Policiales, Últimas

A juicio

Extraditaron a Pato Cabrera desde Brasil para juzgarlo por violencia de género

Estaba preso en Río de Janeiro luego de ser capturado por la Interpol por no presentarse a una audiencia preliminar en una causa que inició su ex pareja por lesiones, hurto y amenazas de muerte. El campeón de golf será trasladado el sábado a Córdoba donde seguirá detenido hasta el juicio.

Cabrera fue extraditado este martes desde Brasil.

El golfista Ángel “Pato” Cabrera fue extraditado este martes por Interpol desde Brasil, donde se encontraba detenido desde enero pasado, para ser juzgado en la provincia de Córdoba por violencia de género y amenazas, denuncias radicadas por una ex pareja del deportista de profesión policía.

Cabrera, 51 años y considerado uno de los mejores jugadores suramericanos de golf, fue trasladado a territorio argentino por integrantes de la fuerza dependiente de la Policía Federal desde una cárcel de Río de Janeiro hasta la ciudad Foz de Iguazú.

Allí permanecerá detenido hasta el próximo sábado que será llevado a la provincia de Córdoba, donde será alojado en el penal de Bouwer hasta ser juzgado por la jueza Mónica Traballini, de la Cámara 2° del Crimen, bajo la acusación de la fiscal Laura Battistelli.

Amenazas de muerte

Fuentes judiciales informaron que en el juicio enfrentará dos causas acumuladas. Una por lesiones leves calificadas y amenazas, y otra por lesiones leves calificadas y hurto, ambas radicadas en 2017 y 2018 por su ex pareja policía Cecilia Torres Mana. Y se espera que durante el juicio se acumule otra denuncia radicada por la misma mujer el pasado 5 de mayo, mientras esperaba la extradición, por amenaza de muerte.

La causa principal fue elevada a juicio y por evadir esa acción penal Cabrera terminó detenido. Es que el golfista no se presentó a la audiencia preliminar, que se realizó de forma virtual, y además viajó en un avión privado a Estados Unidos para participar de un torneo de Golf, lo que agravó su situación y motivó un pedido de captura internacional de la Interpol que lo apresó en Brasil.

La detención del ganador del US Open 2007 y del Masters de Augusta en 2009 se produjo el 14 de enero pasado en una dependencia federal de Río de Janeiro, donde fue ubicado por Interpol luego de la emisión de un alerta roja para su captura internacional.

Según su abogado defensor Carlos Hairabedian, “Brasil concedió el pedido de la Argentina para traerlo, él aceptó voluntariamente ser trasladado a Córdoba, de manera que facilitó el trámite”.

El letrado agregó en declaraciones al canal de noticias TN que su cliente “no se escapó a ningún lado: fue a jugar torneos como profesional que es. Los tenía previsto con anterioridad y entendía que no había ninguna prohibición para salir del país porque ya en otra oportunidad lo había hecho mientras se tramitaba la causa”.

En ese sentido, consideró que “las denuncias vienen desde hace tiempo y él estaba excarcelado porque los hechos que se le atribuyen son insignificantes, son lesiones leves. Se ha hecho una novela de algo sin ninguna importancia y todo por no haber estado en el momento en el que lo citó la Justicia”, agregó el abogado de Cabrera.

Pero Torres Mana no es la única mujer que lo denunció. Según publicó el diario Clarín, otras dos ex parejas del golfista también dieron cuenta de haber sufrido maltratos físicos, psicológicos y amenazas por parte de Cabrera.

Así se refirieron a Silvia Rivadero, la ex esposa y madre de dos de sus hijos, que lo denunció por amenazas. Y a Micaela Escudero, con quien Cabrera mantuvo una relación de dos años y también lo denunció por amenazas y coacción.

Demoras por pandemia

Cabrera, que este lunes fue sometido a los controles médicos de rutina y arribaría a Córdoba recién el próximo sábado, fue extraditado ahora debido a que los meses anteriores fue imposible por las restricciones impuestas por la pandemia.

Según las fuentes, hasta el sábado no lo trasladarían a Córdoba debido al mal clima que retrasó el viaje, por lo que permanecerá detenido en la División Unidad Operativa Iguazú.

Comentarios