Por la web

Piden que baje una app

Facebook Kids: “No responde a una necesidad, la crea”

Un centener de organizaciones le pidió a Mark Suckerberg en una carta que discontinúe la aplicación de messenger lanzada hace poco y que la compañía promociona como más segura para los chicos, porque sus padres pueden monitorearla.


Más de un centenar de organizaciones y personas defensoras de los derechos infantiles le pidieron este martes al CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, que retire del mercado la aplicación Messenger Kids, dirigida a menores de 13 años, al advertir sobre los peligros de las redes sociales para los niños. Desde la compañía justificaron la nueva herramienta en la necesidad de los padres de regular el acceso de sus hijos a la mensajería de la red. Los críticos le respondieron: “No responde a una necesidad, sino que crea una” porque atrae a chicos que de otra manera no tendrían sus propias cuentas.

En una carta abierta publicada en el sitio de la commercialfreechildhood.org, se alertó que una gran cantidad de investigaciones demostró que “el uso excesivo de los dispositivos digitales y las redes sociales son dañinos para los niños y adolescentes, por lo que es muy probable que esta nueva aplicación (Messenger Kids) socavará el desarrollo saludable de los chicos”.

La herramienta había sido presentada a principios de diciembre por Facebook en versión de prueba (beta) para los Estados Unidos. En esa ocasión, se explicó que la idea de la app era brindarle a los padres un mayor control acerca de la actividad de sus hijos en la red social. Y, dijeron, con contenidos “apropiadamente seleccionado para niños”. Para ello, los padres tenían que descargar la aplicación en sus dispositivos y autentificar la cuenta con el nombre de usuario y contraseña del adulto.

“Esto no creará una cuenta en Facebook al niño ni tampoco le dará acceso a la cuenta asociada del adulto”, aseguraba la plataforma. La presentación de la herramienta despertó preocupación en varias organizaciones pese a las promesas de la compañía, por lo que un centenar hizo causa común para pedirle a Zuckerberg que la “discontinuara”.

“Los niños más pequeños simplemente no están listos para tener cuentas en las redes sociales. No tienen la edad suficiente para navegar por las complejidades de las relaciones online, que a menudo conducen a malentendidos y conflictos incluso entre usuarios adultos”, sostiene la carta. Sus firmantes consideran que Messenger Kids “no responde a una necesidad, sino que crea una”, y señalan que atrae principalmente a chicos que de otra manera no tendrían sus propias cuentas en redes sociales.

El texto no cuestiona el hecho de que Facebook implemente estrategias de seguridad, pero va a fondo con la oposición: “Incluso si estas protecciones son efectivas, es probable que el impacto de la aplicación en las familias y la sociedad sea negativo, al generalizar el uso de las redes sociales entre chicos y generar una presión para que los niños se registren en su primera cuenta”.

Hasta el momento, Facebook no salió a contestar en público, ni siquiera contestó en privado a los objetores de la app.

El CEO de la manzana sorprendió

Hace unas semanas, el CEO de Apple, Tim Cook, había expresado su deseo de que su sobrino no tenga presencia en redes sociales, luego de conocerse los resultados de una encuesta británica que revelaron un aumento de la desconfianza de las personas respecto de Facebook, Twitter y YouTube. “No tengo un hijo pero sí un sobrino al que le pongo algunos límites”, le dijo Cook a un periodista del diario británico The Guardian, durante un evento sobre programación en Harlow College, en el condado de Essex. “Hay algunas cosas que no permitiré. No quiero que estén en redes sociales”, afirmó.

El ejecutivo no dio detalles sobre la edad de su sobrino, pero en una entrevista de marzo de 2015 había mencionado que tenía 10 años en ese momento.

Lo que dice la ley en EE.UU.

La ley de Protección de Privacidad Online para Niños de los Estados Unidos (Coppa, por sus siglas en inglés) impone restricciones a la información que las empresas de tecnología pueden recopilar sobre menores de 13 años, y muchas compañías de redes sociales excluyen, en consecuencia, a los usuarios más jóvenes de sus servicios.
Pero en noviembre pasado, el regulador de comunicaciones del Reino Unido (Ofcom, por sus siglas en inglés) reportó que el uso de redes sociales por parte de menores de edad estaba en aumento, lo que provocó que la organización Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad hacia los Niños (Nspcc) acusara a Facebook, Instagram y Snapchat de “hacer la vista gorda” al problema.

Maneja Apple y no quiere que el sobrino tenga redes sociales

Si te gustó esta nota, compartila