Ciudad

Crisis y caída en las ventas

Fábrica textil rosarina cerró, dejó a 20 obreros en la calle y liquida todo

Es la empresa La Mar. Se espera que en los próximos días también bajen las persianas de los locales comerciales y otros 10 trabajadores sean despedidos


Se espera que en los próximos días también bajen las persianas de los locales comerciales.

La fábrica de indumentaria La Mar cerró sus talleres de producción y dejó a unos 20 obreros sin trabajo. Se espera que en los próximos días también bajen las persianas de los locales comerciales y otros 10 trabajadores sean despedidos. Los involucrados reclaman sueldos atrasados y denuncian que los titulares de la firma no dan respuestas.

Diego, un empleado de la firma desde el año 2002, contó en declaraciones a la emisora local Radio 2 que en los últimos tres días se presentaron a trabajar y encontraron las puertas de los talleres textiles cerradas.

La firma La Mar se dedica a la producción de ropa informal desde el 2002. Tiene locales en calle Mitre entre Rioja y Córdoba, San Martín al 5300, Ayacucho al 5500, Mendoza y Alsina y Villa Gobernador Gálvez.

Desde la Asociación Empleados de Comercio relataron a El Ciudadano que el local de venta al público de Mendoza y Alsina ya tienen carteles de 50 por ciento de descuento por liquidación por cierre definitivo.

En el gremio también confirmaron que los trabajadores ya fueron al Ministerio de Trabajo de la provincia a reclamar el pago de sueldos, aguinaldo y bono de fin de año. Pero sostienen que los dueños no aparecen.

“Los titulares son María Laura y Marcos, un matrimonio que vive en Pueblo Esther pero ahora no aparecen ni contestan los mensajes”, se quejó Diego.

En el perfil de Facebook, la firma La Mar detalla que “desde sus comienzos en el 2002, se propuso el desafío de incorporar diseños de alta gama y calidad en sus productos para el tiempo libre”.

“La Mar, se posiciona hoy en el mercado como principal referente en el rubro, logrando una enorme expansión de su cadena comercial en los últimos años”, agregaron los fabricantes.

Comentarios