Edición Impresa, País

Extraditan a represor oriental

La Policía brasileña entregó a las autoridades argentinas al coronel retirado uruguayo Manuel Juan Cordero Piacentini, acusado de participar de actos represivos en territorio nacional en la década de 1970

El represor, de 71 años, fue trasladado en ambulancia desde Uruguayana a la frontera.
El represor, de 71 años, fue trasladado en ambulancia desde Uruguayana a la frontera.

El coronel retirado uruguayo Manuel Juan Cordero Piacentini, acusado de participar de actos represivos en territorio argentino en la década de 1970, en el marco del denominado Plan Cóndor –que coordinó la represión de las dictaduras militares en el Cono Sur–, fue extraditado ayer a la Argentina, según informó a la AFP la oficina de la Policía Federal brasileña en Río Grande do Sul, en el sur de Brasil.

La extradición de Cordero Piacentini había sido decidida el martes pasado por la Suprema Corte brasileña, pero la medida fue postergada porque los abogados del represor alegaron que su estado de salud aconsejaba que permaneciera hospitalizado en la ciudad brasileña de Santana do Livramento, en la frontera con Uruguay.

“Este sábado, Cordero Piacentini fue sometido a un examen médico y trasladado en ambulancia a la ciudad de Uruguayana –frontera con la Argentina–. Allí, después de otros exámenes, fue entregado a una ambulancia con agentes de la Policía Federal Argentina”, dijo a AFP un vocero de la Policía Federal de Brasil. Según la fuente, el traslado de Cordero Piacentini, de 71 años, a Uruguayana para su entrega a las autoridades argentinas fue posible porque “el hospital donde se encontraba recibió un compromiso de las autoridades argentinas de que continuarían el tratamiento”.

Más tarde, la Policía Federal brasileña dijo en un comunicado: “Se entregó al fin de la mañana de hoy a las autoridades argentinas al militar uruguayo retirado Manuel Juan Cordero Piacentini, en cumplimiento de la orden de extradición determinada por el Supremo Tribunal Federal (STF)”.

Nacido en Montevideo el 15 de setiembre de 1938, Cordero Piacentini ingresó al Arma de Artillería en 1951 y llegó a ser coronel del Ejército uruguayo.

Desde antes de 1973 integró los cuadros de Inteligencia coordinando con la asociación criminal Alianza Anticomunista Argentina (Triple A), que estaba a cargo de José López Rega durante los gobiernos de Juan Domingo Perón y María Estela Martínez de Perón.
Cordero Piacentini, alias “303” y “Manolo”, está acusado de ser uno de los responsables de la desaparición forzada del uruguayo Adalberto Soba, ocurrida en 1976 en la Argentina, en el marco del Plan Cóndor. Pesan también sobre él acusaciones de secuestro de opositores políticos y participación en el asesinato de dos parlamentarios uruguayos, el senador Zelmar Michelini y el diputado Héctor Gutiérrez Ruiz, en mayo de 1976 en Buenos Aires.

Uruguay también había pedido a Brasil la extradición de Cordero Piacentini por violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura en ese país (1973-1985), pero la Justicia brasileña se decidió por enviarlo a la Argentina, que es donde se cometió el delito del que se le acusa.

Tras permanecer prófugo durante años, Cordero Piacentini, ex coronel y agente de inteligencia del Ejército uruguayo, fue detenido en febrero de 2007 en Santana do Livramento a pedido de la Justicia argentina y posteriormente también solicitado por Uruguay.
Originalmente estaba previsto que Cordero Piacentini fuera entregado a las autoridades argentinas el pasado martes, pero el ex militar dijo que no se sentía bien y pidió la presencia de un cardiólogo. Un médico determinó su hospitalización y con ello el proceso quedó detenido hasta ayer.

Comentarios