.

El crimen se produjo en la madrugada del 1º de enero, cuando un grupo de personas estaba en la puerta de una vivienda en Liniers al 300 bis. En el lugar se encontraban, además de la víctima fatal, Juan Jesús Godoy, su primo y la novia de éste, quien se domicilia allí.

En un momento pasó un automóvil por el lugar –fuentes coinciden en que era un Peugeot pero no en el modelo– y desde el interior dispararon municiones de grueso calibre.

Algunos de los proyectiles impactaron en Godoy, de 38 años, por lo que fue derivado primero al hospital Carrasco y de allí al Clemente Álvarez, en estado desesperante con múltiples heridas en el abdomen y piernas. El hombre fue ingresado a terapia intensiva, pero la gravedad de las lesiones finalmente ocasionó su deceso.

Por su parte, el primo recibió un balazo en el brazo y otro en el tórax. Ayer permanecía internado, y su estado de salud era estable.

Los investigadores desconocían los motivos de la agresión, y no había trascendido si los disparos partieron de una sola arma o no. La investigación está a cargo del Fiscal de Homicidios Dolosos, Ademar Bianchini.

Viejas deudas

Según refirió una fuente de la Fiscalía, la víctima había purgado una condena judicial. Además, reveló que en agosto de 2006 se allanó una vivienda en Garzón al 1200 bis donde se detuvo a Godoy con una ametralladora FMK3. La fuente remarcó que el joven con una condena da en 2001 a 5 años por robo calificado.

¿Testigo en peligro?

Luís Alfredo Godoy tenía 41 años en febrero de 2013, cuando fue asesinado en la puerta de su casa de Barra al 1100 bis, en Empalme Graneros. Según refirieron fuentes policiales el hombre se resistió al robo de su celular y de una riñonera y, en el intento, recibió varios disparos de arma de fuego en su abdomen y piernas. La secuencia se produjo ante los ojos de su hermano, Juan Jesús Godoy, quien fue testigo de todo. Si bien su familia lo trasladó al Hospital Eva Perón, murió poco después de ingresar.

Comentarios