Edición Impresa, Policiales

Falleció el policía Mansilla

El cabo, que fue gravemente herido anteayer durante un intento de asalto a un supermercado chino, murió ayer por la tarde en el Hospital de Emergencias. Hasta el momento no hay detenidos por el hecho.

El cabo primero Eliseo Ramón Mansilla, de 36 años, falleció en la tarde de ayer luego de estar 28 horas internado en gravísimo estado en el Hospital de Emergencias. El policía había sido herido cerca del mediodía de anteayer durante un intento de asalto a un supermercado chino de Virasoro al 2100. Si bien hay una imprecisa descripción sobre el presunto autor del disparo y la moto en la que huyeron, por el momento no hay detenidos.

Mansilla había ingresado pasado el mediodía de anteayer al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, luego de recibir un disparo en el ojo mientras estaba en el interior del supermercado Nini, ubicado en inmediaciones de Virasoro y bulevar Oroño.

Por la gravedad de su lesión, compañeros de Mansilla, que llegaron rápidamente al lugar, lo trasladaron en un patrullero hasta el Heca: “Si no lo salvaban en el Heca, no lo salvaban en ningún lado”, refirieron anteayer en el lugar del hecho.

Durante la noche, fuentes del hospital indicaron que su estado era irreversible, ya que Mansilla tenía muerte cerebral, por lo que era inminente su deceso. Finalmente falleció cerca de las 17.30 de ayer, y el juez de Instrucción en turno ordenó la necropsia, que se estaba realizando al cierre de esta edición.

En tanto, fuentes del caso indicaron que no había demasiadas pistas sobre el hecho. “Si bien hay una descripción y quien entró en el supermercado lo hizo a cara descubierta, no hay muchas precisiones”, refirió el vocero.

Mansilla, de 36 años, había resultado gravemente herido pasado el mediodía de anteayer, durante un intento de asalto a un supermercado de capitales orientales ubicado en inmediaciones de Virasoro y bulevar Oroño. El cabo, que no vestía de uniforme, estaba en el lugar con su hija de 10 años, a quien un rato antes había ido a buscar a la escuela.

Una versión indicaba que el policía estaba en el lugar comprando, aunque su casa está ubicada unas 30 cuadras al sudoeste del supermercado; mientras que otra sostiene que realizaba tareas de custodia en el lugar y que estaba con la menor porque no tenía con quién dejarla.

Sostenida en esas dos versiones, una hipótesis indicó que Mansilla estaba entre las góndolas cuando escuchó entrar a una persona y amenazar a la cajera. Cuando se asomó, vio al ladrón con un arma en su mano, por lo que fue hasta la entrada del supermercado, pero no alcanzó a identificarse ya que el asaltante le disparó en la cara y luego se dio a la fuga en moto.

La otra hipótesis es que el agente, que prestaba servicio en la seccional 17ª, pero desde hace poco más de dos meses estaba con carpeta médica, cumplía un servicio adicional no reconocido por la UR II y estaba en el fondo del comercio guardando los útiles escolares de su hija cuando ingresó el ladrón armado. La secuencia posterior es idéntica: el policía caminó hasta el frente, pero no alcanzó a pronunciar palabra, ya que recibió un disparo en el ojo.

La investigación está en manos de las secciones Judiciales, Homicidios e Inspección 3ª de la Unidad Regional II.

Comentarios